Secciones
Síguenos en:
LAS RAZONES DEL ATENTADO AL HIJO DE MIGUEL R.

LAS RAZONES DEL ATENTADO AL HIJO DE MIGUEL R.

Las razones del atentado contra William Rodríguez Abadía, el hijo del capi de capi Miguel Rodríguez Orejuela, y su trágico saldo de seis víctimas mortales, habían sido hasta ahora un misterio para la opinión pública.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de octubre 1996 , 12:00 a. m.

Entonces se especuló, con base en una comunicación anónima, que esa acción en las propias calles de Cali y a plena luz del día, era el comienzo de una Operación Exterminio contra los Rodríguez Orejuela, en represalia por traicionar a gente muy importante de la cúpula del cartel y entregar a Chepe Santacruz .

Ahora trascienden tres comunicaciones telefónicas realizadas 24 horas después del atentado, 25 de mayo último, entre Miguel Rodríguez y el entonces fugitivo cuarto hombre del cartel de Cali, Hélmer Pacho Herrera.

Las comunicaciones, que interceptó inteligencia electrónica del Bloque de Búsqueda, revelan que los vientos de guerra surgieron como resultado de un tenebroso ajuste de cuentas entre hombres de la mafia, y pone en evidencia que hay capos más poderosos que los propios jefes del cartel de Cali.

Un hombre, El Señor del Overol , de quien Miguel Rodríguez dice que es más peligroso que el mismo Pablo Escobar y las autoridades conocen poco, exigía claridad en la contabilidad.

Rodríguez le pide ayuda a Pacho Herrera para que hable con el enigmático personaje y le diga que por Dios!, donde haya el más mínimo detalle en esa contabilidad que haya que explicarse, se explicará diez veces .

En tono dramático, Herrera le contesta: ...yo ya no valgo nada, porque yo estoy muy perseguido y estoy muy jodido... poco puede hacer, ya no tenemos amigos.. ya no hay ni un solo peón .

La verdad le dice Herrera es que yo no quiero morir, ni quiero que me maten a mi familia, muchos menos a gente que no tiene nada que ver en esto... pues esto es muy grave, lo que ha pasado es una cosa que descoja a cualquiera. Yo anoche hablé con ese señor. Le dije, mire yo estoy incondicionalmente con el que tenga la razón .

La siguiente es la transcripción completa de las comunicaciones entre Hélmer Herrera (HH) y Miguel Rodríguez (MR): Estos resultaron peores que Pablo PRIMERA CONVERSACION HH: Aló? MR: Qué hubo? Ola compita, como está? Qué alegría oírte.

HH: Pues muy aburrido, pues, descojonado .

MR: De todas maneras me mucha alegría oírte, hermano.

HH: Sí, es muy importante.

MR: Cómo está su mamá y la demás gente? HH: Bien, bien, bien... sí señor, gracias a Dios, pues muy acabados porque pues nos llegó la roya.

MR: Usted no crea, usted sabe que siempre hay abusos, y hay cosas no cierto. Te acordás de el chiquito ese hermanito del otro. (Lalo). El inmediatamente salió fue a solidarizarse no es cierto? Nosotros le creemos, cierto? Lo que no sé es hasta dónde, por El Negro él sepa cómo están las cosas.

HH: Sí, estamos acabados. A ver yo le digo: Lo mejor que hay en la vida es la paz, sí o no? MR: Claro.

HH: Más como estamos...

MR: Todo el mundo no quiere sino eso.

HH: Sí... Como está usted, como está el otro señor, como estamos todos.

MR: Sí señor.

HH: Pero hay cosas muy graves. Yo creo que lo mejor que ustedes pueden hacer es sacar a todo el mundo, menos a las mujeres.

MR: Sí.

HH: O ustedes las sacan? MR: Sí, señor.

HH: Eso aunque haya paz, eso lo mejor es eso... Aló, aló. Pues yo veo la cosa muy difícil y pues lo que ha pasado es muy grave, no.

MR: Muy grave, sí señor.

HH: Entonces yo digo pues que les tiren a ustedes, pues yo no le veo problemas a ustedes. Esos son unos bandidos y sabemos las consecuencias, cierto? MR: Sí señor. Sí, sí.

HH: Pero es que a la familia no se le puede tirar... Aló MR: Pues yo estaba diciendo que estos resultaron peor que Pablo Escobar.

HH: Aló, aló. Un momentico. Es que este teléfono... como estoy por acá lejos... Aló? MR: Sí señor...

HH: A Pablo Escobar usted vio que se le respetó teniéndole ubicada toda su gente Sí o no? MR: Vuelvo y le digo: estos resultaron peor que Pablo.

HH: Un momentico. Aló. Espere me muevo un momentico.

