EL SEÑOR PRESIDENTE SERÍA UN EVANGÉLICO

EL SEÑOR PRESIDENTE SERÍA UN EVANGÉLICO

El nuevo presidente será conservador y sustituirá el 14 de enero al demócrata cristiano Vinicio Cerezo. Cualquiera de los dos candidatos que se enfrentan en esta segunda vuelta defenderá una ideología conservadora de centro. El favorito, según las encuestas, es Jorge Serrano, un ingeniero eléctrico, evangélico, de 45 años. Jorge Carpio, su contendor, es un periodista y empresario católico de 58 años.

06 de enero 1991 , 12:00 a. m.

Estas son las segundas elecciones democráticas después de cincuenta años de gobiernos militares. En ellas pueden participar 3.2 millones de guatemaltecos. Unos 3.2 millones de guatemaltecos están convocados para elegir hoy al nuevo Presidente de la República, entre los conservadores Jorge Serrano y Jorge Carpio, quien asumirá su cargo el 14 de enero.

El vencedor se convertirá en el segundo presidente electo desde 1985, cuando fue elegido Vinicio Cerezo, después de cincuenta años de gobiernos militares.

Los dos candidatos medirán sus fuerzas al no haber alcanzado mayoría de votos en los comicios celebrados el 11 de noviembre pasado. Carpio, periodista y empresario católico, de 58 años, ocupó el primer lugar con el 25.70 por ciento; mientras que Serrano, ingeniero eléctrico evangélico, de 45 años, alcanzó el 24.28 por ciento.

Carpio ha advertido a la población del peligro de una confrontación religiosa si Serrano, como lo señalan las encuestas, gana la Presidencia.

Serrano promete que hará un Gobierno de unidad nacional y buscará la paz del país, mientras que Carpio ofrece luchar contra la delincuencia y sacar de la miseria a los más de nueve millones de habitantes de Guatemala.

Carpio es un empresario de la prensa y tiene su propio diario, El Gráfico, considerado como el segundo en importancia del país. Disputó la Presidencia en 1985 con el actual mandatario, con quien llegó hasta la segunda ronda.

Después de la derrota, se convirtió en el principal líder de la oposición, desde la cual mantuvo vigencia durante cinco años lanzando constantes ataques y críticas a la administración de Cerezo. Ante la perspectiva de una derrota hoy, Carpio anticipa que jamás claudicará en la política y deja entrever que optaría por la Presidencia nuevamente en los comicios de 1996.

Serrano es un dirigente de derecha que maneja con facilidad un lenguaje populista. Luego del golpe de Estado dirigido por el general Efraín Ríos Montt contra el general Romero Lucas, en 1982, Serrano fue llamado a presidir el Consejo de Estado, organismo que cumplió funciones legislativas en el régimen de facto.

En 1985, fue candidato a la Presidencia por la coalición del Partido Revolucionario (PR) y el Partido Democrático de Cooperación Nacional (PDCN), alcanzando la tercera posición en esos comicios.

Después creó su propio partido, el Movimiento de Acción Solidaria (MAS), que tuvo poco crecimiento en tres años por lo que se le concedían escasas posibilidades de triunfo en estas elecciones. No obstante, tres semanas antes de la primera vuelta, irrumpió con fuerza en el panorama electoral y aprovechó el impedimento a la candidatura que tuvo el general Ríos Montt por su pasado golpista, en momentos que todas las encuestas favorecían al militar.

Serrano obtuvo un importante triunfo en la capital, lo que le permitió pasar a la segunda ronda. Tiene cinco hijos, uno de los cuales fue electo diputado el 11 de noviembre.

En 1987 fue nombrado representante de los partidos políticos de oposición en la Comisión Nacional de Reconciliación (CNR), creada por los acuerdos de paz centroamericanos Esquipulas II. En marzo pasado suscribió en Noruega los Acuerdos de Oslo con la comandancia de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), que han servido para entablar conversaciones entre la guerrilla y diversos sectores políticos y sociales guatemaltecos.

El proceso electoral finalizará después de una serie de acusaciones, ofensas personales y demandas judiciales entre los dos candidatos, cuyos equipos de trabajo han protagonizado una verdadera campaña negra, según bautizo de la prensa.

Serrano demandó judicialmente esta semana a Carpio por difamación, injuria y calumnia, y le advirtió que irá a la cárcel por manchar su nombre.

De otro lado, el presidente declaró el viernes en Honduras que Serrano es más idóneo que su contendiente para trabajar por la paz regional. Durante su gobierno, Cerezo salió librado de cuatro intentos de atentado.

Ayer, el arzobispo de Guatemala, Próspero Penados del Barrio, exhortó a los guatemaltecos a votar. Advirtió que el no votar es dejar el lugar a aquel que uno no quiere que gane . Agregó que durante la campaña los candidatos lo único que demostraron es que les interesa llegar a la Presidencia, pero no para servir al pueblo, lo que es lamentable porque pierden su civismo y honor .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.