El punto clásico de la soldadura para tubería

El punto clásico de la soldadura para tubería

Los cementos solventes, o más conocidos como soldaduras para tubos plásticos, llevan más de 25 años en el mercado y no dejan de sorprender a quienes los usan. Son productos tradicionales que se han convertido en la mano derecha de los plomeros, porque son los más indicados para unir tuberías de PVC para agua fría (o de CPVC, para caliente), fusionando sus paredes y haciéndolas una sola. Estos 'líquidos' son elaborados con solventes especiales y materiales que proceden de los mismos compuestos de la tubería, lo que garantiza su perfecto enlace. Sin embargo, a pesar de facilitar el trabajo, porque no requiere de sopletes o equipos costosos para su instalación, el éxito de su aplicación depende de la forma correcta de hacerlo, además de la garantía que se obtiene por adquirir el producto de marcas reconocidas y certificadas.

28 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Unirlas tiene su ciencia Muchos fabricantes de soldaduras para PVC se han dado a la tarea de formar a los plomeros para enseñarles la forma más apropiada de llevar a cabo esa labor. Así es como ellos pueden garantizar el resultado. "Aparentemente cualquiera puede aplicar soldadura, sin embargo, un paso en falso puede destruir la tubería internamente y ocasionar daños en el corto y el mediano plazo. Como esta clase de material ha sido fabricado con fuertes solventes e insumos que integran componentes parecidos a los de la tubería, una mala aplicación puede generar, a los cinco años, la ruptura del tubo", explica Enrique González, gerente técnico de Pavco.

También, esta clase de materiales pueden afectar la salud de quienes los usan si no existe una protección adecuada. Por esa razón, "estamos realizando una campaña en la que visitamos a los plomeros, llevamos muestras del producto y les enseñamos las correctas prácticas de instalación para que tengan en cuenta el tema de la seguridad industrial", dice Henbert Barbosa, director de distribución de Durman Colombia.

Teoría para la aplicación "Existen procesos técnicos muy importantes para soldar correctamente. El primer paso es cortar el tubo de PVC con segueta, o con un cortatubos (a un ángulo de 90 grados o en escuadra). Luego lijar si es necesario, limpiar muy bien las paredes y quitar residuos de grasa, para que los materiales queden listos para recibir el compuesto y fundirse", comenta González. Se debe verificar, antes de hacer la unión, que el accesorio entre correctamente y no quede tan suelto. Es importante aplicar una buena cantidad al tubo y muy poca al accesorio; la capa de afuera tiene que ser gruesa para que lubrique, funda y esparza como debe ser. Mientras esté húmeda la soldadura se le debe poner el accesorio, y girar un cuarto de vuelta para tener homogeneidad en la instalación.

Otras alternativas Una opción adicional es la de Tigre, compañía de origen brasilero que además de ofrecer el cemento solvente ha desarrollado un sistema mecánico que no utiliza la soldadura, "se trata de un conjunto de accesorios con sellos internos de caucho que se lubrican, llamados juntas elásticas, que acoplan el tubo con el accesorio. Este mecanismo podría reemplazar los sistemas soldables, es completamente hermético y agiliza tiempos de obra porque no hay que esperar por tiempos de secado", sostiene Darío Rubio, líder del área de Servicio al Cliente, Asistencia Técnica y Desarrollo de Productos de Tigre

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.