MR: Lo que yo le digo es que estas personas resultaron peor que Pablo...

HH: Sí. Entonces lo que hay que hablar es con ellos, ellos son nuestros amigos también y yo no se qué buscan, cierto? MR: Sí señor.

HH: La verdad es que yo no quiero morir, ni quiero que me maten mi familia, muchos menos a gente que no tiene nada que ver en esto. Pero pues esto es muy grave, lo que ha pasado es una cosa que descojona a cualquiera. Yo anoche hablé con este señor. Le dije, mire yo estoy incondicionalmente con el que tenga la razón, cierto?.

MR: Hablaste con quién? HH: Con el que usted sabe, pues.

MR: Con quién? HH: Con... con... con el señor...

MR: El del Overol? HH: Sí. Yo le dije, mire, la verdad es que yo estoy incondicionalmente con lo que sea justo y pues yo ya no valgo nada, porque yo estoy muy perseguido y estoy muy jodido, cierto? MR: Sí señor.

HH: Pero a mí siempre me ha gustado que donde yo tenga ver, pues que se respeten las cosas y yo creo que estoy de acuerdo que si los señores le han faltado a ustedes pues le tiren a él. Y es que ellos están haciendo algo mal hecho contra todo el mundo pues yo me pongo de parte de la razón, no? MR: Claro. Claro.

HH: Entonces le dije, pero yo lo que no creo que sea justo es que se le tire a la familia. Claro que eso fue una conversación muy somera y muy mala porque, pues usted sabe que por teléfono, no? MR: Sí señor.

HH: Entonces le dije, yo creo que debemos de ser pues, pensar con cabeza fría. Ellos acusan de que es que ustedes los han estado sapiando.

MR: Oiga! HH: Pues yo sé que no...

MR: Esa es la cosa más infame que pueden sacar, lo más infame...

HH: Pues es que eso no necesitamos ni decirlo. Yo le dije: si usted prueba eso yo me pongo de parte suya.

MR: Yo mismo me le pongo...

HH: Sí. Yo mismo me le pongo de parte suya incondicionalmente como siempre hemos sido.

MR: Sí.

HH: Pero la verdad, eso deben de haber pruebas y empezar a cometer esos actos así es muy verraco. Entonces yo lo único que le digo es que estamos en la sin salida.

MR: Cierto.

HH: Con cabeza fría, con cabeza caliente, como usted quiera pensarlo, estamos, se puede decir muertos y el problema más que todo es con la familia. Yo lo único que le digo es que yo qué puedo hacer, yo estoy muy jodido, yo inclusive estaba pensando en lo que usted sabe, cierto? MR: Sí señor.

HH: Yo no sé ustedes qué han pensado. Yo les mandé a preguntar y...

MR: Lo que yo quisiera poderte entender es con claridad, es que si este señor del Overol ... él está diciendo que las cosas son así, que eso es así...

HH: El por medio de este del que usted sabe, El Chupasangre . Por qué el oye a él. Hasta cierto momento no? Lo de ayer eso no lo sabía sino... cuando a él lo mandaron llamar a las 2 de la tarde dizque pa pedirme una consulta y eso sucedió como a la una o una y media.

Entonces cuando él llegó allá le dijeron que no, que eso ya lo habían echado pa lante. Entonces ahí no hay ninguna oída ni ninguna cosa. Ahí no están oyendo ni pidiéndole consentimiento a nadie.

MR: Sí, claro.

HH: Entonces, yo creo que lo mejor es hablar con él y decirle, pues que cuál es el papel, cuál es la cosa y que...

MR: Es que no hay excusa. Eso es lo más absurdo, lo más absurdo que tú te podás imaginar en la vida. Eso fue una cosa que se clarificó y quedó todo totalmente claro, claro. Y no sé cuál es el interés de eso.

HH: Pues estamos jodidos.

MR: Esperate un minutico, un minutico.

HH: Vea que no sepa nadie, por favor.

MR: Cómo se le ocurre! No se preocupe por lo más mínimo. Lo que pasa es que por aquí está cerca el hermano.

HH: Vea acuérdese de lo que... Cómo hiciera? Yo les voy a mandar una carta de lo que yo pienso y lo que debe ser.

MR: Sí señor.

HH: El lunes. Y yo quiero pedirles, por favor, de que eso lo rompa, lo rompan inmediatamente. Solamente para ustedes dos.

MR. Sí señor.

HH: Ustedes sabe quién son yo. Yo no necesito decirles ni esto, pues.

MR: No, no, tranquilo nosotros sabemos, hombre.

HH: Lo único que le digo es que yo no le veo solución a esto. Yo no le veo... no pa peliar, porque nosotros no podemos pelear ahora, cierto? MR: Sí señor.

HH: Yo lo que quiero es que miremos a ver la forma de que esta gente caiga en razón.

