Secciones
Síguenos en:
EL BIENESTAR DE TODOS, LA GRAN META DE LA CLÍNICA

EL BIENESTAR DE TODOS, LA GRAN META DE LA CLÍNICA

Más allá de lo que hace al presente, la Clínica Madre Bernarda se proyecta en razón a una visión que persigue anclar sus perspectivas en la próxima centuria, bajo los parámetros que dilucide la ciencia, la tecnología y la calidad humana, todo en aras de un fin común... el bienestar de todos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Ahora, bajo la estructura de su misión, esta es una institución privada que revela una gran trayectoria en atención médica, obstétrica y quirúrgica y de hecho está comprometida con el bienestar y desarrollo de su comunidad en el marco de fieles principios evangélicos, éticos y socio culturales.

La Clínica Madre Bernanda propende por excelencia y el mejoramiento de la calidad de vida de cada paciente, de los trabajadores familiares y amigos.

El transcurrir del tiempo le ha dado a la Madre Bernarda, un carácter y distinción entre los demás centros asistenciales de la ciudad, virtudes tales que le permiten estar a la vanguardia.

Con riguroso y diestro cuidado, este centro asistencial brinda una esmerada atención, dejando entrever la maestría de saber combinar, la utilización del recurso humano y la tecnología en manos de expertos médicos generales, especialistas, superespecialistas adscritos, profesionales dedicados y tesoneros en aplicar y lograr el mayor beneficio de sus diagnósticos y terapias.

Importante resaltar que hoy, cuando se está muy cerca a inaugurar una nueva y funcional área de diagnósticos y terapias en la Clínica Madre Bernarda, en momentos que se está a las puertas de una celebración importante para todos los dedicados a la salud, todo este engranaje humano y logístico refleja los resultados engendrados por el esfuerzo de sus directoras y el respaldo y confianza de las casas provincial y general, como elementos motivadores de la modernización y ampliación de esta entidad de salud.

Las hermanas María Beatriz Londeros, Amira Schules Maier, Vilma Huter, Narcisa Vargas, Aldegunde Berger, Judith Arquez y actualmente Mary Arrázola, han sido todas parte fundamental en el éxito y progreso de la Clínica.

En las adicionales y nuevas dependencias se verificará una excelente atención, será una suma de agilidad, seguridad y eficacia, siendo esta una manera de fertilizar la confianza que el público demuestra para con la institución.

Beata María Bernarda Butler El 29 de octubre de 1995, su santidad Juan Pablo II, expresó en Roma el reconocimiento oficial por parte de la iglesia a la vida y obra de esta venerable y santa Mujer, proclamándola para la comunidad cristiana, Beata.

Nació en Auw Canton, Suiza, el 28 de mayo de 1849. Hija de padres cristianos justos y fieles que la vieron ingresar al convento a la edad de 17 años y desde ese momento, se dedicó a Dios en fe profunda en la oración.

Los pobres fueron su predilección y la entrega y el cumplimiento de la voluntad divina, su vocación.

La madre María Bernarda Butler, murió en Cartagena el 19 de mayo de 1924, después de haber dejado entre nosotros su obra evangelizadora y su misión de practicar las obras de misericordia y ejemplo de obediencia, abnegación y humildad.

Todo ello se tradujo en el perfil de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora, cuya consagración se extiende por todo el mundo con sus campos de acción en las áreas de salud, educación y pastoral social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.