Niños mejoran en el peso, pero no en la talla

Niños mejoran en el peso, pero no en la talla

El Distrito ha conseguido que en los últimos siete años los escolares mejoren en el peso y que padezcan menos por anemia. Esta, según la secretaría Distrital de Salud (SDS), se redujo del 36,6 por ciento (2005) al 21 por ciento (2010).

23 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Por el contrario, la ciudad no ha conseguido bajar la proporción de menores de 5 años que padecen de desnutrición crónica, que es la más grave porque retrasa el crecimiento. Tampoco ha logrado reducir el alto número de personas de los 5 a los 17 años que presentan sobrepeso u obesidad. De hecho, en este último sector de la población el problema empeoró: subió del 17,4 por ciento (2005) al 21 por ciento (2010).

Estos son los resultados comparados con las encuestas de la Situación Nutricional en Colombia (Ensin) 2005-2010, capítulo Bogotá, hechas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y Profamilia, que muestran, además, cómo la desnutrición crónica no retrocede: hace siete años afectaba al 16,9 por ciento de los menores de 5 años y ahora, casi por igual, al 16,4 por ciento.

Lo que quiere decir que unos 118.000 niños siguen sufriendo por ese tipo de desnutrición en la ciudad.

Para la epidemióloga de la U. Nacional Patricia Heredia, varios hechos explican el porqué prevalece esta deficiencia nutricional.

"La desnutrición crónica -explicó- no es solo resultado de deficiencias en el consumo de alimentos, sino también influyen los bajos ingresos (que no permiten adquirir la comida adecuada, balanceada), la educación y las dificultades para acceder a la salud y a los servicios públicos".

Las insuficiencias se advierten desde temprana edad. Según la Ensin, el 28,1 por ciento de los niños de 1 a 4 años tiene deficiencias en vitamina A (vuelve al niño más propenso a las infecciones) y un 50 por ciento en zinc (es el que ayuda al crecimiento), que lo proporcionan los cárnicos.

Otro factor que influye en la desnutrición y el mal crecimiento es el corto periodo de lactancia. Las normas internacionales indican que ese tiempo no debe ser inferior a los seis meses, y la Ensin estableció que las mamás bogotanas les dan a los bebés exclusivamente leche materna por un promedio de 2,6 meses.

Tampoco las familias consumen un menú nutricional apropiado. El estudio del Ensin 2010 reveló que solo un 33 por ciento de hogares consumen verduras; el 79,7 por ciento, lácteos, y el 89,2 por ciento, carne o huevos.

Programas que recuperan Los escolares son menos anémicos, entre otras razones, por los suplementos de sulfato ferroso que les da la Secretaría Distrital de Salud (SDS). Este programa cubre a 144 mil escolares y la SDS ha invertido en él cerca de 16.000 millones de pesos en los últimos siete años.

De igual forma, han mejorado el estado nutricional y atención de los estudiantes en las aulas los programas de alimentación de la Secretaría de Educación Distrital (SED). Hoy entrega 451.000 refrigerios y 118 menús, entre desayunos y almuerzos, a estudiantes en 64 comedores de la ciudad. En ese proyecto, la Secretaría de Educación ha invertido más de 750.000 millones de pesos.

Heredia apuntó que "son programas destinados para mejorar el peso, mas no la talla, porque la desnutrición crónica es un proceso que se da a lo largo de varios años. Si afecta desde los primeros años, es difícil que el menor recupere la talla después". Por eso, los programas deben comenzar desde la primera infancia, desde el embarazo.

Problemas de sobrepeso En contraste, el sobrepeso que hoy presentan más de 156.000 adolescentes y la obesidad, otros 46 mil, es producto de los malos hábitos alimentarios, como el consumo de la comida chatarra y el sedentarismo, expresó la catedrática de seguridad alimentaria de la Universidad Nacional Sara del Castillo.

"Eso muestra que las campañas no están funcionando y que en ellos están influyendo, especialmente, los medios de comunicación que promueven la comida chatarra".

A lo anterior se suma que hoy los menores hacen menos ejercicio que antes. La Ensin del 2005 registró que un 56,3 por ciento de niños de 5 a 12 años dedicaba más de dos horas diarias a ver televisión o a los videojuegos y, cinco años después, esa proporción había subido al 69,9 por ciento.

lucgom@eltiempo.com.

Más atención a la primera infancia.

La alcaldía de Gustavo Petro anunció que habrá un programa especial de atención integral de la primera infancia, para 270.000 menores en los 4 años: capacitarán a 300.000 personas, entre familiares, maestros y cuidadores; valorarán el desarrollo infantil del 10 por ciento de los niños en esas etapas. Tienen como meta reducir al 3 por ciento la prevalencia de la desnutrición global en menores de 5 años e incrementar en un 45 por ciento la participación del Distrito, en los próximos cuatro años

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.