MR: Pero vea, una de las personas que más puede hacer eso es usted, me entiendes? HH: Pero es que mire, por ejemplo, a mí me llamaron y me dijeron que había una posición de paz, cierto? MR: Sí claro.

HH. Eso fue anteriormente, cierto? MR: Eso hace un mes.

HH: Sí, y que yo era el aval o que yo era parte de eso, cierto? MR: Sí señor.

HH: Yo siempre lo que he buscado es que no haya envidia, ni guerra, porque uno bien jodido y con más frentes de gente que le está haciendo daño a uno, y más que vengan a pagar gente que no tiene ni siquiera la mínima relación de nada con uno. Entonces, pues yo dije que yo sé lo que hago y que si era la posición de ustedes pues también era la mía.

MR: Sí señor.

HH: Además que yo era amigo de ellos, cierto?. Siempre los hemos respetado y siempre nos hemos distinguido por decir que la verdad es que antes nos había faltado como más acercamiento.

MR: Sí señor.

HH: Bueno, pero ahora con lo que pasa con esto del hijo, pues eso lo deja a uno de otra pieza.

MR: Muy aburrido, sí señor.

HH: No, no pues aburrido no, lo deja es descojonado , porque es que eso es muy verraco, porque eso no puede ser así. A no ser que por ejemplo, este muchacho, que yo se que no, que este muchacho les estuviera haciendo daño.

MR: En lo más mínimo, por Dios que no.

HH: Yo sé que no.

MR: Lo poquito que ha hecho es únicamente tratar de servir en las cosas que benefician comúnmente.

HH: Entonces vea, yo le dije a este señor que eso... que si iban a tirar, que les tiraran a ustedes dos, cierto? MR: Claro.

HH. Que les tiraran a ustedes dos, pero que a la familia por favor no. Que porque llegó un pasquín en el que dicen un poco de barbaridades...

MR: Ese es el cuento desde hace tiempos.

HH: Entonces, yo no sé. Yo no sé cuál es la posición de ustedes. Yo no le veo a eso nada, porque mañana otro pasquín y entonces dicen que son ustedes y vuelven y le matan otro hijo.

MR: Sí señor.

HH: Porque es que prácticamente lo mataron.

MR: Sí señor.

HH: Entonces lo que hay que hablar, yo no sé. Ahora como le digo, nosotros no estamos en posición de nada, de nada. Inclusive yo le dije a este señor, eso es contraproducente.

MR: Perdón, usted sabe quiénes son los que sacan provecho de eso? HH: No, es contraproducente porque todo bandido ahora le va a tirar a secuestrar a alguien, la mamá, la hermana. Ahora no van a respetar a nadie.

MR: Sí.

HH: Eso tiene un fondo el verraco.

MR: Sí señor.

HH: Entonces yo no sé, la verdad es que no sé qué hacer. Prefiero estar como está Barbas . Vea le voy a decir algo, así me lo graben. No tienen ustedes un solo aliado. No tenemos a nadie, los mismos amigos, Usted sabe a quién llamaba yo amigos? Los mismos amigos por lo alto están por ahí con ellos. Esos son los que más daño están causando.

MR: Sí señor.

HH: Eso lo hicieron con gente de esa.

MR: Sí señor.

HH: Entonces, por eso es que hay que hacer una cosa concienzudamente, decirles que hay conciencia o si no, pues, nos envenenamos, pero nosotros no vamos a pelear porque no podemos, cierto?.

MR: Pero, usted cómo vio las cosas después de que usted habló? HH: Aló. Eso está como usted sabe. Usted no puede sacar la familia? MR: Sí, claro.

HH: Bueno, saque a todos, sáquenlos. Sáquenlos. No hay guerra ni nada, pero sáquenlos, porque es muy verraco, muy verraco lo que está pasando. Es que no hay un solo peón que uno pueda decirle...

MR: Sí señor. Usted porque no permite yo hablo con el hermano y yo en 10 o 15 minutos lo vuelvo a llamar, sí? HH: Usted cree que es mejor apagar este carro? MR: Por un momentico y lo vuelvo a llamar. En 15 minutos hablamos.

HH: Entonces, lo prendo en 15? MR: Sí señor.

HH: Entonces, acuérdese que todas las decisiones que tomen, todas las cosas que hagan sesudamente ustedes dos... Pueden mandarles decir a estos señores, estas son las decisiones, hombre no acabemos más la vida de los demás, que esto es una cosa que a nosotros nos matan, pero mañana de pronto sale alguien por ahí que les cause un daño o un sufrimiento. Pa qué nos hacemos eso, si nosotros hemos sido amigos, cierto? MR: Bueno señor. Eso es lo que queremos nosotros.

HH: Vea, yo le voy a mandar una carta.

