Secciones
Síguenos en:
LA NUEVA FORTALEZA ECONÓMICA

LA NUEVA FORTALEZA ECONÓMICA

Se empeña la burocracia de la Comunidad Económica Europea en hacerle creer a la opinión internacional que el régimen adoptado para controlar las importaciones de banano, desafiantemente discriminatorio contra América Latina, constituye un avance hacia el libre comercio, por cuyos beneficios debemos estar reconocidos. Es un vano esfuerzo en el que se han comprometido especialmente los españoles, que sin tener grandes intereses en el asunto, se convirtieron en los portaestandartes de la discriminación a ultranza. Candorosamente, quienes compartimos su lengua, supusimos que podrían ser los voceros de una solución intermedia, conciliatoria de las aspiraciones comerciales de los productores de las ex-colonias y territorios europeos, y las de América Latina. Pero ellos encontraron más útil hacer causa común con la posición irreductible de los franceses.

Lo cierto es que el esquema adoptado que hará gran daño económico y social a nuestros países trasciende en mucho el propósito legítimo de proteger las producciones nacionales o de las ex-colonias. En un tema especialmente sensible, como el del banano, las comunidades europeas han querido dejar clara su prepotencia para decidir, sin oír voz distinta que la de sus propios intereses. Es la notificación perentoria de que no hay por encima de esas conveniencias, organización internacional, regulación de comercio o principio de mercado multilateral, que valga. Ya, en anteriores ocasiones, han desatendido los pronunciamientos del GATT, para que se acomoden a determinadas prácticas comerciales. Así que la estrategia no es nueva.

Ahora se han tomado la libertad de ignorar olímpicamente a productores, exportadores y comercializadores del Continente, mediante un esquema ingeniosamente malévolo (diabólico lo ha llamado nuestro ministro de Comercio Exterior). Porque la verdad tal vez no dicha con suficiente claridad es que a Latinoamérica no se le asignó una cuota en el mercado bananero de la comunidad.

Se autorizó sí, a los importadores europeos, a llevar fruta de nuestros países, en un volumen de hasta dos millones de toneladas con un arancel del 25 por ciento, y uno prohibitivo, del 180 por ciento para lo que supere este contingente. Pero el derecho de llegar con la fruta a los mercados de la comunidad, no es de la industria bananera de acá. Es de los europeos, que pueden importarla o no, según sus conveniencias, y hacerlo de los países que mejor les parezca. Así la llave o el garrote de las importaciones de Centro y Suramérica, está en manos de los europeos. Hablar, en tales condiciones, de una cuota concedida a nuestro Continente, es apenas una ficción.

Entre Importadores Europeos e Importadores Tradicionales , se quedaron con nuestros mercados, gracias al esquema de administración de las cuotas , que constituye una desembozada agresión comercial. Para paliarla se ofrecen alternativas que se mueven entre lo irónico y lo agraviante. Por ejemplo, donativos para los productores damnificados, a efectos de que diversifiquen sus cultivos. Se les excluye del mercado de un producto en el que son altamente eficientes por costos y calidades y se les sugiere que diversifiquen, para dejar el espacio a quienes están muy distantes de esa eficiencia y a los intereses comerciales que se mueven en el seno de las comunidades europeas.

Lo acontecido perjudica de manera especial a la industria bananera colombiana, que carece de la fuerza comercial de las grandes transnacionales americanas y que no tiene la condición de Importador Tradicional ni Europeo . No obstante, es el mayor exportador a la comunidad y está en sus mercados desde hace 25 años.

Ojalá el GATT, y la actitud decidida de Alemania, logren frustrar los designios de la nueva fortaleza económica, cuyo lema es Europa para los europeos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.