LOS ANALFABETOS EN LA CONQUISTA

LOS ANALFABETOS EN LA CONQUISTA

Una entrevista de Cambio 16 a Octavio Paz le preguntan: Un escritor colombiano, Germán Arciniegas, ha afirmado recientemente en México que América fue colonizada por analfabetos del Renacimiento. Y contesta: Y esa es una definición histórica? No todos eran analfabetos. Cortés era un buen escritor. Si se dice eso debemos a dos analfabetos dos obras fundamentales de la literatura americana y española: Cartas de Relación de Hernán Cortés y Verdadera Historia de la Conquista de México, de Bernal Díaz del Castillo. Lo de los analfabetos, no es cuento mío. Es cosa de Díaz del Castillo. En la Verdadera historia de la conquista de México es él quien salta a decir cómo la conquista no es obra de los caudillos, como dice Solís, sino de los soldados. Yo diría que algo de esto hay que verlo en todo lo de América. Y en esto talvez quien está más de acuerdo conmigo, después de Díaz del Castillo, es Octavio Paz. Claro que había quienes sabían escribir como Hernán Cortés, como Díaz del Castillo, c

05 de marzo 1992 , 12:00 a.m.

Aquí mismo en la Nueva Granada el jefe de los alzados que fundó a Santafé, Jiménez de Quesada, fue tan gran letrado que escribió en este Santafé de los Andes o en Suesca la más conmovedora defensa de Carlos V. Y yo creo que fue el modelo humano en quien se inspiró Cervantes para escribir el Quijote. Son relaciones que surgen de ese espíritu de rebeldía muy castellano, muy comunero, tan bien expresado por el Quijote cuando instruyendo a Sancho le dijo que por la libertad se podía dar la vida, lo mismo que por la honra. Los rústicos que cuidaban puercos en Extremadura llegaban acá a ponerlo en práctica lo mismo que los vascos o que los gallegos. Pero sin necesidad del alfabeto. Que era lo que demostraba Díaz del Castillo en la verdadera historia de la Nueva España.

Lo que trae de cultura hispánica el analfabeto no tiene aplicación en América. El sabe sembrar trigo y aquí le toca sembrar papa. El sabe amasar harina de ese grano para hacer pan y aquí le toca hacerla de maíz para tortillas y entre cultivar yuca y podar viñas hay una diferencia de cultura del campo, tan grande, que el español pasa a ser llamado americano. Eso que está en los textos de historia, viene a convertirse en una realidad social. Todo en América es diferente. Y lo curioso es que el hombre de las tortillas, del bohío, de la canoa, del lagarto, de la iguana, del armadillo, viene a elaborar una cultura que lo lleva a cosas que no son las que trajo de España sin que entre esas estuviera ni mucho menos el alfabeto.

Este hombre de la yuca y la tortilla a los muy pocos años de estar en Santo Domingo, empieza a producir textos increíbles que modifican la jurisprudencia, la religión y el gobierno del mundo europeo. He seguido con mucha atención la vida de Bartolomé de Las Casas, reconstruida con un cariño que casi me hace llorar por el novelista español José Luis Olaizola y lo he visto salir de su encomienda en Cuba donde estaba entregado a la vida pecaminosa de los encomenderos, siendo clérigo, para volver a La Española y robustecer ese cristianismo americano que estaban sembrando Fray Pedro de Córdoba y Montesinos como reacción contra el crudo Santo Oficio que en España proclamaban los inquisidores asando judíos y azotando moros. Este ejemplo me ha aclarado el milagro de la cultura americana. Se abre paso para llegar a percibir la voz de los indios y darle cuerpo a una nueva lengua castellana.

El obispo Zumárraga entró a México quemando libros. Era el hombre del alfabeto en la mágica región de los libros escritos en imágenes. No sabía que la lengua hablada que estaba uniendo por primera vez en un idioma recién llegado desde México hasta la Patagonia, llegaría en 300 años a darle a un indio el poder de decir el respeto al derecho ajeno es la paz , con lo cual reduciría a cenizas la arrogancia del viejo mundo. El alfabeto en las manos del hombre de América, también iba a ser, además, otra cosa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.