MR: Bueno. Cuándo? El lunes? HH: Sí, el lunes.

MR: Bueno señor.

SEGUNDA CONVERSACION Es que ese es un tentáculo ni el berraco Minutos más tarde Miguel Rodríguez (MR) llama a Hélmer Pacho Herrera (HH): MR: Aló? Qué más ha habido? HH: Bien, ya me iba a ir...

MR: Lo único que me deja a mí un poquito desconcertado es que yo anoche habló con El Chupasangre . Yo le pregunto a él si tiene las cosas claras.

HH: Eso está claro, pero lo que yo le digo es que acaso ustedes van a peliar , cierto que no? Ni nadie va a pelear. Es que yo no le veo problema que la familia se vaya seis meses.

MR.: No eso no hay problema...

HH: Pues ese es el único consejo que yo puedo darle... yo qué más puedo hacer. Usted sabe cómo estamos. Si yo estuviera en otra posición... es un tentáculo ni el verraco.

MR: Mira lo que yo quiero saber es... El Chupasangre me dice que él no tiene nada claro sobre esas cuentas, pero usted me dice que habló con el del taller, el del Overol y que el del Overol le confirmó.

HH: Sí señor, sí, eso es así. Chupasangre también le dijo eso, pero no le quiso decir fue por teléfono... Vea llame a la mayor. Hágame ese favor. Le dice que va a ir una persona.

MR: La hermu? HH: No, no. A la niña. yo le tengo más confianza. Usted sabe que las mujeres son mujeres y es mejor la que usted sabe que le siente. Además ella es inteligente, madura y adulta.

MR: Lo que pasa es que yo no sé si ya se vino para acá. Si usted me permite tres minuticos yo llamó y yo te lo confirmo.

HH: Pero es que usted sabe que estoy como sabemos. No será que me ubicarán? MR: Pero es que no sé si ya se haya venido, lo que no quiero es que...

HH: Vea, bueno hagamos esto. Me llamas a las 8... espere un momentico... bueno en tres minutos pues.

MR: Yo cuelgo ya y le dijo. en tres minutos te llamo...

TERCERA CONVERSACION Por Dios!, ahí está la contabilidad MR. Aló? Ya no están. Pero ahí hay una señora Chila. Eso lo pueden dejar con esa señora que yo lo mando recoger.

HH: Nooo. Yo quería hablar y estar con ella personalmente para decirle... Se fueron todos. Miguelito también? MR. No. Miguelito llegaba ahí.

HH: Llega ahí.

MR. Sí, él llega ahora.

HH. Bueno, dígale que va a ir un muchacho. Entonces que le salga a Grillo . Entonces, yo le digo que mañana se madrugue a primera hora. Es necesario buscar la paz y decirle a esta gente que no acabe más con la vida.

MR. Usted porqué no me hace un gran favor. Por qué no trata de hablar con Overol y le dice que la persona indicada es El Chupasangre . Hombre, que por qué no hablamos a través de El Chupasangre . Pero que qué más claridad, que Dios mío! Que donde haya el más mínimo detalle en esa contabilidad que haya que explicarse se explica diez veces.

HH: Es un pasquín que mandaron diciendo que, que... un poco de barbaridades.

MR. Esa es la cosa más absurda.. eso es lo más cochino que puede haber.

HH. Usted no ha hablado con Overol ? MR. No. La otra vez que vino el abogado personalmente.

HH. Debía hablar. Espere hasta el lunes. Lo que yo le mando a decir mañana es pa que busquemos la paz, la concordia y quiero.. usted sabe quién soy yo. Yo nunca le he mentido, he sido siempre honesto. Yo lo que quiero es que no perdamos la vida más gente.

MR. Yo sé. Ojalá haya tranquilidad pa todo el mundo.

HH. Yo voy a mandarle unas fórmulas con claridad para que usted personalmente llame a estos señores y les diga... le pido el favor que lo que yo le mande a decir lo rompa... Uno no puede terminar la vida sufriendo.

MR. Usted ha pensado las cosas muy inteligentemente siempre. Siempre ha sido sensato en ese aspecto.

HH. Dígale a su hermano que por favor!. Usted Sabe, no? Acuérdese lo que yo les dije a su hermano y a usted... Yo le mando decir todo con Miguelito. Este, El Chuapasangre , él lo quiere a uno y a estos señores. Pero él es un hombre justo y lo que él hable con usted no es la doble, ni es nada. Eso créalo como se lo estoy diciendo yo.

MR. Entonces, usted me reconfirma que habló con Overol y Overol dijo que sí? HH. Sí. Vea a ver si usted termina con lo único que lo ha querido.

MR. Nooo, nooo.

HH. Usted verá.

MR. Bueno un abrazo y mucha suerte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.