Secciones
Síguenos en:
LA LITERATURA FEMENINA NO EXISTE

LA LITERATURA FEMENINA NO EXISTE

Con el sol del mediodía Paquita parece querer moverse. Rosa Montero estira su brazo derecho y exhibe orgullosa el tatuaje que hace unas semanas se grabó para siempre . Un arrebato juvenil de esos que casi a los cincuenta le encantan y le producen risa.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de abril 2001 , 12:00 a. m.

Con el sol del mediodía Paquita parece querer moverse. Rosa Montero estira su brazo derecho y exhibe orgullosa el tatuaje que hace unas semanas se grabó para siempre . Un arrebato juvenil de esos que casi a los cincuenta le encantan y le producen risa.

Las salamandras -dice señalando su Paquita marcada con tinta negra- son como dragones domésticos .

La periodista y escritora española habla sin parar y seduce con su energía. Antes le tenía pánico a hablar en público , dice sin que se le pueda creer. Por eso empecé a escribir, para no tener que hablar , añade.

Ella es una de las principales figuras de la actual Feria del Libro de Bogotá. En Colombia se le conoció a finales de 1997, cuando ganó el Premio Primavera de Novela con La hija del caníbal. Entonces empezó a crecer un séquito de seguidores que empezó a buscarla en sus columnas semanales de El País, de España. Allí expone sus puntos de vista sobre la condición humana y se refiere con ferocidad contra los regímenes opresores.

En esta ocasión, la quinta que visita el país, vino para presentar su reciente escrito: El corazón del tártaro. Una especie de thriller en el que una mujer recibe la llamada misteriosa de un hombre que la obliga a enfrentarse con los fantasmas de su pasado.

Por qué dice que su reciente novela es la preferida?.

Los escritores siempre decimos que la mejor novela es la última que hemos escrito. Lo lógico sería que cada libro tuviera el aprendizaje del anterior. La novela es resultado de la madurez. En este caso me siento muy satisfecha, pues creo que el logro final está más cerca que en ninguna otra de las que he hecho.

En una entrevista usted dijo que escribir cuentos era como atrapar una mariposa. Qué es escribir novelas?.

Es vivir la vida de la mariposa. La novela es un viaje. Como lectora, me encantan los cuentos y las novelas. Como escritora, prefiero las novelas. Es que al escribir me gusta esa capacidad de vivir en otro mundo, de salir del encierro de lo individual.

Me demoro hasta cuatro años en escribir una novela, primero con notas en el cuadernito. A medida que va avanzando este proceso sufro un vértigo y voy cayendo más dentro de la novela.

Y el amor? En su cuento Amor ciego, usted dijo que el amor era una mentira...

El amor pasional es mentira. La pasión es un invento de la imaginación. Si uno ama será amado. Amar el amor es la pasión. Lo que se busca al enamorarse apasionadamente es esa sensación de estar enamorado.

Vive de la novela?.

De las novelas no se debe vivir. Hay que buscar algo alternativo. Ellas ya están bastante marcadas por la presión comercial, para que además tengan el peso de buscar cómo pagar la hipoteca. Si hay que comer de ellas, a la fuerza se colará lo que no se debe hacer: una novela más comercial. Entonces tal vez se termine y publique antes de que esté madura.

Cómo vencer el pudor del escritor y saber cuándo un escrito está listo para publicarse?.

Cada escritor lo debe saber. Algunos casos de grandes silencios están basados en la neurosis de no poder terminar una obra. La novela es como un amante. Se tiene una relación igual. Primero hay gozo, vienen momentos fatales y llega un momento de saturación. Si todo va bien, los momentos finales de una novela son los de mayor creatividad. Luego viene la publicación y la promoción, cuando el cerebro está aplastado, como si le hubiera pasado una manada de elefantes por encima.

Se ha dicho que su literatura es feminista y femenina.

En el siglo XXI cualquier persona, sea mujer u hombre, debe ser feminista, antisexista; de la misma manera que es antirracista. Pero detesto la literatura militante. No creo en la literatura femenina, no existe. No hay manera de definir un libro por el sexo del autor. Ser mujer no es más que un ingrediente dentro de la infinidad que forman la mirada del escritor.

Me fastidia que cuando una mujer escribe una novela protagonizada por una mujer, todo el mundo considera que está escribiendo literatura femenina. Cuando un hombre escribe una novela protagonizada por un hombre se dice que está escribiendo sobre el género humano. No tengo ningún interés en escribir sobre la mujer, quiero escribir sobre el género humano.

El periodismo.

Hay diferencias entre el periodista y el escritor?.

El periodista también es escritor, pero ve la realidad, ve la historia, la ordena y busca cómo contarla. La literatura periodística tiene que aspirar a todo. Uno de los grandes problemas que tienen los periodistas para hacer gran literatura es no tener confianza en sí mismos, no tener la ambición de hacer buena literatura a través del periodismo. Algo que si se lee dentro de 200 años pueda describir el mundo. Así lo hizo Truman Capote con A sangre fría.

Para eso hay que respetar las reglas del periodismo y hacer sentir al lector que lo que lee tiene realidad notarial. Si no hay seguridad de un dato, pues no se pone. En periodismo, la precisión es un valor. Cuanto más clara y menos equívoca sea una pieza periodística, mejor. En periodismo cuenta lo que sabes y en novela, lo que no sabes.

Cómo hacer ese paso del periodismo a la novela?.

El periodismo es un género maravilloso literariamente. Si a una persona le gusta lo real y solo vive para eso, para qué hace el esfuerzo de meterse en ficción. Uno es escritor de novela cuando necesita escribir para vivir. No hay que aprender a imaginar si no es necesario.

Como lectora, qué espera de un periódico?.

Que aspire a ser un espejo de la realidad; un espejo lo menos deformado posible por la empresa que lo maneja y por los intereses. Eso es cada vez más difícil teniendo en cuenta la concentración de medios en manos de los grupos económicos.

Cómo nos ven (a los colombianos) desde España?.

La que impera, por desgracia, es la idea de la Colombia violenta y asustante (sic). Los colombianos gustan a los demás en el sentido profundo de la palabra. Este país tiene una situación anómala y repugnante que no hay que ignorar pero también tiene una tendencia a intentar mejorar.

Firmó la carta de los intelectuales que protestaron por el visado que exige España a los colombianos. Lo hizo por tratarse de nuestro país?.

Lo hubiera hecho con cualquier país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.