'Se necesita una economía más diversificada'

'Se necesita una economía más diversificada'

05 de julio 2012 , 12:00 a.m.

Clemencia Arango Restrepo Especial para EL TIEMPO "En algún momento en Colombia se perdió el sentido de lo que es el interés general y hubo un deterioro de las costumbres políticas, que viene desde los años 70 y que coincide con el narcotráfico, y entramos a vivir en la selva.

Predomina la lucha por intereses privados".

El exministro Carlos Caballero Argáez se refiere así a los acontecimientos políticos de las últimas décadas en el país. Desde hace seis años, dirige la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes, donde se forman directivos para el gobierno, se investigan los problemas y se estimula el debate en áreas como la salud, la educación, la economía y la justicia. ¿Qué herramientas tiene el país para enfrentar esta situación de deterioro? Algo está muy mal en la educación de la gente en Colombia, y de la gente que va para el gobierno. En los Andes tenemos, por ejemplo, programas para formar a senadores y representantes, pero estos hechos que ocurren son muy frustrantes. ¿Qué responsabilidad cree que tuvo realmente el Gobierno en la aprobación de la reforma de la justicia en el Congreso? El Gobierno tiene una responsabilidad grande, pero el país la tiene toda. Este es un espectáculo que habla de que el país está muy mal, porque no es posible que los magistrados, las cortes influyeran para que les alargaran el periodo y la edad de jubilación. Se supone que son personas de la más alta reputación y de los más altos valores éticos. Los señores magistrados no tienen la capacidad ética para estar en una corte.

¿Cuál es la salida? Hundida la reforma, se debe analizar seriamente, técnicamente, qué impide que la justicia funcione en Colombia. Si es un problema de plata, de formación de gentes, de tecnología, de corrupción. Yo no creo que los colombianos seamos malos por naturaleza ni que seamos mafiosos por naturaleza. En cuanto a la Constitución, no creo que haya que hacer una asamblea constituyente. La Constitución que se hizo hace 20 años se ha reformado tantas veces que ya no se sabe qué es lo que dice. Se debe hacer un buen estudio de qué quedó de ella hoy en día. En la reforma de las regalías le metieron fórmulas matemáticas; no puede haber una Constitución con fórmulas matemáticas. Y en la reforma de la justicia que se acabó de hundir, terminaron con la separación de poderes. Me parece que hay que hacer un alto en el camino y decir: hagamos algo serio, algo políticamente serio. Tiene que ser mediante un consenso nacional, como se hizo el Frente Nacional, o con un plebiscito.

¿Las redes sociales podrían tener un rol en este sentido? Las redes sociales tienen un papel importante que cumplir. Pueden presionar mucho, promover, obligar, porque son la expresión de la ciudadanía y son un fenómeno nuevo que la política tiene que reconocer. ¿Cree que el marco jurídico para la paz del Gobierno encierra aspectos positivos? Está bien tener un marco para la paz, pero hay que hacer la tarea. En Colombia no acabamos las tareas: hacemos leyes y reformas y marcos. Hay que acabar de tener mejores condiciones y garantías de seguridad. No excluyo la posibilidad de llegar a un acuerdo político con la guerrilla, pero creo que se requiere trabajar todavía más por el lado de la seguridad y tener seguridad en todos los puntos de la nación. Adicionalmente, no se puede gobernar con base en obsesiones. La obsesión de acabar con el Consejo Nacional de la Judicatura inspiró una reforma de la justicia, y mire lo que pasó. Y dicen que el Presidente está obsesionado con ser el Presidente de la paz. Entonces, la obsesión lo lleva a promover el marco, pero antes deben acabar de hacer esa tarea. Creo que para ello tienen muy buenas condiciones, y el Ministro de Defensa está empeñado en garantizar la seguridad. ¿Son justificadas las críticas que dicen que al Gobierno le ha hecho falta la política de seguridad democrática del presidente Uribe? Creo que el Gobierno ha seguido con lo de la seguridad. El primer ministro de Defensa no fue bueno, por el error grande de pensar que al finalizar el gobierno de Uribe estaba resuelto el problema. Y hubo complacencia durante un año y se deterioró la situación de seguridad y salió a flote que el problema no estaba resuelto. Ahora, antes de cualquier cosa, hay que resolverlo.

¿Cómo? Hay que continuar dándole fuerza al Ejército y estimularlo; es importante la reforma del fuero militar. No me parece un buen estímulo hablar de paz cuando tenemos soldados luchando en todas las regiones del país por lograr la seguridad. Eso lo que hace es desmoralizar.

¿La corrupción se multiplicó en los últimos años o es que ahora hay más controles? Claro que ha aumentado. Fenómenos como el 'carrusel' de la contratación de Bogotá o como la corrupción de la justicia son impensables para personas de mi edad. Es impensable que los magistrados trabajando dos años o una semana tengan derecho a una pensión. Hay que ver qué produjo todo esto. El país ha tenido un problema muy serio que fue el fenómeno del narcotráfico, que no se puede olvidar. Pero sí ha habido un detrimento tremendo de los valores que posiblemente tiene como raíz el narcotráfico y la educación que es de muy mala calidad.

¿Qué ha hecho que Colombia no se desarrolle? No creo que el problema de Colombia sea falta de plata, sino falta de capacidad de acción. Me han dicho que el Gobierno no hace obras porque el Estatuto Anticorrupción es muy fuerte y cualquier cosita los puede llevar a la cárcel. Antes se podían hacer las obras, bien o mal hechas. Me gusta una frase que no es mía: "Este gobierno tiene poder, pero no tiene fuerza". Tiene poder, los medios, el Congreso, unas magníficas relaciones internacionales, convoca; pero no tiene fuerza, no hace las cosas.

Se dice que la economía en Colombia ha mejorado. ¿Qué aspectos se deben cuidar para no retroceder? La economía está bien, la imagen del país por fuera es mucho mejor, pero debemos tener cuidado porque la economía está más globalizada y lo que pase en el resto del mundo, Estados Unidos, Europa, la China, nos afecta más rápidamente. Necesitamos una economía más diversificada, no podemos depender solo de la minería, el carbón, el petróleo y el gas. Por ejemplo, la agricultura y el café están mal, aunque la industria manufacturera, no tanto.

La apertura de hace 20 años nos obligó a competir y a ser más eficientes. Las empresas y la economía son más eficientes hoy, aunque con grandes deficiencias. Colombia era un país cerrado y solo tenía una infraestructura mínima para el mercado interno entre Bogotá, Cali, Medellín. Ahora, lo prioritario es la infraestructura. Hoy, el país, los pensadores, Planeación, el sector privado y las universidades tienen que crear soluciones a los problemas del país hacia el futuro. ¿Cuáles ve usted? La industria nueva va a tener que localizarse en las costas, y seguramente se tendrán que reubicar industrias de Bogotá o Medellín para irse a Cali o la costa Caribe. Hay problemas graves para enfrentar, como son la salud y las pensiones. La población va a envejecer, va a haber menos gente joven y los costos de la salud van a aumentar, y va a haber más gente vieja que requerirá salud y pensión. El medio ambiente no es un asunto menor, y se está acelerando y profundizando. Hay gente que dice que no se puede hacer nada, pero, por otro lado, estamos los que pensamos que se deben hacer cosas. En síntesis, la salud, las pensiones, la educación, la pobreza, la desigualdad y el medio ambiente son problemas del siglo XXI. Hay mucha gente estudiando y es la función de la universidad; tratamos de hacerlo, pero nos falta mucho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.