Investigan demoras en atención a Morosini

Investigan demoras en atención a Morosini

Tras la muerte de Piermario Morosini, volante del Livorno (segunda división italiana) el pasado sábado, la Fiscalía de Italia y el Ayuntamiento de Pescara abrieron investigaciones para determinar posibles fallas en la asistencia al jugador.

16 de abril 2012 , 12:00 a.m.

La presencia de un carro de la Policía municipal en las puertas del Estadio Adriático, donde Livorno visitaba a Pescara, retrasó la entrada de la ambulancia para atender a Morosini, lo que ha causado interrogantes sobre qué hacía un carro policial obstruyendo el acceso vehicular del estadio y por qué la ambulancia no estaba al borde de la cancha cuando el centrocampista cayó al césped, tardando cuatro minutos en llegar hasta el jugador y siete en salir del lugar.

Un bombero tuvo que romper una ventanilla del carro de la Policía para quitarle el freno de mano y moverlo con ayuda de otras personas. Esos minutos de demora fueron claves para el jugador de 25 años, que cayó al suelo debido a un paro cardiaco, según el primer diagnóstico del cardiólogo Leonardo Paloscia, quien lo atendió en el campo de juego antes de ser llevado al Hospital Santo Spirito. Allí, los médicos, después de ponerlo en coma farmacológico para aplicarle un estimulador externo tras llegar en parada cardiaca, certificaron su muerte sobre las 4:56 p.m., hora local, es decir, casi hora y media después de caer al césped.

Paloscia asegura que el futbolista no dio señales de reanimación ni en el estadio, luego de practicarle un primer masaje cardiaco, ni en la ambulancia, y que se puede decir que el jugador estaba prácticamente muerto cuando llegó a urgencias. Hoy se realizará la autopsia del cuerpo de Morosini para tener mayor certeza sobre las causas del fallecimiento, que cubrió de luto al fútbol italiano y que obligó a suspender todos los juegos del fin de semana.

Tuvo una vida trágica.

Los medios italianos le han dedicado numerosas páginas a Morosini, de quien dicen sabía lo que era ser parte de una tragedia. El jugador, que había llegado este año a Livorno por una cesión del Udinese, perdió a sus dos padres cuando era adolescente, sufrió el suicidio de su hermano y la discapacidad de su hermana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.