Secciones
Síguenos en:
UN GUARDIÁN DE NUEVO EN PIE

UN GUARDIÁN DE NUEVO EN PIE

Piratas y corsarios de tiempos coloniales se enfrentaron a este armazón de piedra, hermano del Castillo de San Fernando de Bocachica. Construido entre 1752 y 1759 sobre una obra original de Juan de Herrera, tenía 28 cañones, cuerpo de ocho bóvedas para oficiales, cuerpo de guardia, cuarteles para tropa, cocina y aljibe. En 1752 Antonio de Arévalo le hizo una escollera hacia el interior y hacia el puerto.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Aún se conservan dibujos de galeones, cañones y espadas realizados hace casi 250 años por los soldados.

Los años y los fuertes oleajes que trazan los grandes barcos fueron acabando sus defensas submarinas. En 1968 el historiador español Juan Manuel Zapatero dirigó la restauración que alargó su vida diez años más. Pero el no mantenimiento trajo más deterioro. La fortaleza perdió muros originales y estuvo a punto de hundirse.

Un convenio entre Colpuertos, la pasada adminsitración del Ministerio de Obras Públicas y la compañía Noero Arango lo restauró de nuevo con una inversión de 240 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.