EXTINCIÓN DE DOMINIO ARRANCÓ EN BARRANQUILLA

EXTINCIÓN DE DOMINIO ARRANCÓ EN BARRANQUILLA

Como el principio de la aplicación de la ley de extinción de dominio, recientemente aprobada por el Congreso, ayer se ocuparon en Barranquilla 49 empresas que supuestamente están vinculadas a una red internacional de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

22 de marzo 1997 , 12:00 a.m.

La operación, coordinada por la Fiscalía General de la Nación, se denominó Delfín I , y estuvo dirigida por el Comandante Operativo de la Policía. general Alfredo Salgado Méndez.

Los bienes que asumió la Fiscalía son propiedad de la familia Nasser Arana, y entre estos se cuenta el legendario Hotel El Prado, el moderno centro comercial Country Plaza y el Centro Cultural Villa del Arte, al norte de la ciudad.

Estas acciones hacen parte de la primera etapa de los procesos de extinción de dominio que se van a adelantar contra estas empresas sindicadas de entrada ilegal de dólares y enriquecimiento ilícito , dijo Salgado Méndez en rueda de prensa con los periodistas.

El oficial explicó que no se trata de decomisos ni de allanamientos, sino ocupaciones de bienes que en principio quedan a disposición de los representantes legales de las empresas, mientras la Fiscalía los pone a órdenes del Consejo Nacional de Estupefacientes, y así entrar de lleno a la extinción de dominio como lo dispone la ley .

Según lo dicho por el propio Comandante Operativo, la operación estuvo dirigida a las siguientes entidades: Hotel El Prado, Compañía de El Prado limitada, Promociones y Construcciones del Caribe limitada, Promociones y Construcciones limitada, Caja de cambios Namus, Campo Verde limitada, Gran Compañía de Hoteles limitada, Hoteles e inmuebles de Colombia limitada, Inmobiliaria Hoteles del Caribe limitada, Inversiones Hoteleras del Litoral limitada, edificio Maguey, Galería Villa Arte, Centro Comercial Villa Country, Boulevard de la 54, Suramericana de Hoteles limitada, Promotora Hoteles Barranquilla e Inversiones Prado Caribe limitada, entre otras.

Dentro de estos procedimientos la Fiscalía también expidió seis órdenes de captura que cobijan a la siguientes personas: Carlos Alberto Nasser Arana, Jorge Nasser Arana, Claudia Patricia Nasser Arana, Julio César Arana David, Jairo Abraham Arana María y David Hazbún Lombana. Ninguno fue aprehendido.

Salgado indicó igualmente que en todo el país fueron congeladas unas 80 cuentas bancarias implicadas en la organización de lavadores de dólares. En Barranquilla se retuvieron unos 120 millones de pesos.

Al realizar en la tarde de ayer un balance parcial de las acciones, el general Salgado Méndez declaró a los medios de comunicación que la operación se realizó con base en la confesión que hizo ante el Tribunal de Miami en Estados Unidos, Sheila Arana María, principal accionista del Hotel El Prado, quien se encuentra encausada por narcotráfico en el país del norte, luego de que fuera extraditada de Suiza por lavado de activos.

De acuerdo con Salgado, la señora Arana declaró ante las autoridades norteamericanas que entre 1978 y 1994 envió desde Barranquilla a los Estados Unidos, en asocio con su esposo Julio Cesar Nasser David, 25 mil kilos de cocaína, un millón 400 mil kilos de marihuana y blanquearon 150 millones de dólares entre Barranquilla, Miami y Suiza.

Mario Venturini, gerente general del Hotel El Prado, declaró anoche que a pesar de la ocupación por parte de la Fiscalía las actividades continúan normalmente allí, recibiendo a huéspedes y celebrando los actos sociales contratados.

La diligencia ya se cumplió, y como representante del Hotel quedé en calidad de administrador de los bienes a la espera del desarrollo judicial. Pero aquí todo sigue igual en cuanto a los servicios que prestamos , agregó Venturini.

El Hotel El Prado, con su arquitectura republicana, es una de las edificaciones más tradicionales de Barranquilla. Se levanta en un punto estratégico desde el punto de vista comercial y residencial, la calle 70 con carrera 54 .

Hace más de una década fue adquirido por la familia Nasser Arana a la firma Intercontinental, y continúo ocupando el mismo sitial de prestigio entre la comunidad barranquillera y turistas extranjeros que no han dejado de alojarse allí.

En pasadas temporadas de Carnaval era el sitio preferido para rumbear, pues se organizaban bailes con las más grandes orquestas del continente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.