Secciones
Síguenos en:
GOBIERNO ADELANTARÁ PLAN DE DESARROLLO SOCIO-ECONÓMICO

GOBIERNO ADELANTARÁ PLAN DE DESARROLLO SOCIO-ECONÓMICO

El Gobierno otorgó ayer su aval oficial al proceso de paz puesto en marcha hace tres meses por los esmeralderos del occidente de Boyacá. A la vez se comprometió a adelantar un amplio plan de desarrollo económico y social en los 11 municipios de la cuenca del río minero para consolidar los acuerdos de reconciliación promovidos por la comunidad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

A nombre del presidente César Gaviria, el anuncio oficial lo formuló el gobernador de Boyacá, Osmar Correal Cabral, quien encabezó una delegación del Gobierno que por primera vez se hace presente en un encuentro del proceso de paz gestado por los mineros desde octubre del año pasado.

Las dos grandes regiones en conflicto, que vivieron en de los últimos seis años una guerra que dejó casi cuatro mil muertos, firmaron el 12 de julio pasado un acuerdo provisional de paz. Sinembargo, sólo hasta ayer, durante una gigantesca concentración en Quípama, a la que concurrieron cerca de diez mil personas, el pacto obtuvo el respaldado oficial del Gobierno.

Correal fue acompañado por el ex gobernador César Manuel García Niño, viceministro de educación; Juan B. Pérez Rubiano, viceministro de Trabajo, y Freddy Castro Victoria, delegado del Plan Nacional de Rahabilitación (PNR).

Cabral dijo que la comunidad, el departamento y la Nación, tendrá que trabajar mancomunadamente para atender en forma rápida y efectiva las necesidades de la región. Anunció también que el Gobierno revisará los contratos de concesión vigentes para la explotación de minas, para poder incrementar las regalías a cada municipio.

Dijo además, que el Gobierno recibe con beneplácito los acuerdos de paz suscritos, pero que mientras la comunidad se encuentre armada subsiste la posibilidad de regresar la violencia. Por tanto, el desarme surge como mecanismo indispensable para consolidar la tranquilidad en la zona.

El apoyo dado por el Gobierno al proceso de paz del occidente de Boyacá fue recibido con satisfacción por los representantes de los 150 mil habitantes de la región.

A nombre de todos ellos habló monseñor Alvaro Raul Jarro Tobos, obispo de Chiquinquirá y mediador en el pacto preliminar de paz, quien dijo que solo la contribución decisiva del Gobierno en la realización de obras concretas de desarrollo garantizarán irrevocablemente la paz.

Por ello solicitó establecer un plan de rehabilitación de emergencia para la zona, que durante mucho tiempo fue escenario de luchas violentas y de carencia de presencia estatal. Estimó que se requieren obras en materia de salud, educación, vías, comunicaciones y seguridad social.

Asimismo, una delegación de congresistas de Boyacá, encabezada por Ricardo Mendieta, Jorge Tarazona, Zamir Silva y Napoleón Peralta exigió también la pronta presencia estatal con obras de desarrollo para afianzar la paz.

Al encuentro, celebrado en el colegio Nuestra Señora de la Paz, concurrieron los también congresistas María Izquierdo de Rodríguez, Ciro Ramírez Pinzón, Silvano Rodríguez, José Benigno Perilla, Jorge Reina y Víctor Hugo Ramos, asi como los 11 alcaldes, sacerdotes, al lado de diputados y concejales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.