Sonreír no tiene IVA

Sonreír no tiene IVA

La sonrisa es el primer regalo que le hace el niño a la madre. El poeta latino Virgilio, contemporáneo de Jesús, cantó bellamente la primera sonrisa del infante. Permítame citarlo primero en latín, su insuperable lengua materna, luego en español: "Incipe, parve puer, risu cognoscere matrem". "Empieza, oh pequeñín, a reconocer a tu madre con tu primera sonrisa." Con ella, le paga sobradamente, el bebé a la madre, los nueve meses de hospedaje en su seno creador.

29 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Los padres de familia debieran enseñarles a sus hijos adolescentes a sonreír: sería en ellos una señal de paz, de dominio de su cuerpo efervescente e indómito. Cuando un muchacho sonríe es clara señal de que en su espíritu está presente Dios. Adolescente que sonríe no estará dando albergue en su espíritu a la tristeza, ni cruzarán por su mente imágenes sucias, ni por su corazón, intentos de suicidio. Adolescente que sonríe es señal de que goza de salud corporal y mental.

La sonrisa es la espuma de la vida. Un capucino vale por la espuma. La sonrisa es un beso a la vida, luce más que la flor en el jardín. La sonrisa es signo de inocencia, señal de alma sana, de dulzura de corazón, de alegría de vivir.

No existe ser humano más desagradable que un sujeto gruñón, apático y regañón, ignorante de la sonrisa, hombre de pocos amigos; los espanta con la mirada, con un gesto severo; respira por todos los poros mal humor. Salió equivocado.

Quedó mal hecho. El que no sabe sonreír no sabe de la alegría de la vida, no conoce la dulzura de los besos tiernos y castos de la madre.

Sonreír no cuesta nada. Pásmese: no tiene IVA. ¡Oh prodigio! Y que no se enteren los señores de la Dian porque mañana le estarán pasando cuenta de cobro con valor retroactivo! ¡Qué miedo! Sonreír -no dar risotadas ni carcajadas, señal de ordinariez-, sino sonreír, con la discreción de La Gioconda, es propio de gente selecta, de excelente calidad.

Quien sonríe a solas le está dando gracias a Dios por la vida. La sonrisa es un saludo al nuevo día, una dulce despedida a la hora del adiós.

Todos abrigamos cierto temor ante el desconocido. Pero, cuando este nos sonríe, se disipan los temores y conquista nuestra confianza y seguridad. Es una clara señal de diálogo, de buena vecindad. Es muy grato acogerlo para pasar un buen rato con él. Jesús les sonrió a los niños y por eso le tuvieron confianza y se dejaron abrazar y besar por él. Aquellas caricias les supieron a cielo. Les sonreía y los besaba Dios. La presencia de Jesús en la mesa de los pecadores era toda una sonrisa que los reconciliaba con la rectitud y el amor. Con Jesús aprendieron a amar y a sonreír, actos que hace pocas veces el pecador.

¡Cuánta falta le hace una sonrisa al hombre de hoy, estresado por tanto ruido, tanto aparato, tanta carencia de humanismo y de valores éticos! Si abundaran las sonrisas en el bazar de la vida habría menos riñas, menos asesinatos, menos suicidios. Todo mundo estaría reconciliado con la vida. La sonrisa es el respiro que alivia el peso del trabajo, la sonrisa es la antesala del amor. Si hubiera más sonrisas, la vida sería más bella, más llevadera. No habría guerrilla ni sobornos; no habría maldad ni corrupción.

Ensaye: salude con una sonrisa el nuevo día; despídase del trabajo con una sonrisa de buena voluntad. Aprenda siempre a saludar y a decir adiós con sendas sonrisas, que dejan aromatizado el ambiente y refrescado el semblante.

A la hora del sueño, despídase de los niños con un beso en la frente y con una sonrisa en el corazón. Y no olvide: sonreír no cuesta nada. No tiene IVA. Oh, felicidad.

cenalbe@javeriana.edu.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.