DE 11 MUERTOS SERÍA MASACRE EN DABEIBA

DE 11 MUERTOS SERÍA MASACRE EN DABEIBA

Aunque no hay confirmación oficial, la matanza ocurrida el 31 de diciembre en Dabeiba (Antioquia), podría llegar a once víctimas, según los campesinos de la zona.

06 de enero 1997 , 12:00 a.m.

Por lo pronto, está confirmada la muerte de cuatro personas, dos de ellas indígenas, otras cuatro desaparecidas y tres sobrevivientes que esperan ser rescatados.

Según los campesinos, la masacre fue ejecutada el pasado 31 de diciembre por paramilitares en la vereda Tascón, de Dabeiba, en el Urabá antioqueño.

Ayer fueron hallados los cadáveres de los indígenas Francisco Domicó, de 24 años, y Joaquín Domicó, de 32, candidatos al cabildo mayor de Dabeiba y a promotor de salud rural, respectivamente.

Los indígenas embera eran miembros de la comunidad de Nendó, que recientemente se declaró neutral en el conflicto armado entre paramilitares, Ejército y guerrilla, que azota la región de Urabá.

Los cuerpos de los indígenas, decapitados y mutilados, fueron hallados en la carretera Dabeiba-Mutatá, en la vereda Tascón, ubicada a una media hora de la cabecera de Dabeiba.

Alvaro Sinigui, secretario del Cabildo Mayor indígena de la zona, explicó que la noticia de la muerte de sus compañeros la recibieron el viernes, pero se demoraron para rescatar los cadáveres por las dificultades para transitar por la carretera, debido a los derrumbes y la presencia de la guerrilla.

Jesús Ramírez, consejero de Asuntos Indígenas de Antioquia, rechazó los continuos ataques de paramilitares contra indígenas, que en los últimos dos meses han dejado cinco víctimas.

Con los cadáveres de los dos indígenas, son ya cuatro los cuerpos hallados en similares circunstancias, después de que comenzó a crecer el rumor de la masacre.

Los muertos El primero de los cadáveres fue encontrado el viernes por los familiares de Octavio Jiménez Restrepo, de 54 años, que se arriesgaron a recorrer cuatro horas de camino a pie, hasta la finca La Esperanza. Allí hallaron el cuerpo sobre una mecedora, con heridas de machete en el cuello y el tórax y en estado de descomposición.

Los familiares de Jiménez escucharon las denuncias de los campesinos según las cuales el 31 de diciembre un grupo de hombres armados habría asesinado a por lo menos ocho personas.

Uno de los familiares que participó en el rescate dijo que había visto dos cadáveres en la carretera y que la gente hablaba de otros que habrían sido lanzados al río.

El múltiple crimen ocurrió en el mismo sector en donde recientemente la guerrilla bloqueó durante 15 días la vía a Urabá, un avión de la FAC se siniestró, 14 deslizamientos de tierra impiden el tránsito de vehículos, el Ejército trata de hacer contacto con los insurgentes del 34 frente de las Farc y el suministro de energía permaneció suspendido 19 horas, entre la noche del sábado y la tarde de ayer en Chigorodó, Carepa, Apartadó, Necoclí, Turbo y San Pedro de Urabá.

La Brigada XVII, las alcaldías de Dabeiba y Mutatá, la Cruz Roja y la Policía de Urabá reconocieron que habían escuchado los rumores de la masacre y desplazaron personal a la zona para constatar el hecho y hallar a las posibles víctimas.

El sábado, bajando por el río Sucio, en el sitio Llano Rico del corregimiento Riosucio de Chocó, fue encontrado el cadáver de un menor de 15 años, que presentaba múltiples heridas en el tórax con machete y estaba en estado de descomposición. El cuerpo fue llevado al Hospital de Mutatá.

Voluntarios de la Cruz Roja de Apartadó que realizan labores de búsqueda de las víctimas en la zona, informaron que se encuentran desaparecidos Heriberto Cartagena, administrador de la finca La Esperanza; Jesús Antonio Oquendo Puerta, un menor de tres años y Heriberto Higuita, un morador de la zona.

Según los voceros de la Cruz Roja, en la zona a la que ha sido difícil tener acceso, se encuentra Norely Domicó, con dos niños pequeños quienes están vivos, atemorizados y esperan ser rescatados porque no se atreven a salir.

Estamos tratando de sacar a la señora con los niños y a las personas muertas para que hagan el levantamiento , dijo la vocera del organismo de socorro.

Voceros de la XVII Brigada informaron que continúan tratando de brindar seguridad a los trabajadores que intentan retirar los deslizamientos de tierra para abrir la vía.

Mientras no encontremos los cadáveres, no se puede hablar de que hubo una masacre. Sacamos la patrulla desde ayer, pero son 80 kilómetros para caminar , dijo un oficial tras referirse al hallazgo de los dos cuerpos en la vía, que al parecer eran los de los indígenas.

Para el alcalde de Dabeiba, Gabriel Eduardo González Velásquez, ya no hay duda de que hubo una masacre y reconoce que será muy difícil encontrar los cadáveres porque hace tres semanas hay combates en la zona.

Ya no hay dudas de que hubo una masacre, pero estamos bloqueados , dijo el mandatario.

La Alcaldía suspendió las labores educativas en diez escuelas, donde se atendía a 200 niños, desde hace tres meses. Unas 60 familias del área rural se han desplazado a la cabecera municipal de Dabeiba.

Las incursiones de paramilitares y de la guerrilla son continuas en el lugar.

El 17 de diciembre las Farc lanzaron panfletos en los que prohibían el tránsito de vehículos hasta el 6 de enero. Según el Alcalde, hace unos ocho días circuló otro volante en el que la agrupación autorizaba el paso; no obstante, un bus, un camión, un taxi y una grúa fueron quemados en la vía Dabeiba-Mutatá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.