'Propuestas de Obama no son innovadoras'

'Propuestas de Obama no son innovadoras'

15 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Gaspar Ramírez El Mercurio (Chile) Otto Pérez Molina cumple tres meses en el poder, lapso en el que sacó el Ejército a las calles para combatir la violencia asociada a los narcos y propuso la despenalización de las drogas. Este militar en retiro es el primer presidente en ejercicio que plantea un debate que logró meterse entre los temas por tratar en la cita de Cartagena. Por eso, pocas veces la asistencia de un líder guatemalteco a una Cumbre de las Américas había causado tantas expectativas.

¿Esta nueva estrategia para luchar contra el narcotráfico la diseñó en los tres meses que lleva en la Presidencia? Parece que la venía madurando hace tiempo...

Estuve en la lucha contra el narcotráfico hace 20 años, cuando fui director de Inteligencia en Guatemala. Pero ahora que llego a la Presidencia, encuentro que los carteles han crecido, que el consumo ha aumentado, igual que los homicidios y todos los delitos vinculados al narcotráfico, y veo que la política que hemos estado siguiendo no es la adecuada. Eso me lleva a pensar en alternativas para una lucha más efectiva.

El presidente Barack Obama dijo, en una entrevista con EL TIEMPO y con el Grupo de Diarios de América (GDA), que legalizar las drogas no elimina el peligro que plantea el crimen organizado, y en cambio propone reducir la demanda...

Creo que esas medidas no son totalmente innovadoras. Respeto la posición del presidente Obama (...) me parece que su propuesta no se puede descartar. Creo que sí se puede invertir más en medidas de prevención para bajar el consumo.

Pero hay otras alternativas sobre la mesa, y que se complementan, como las que proponemos.

Se esperaría de un militar en retiro, como usted, que priorizara la lucha armada en su estrategia contra la droga...

Es lo que espera mucha gente, y lo hacemos y vamos a seguir haciéndolo. No vamos a decir: 'no al combate', pero sí tenemos que llamar al debate para que haya nuevas rutas.

¿Esperaba la reacción negativa de EE. UU. a sus propuestas de legalización? Sí. Menos de 24 horas después de que hice la propuesta pública (a mediados de marzo), se pronunció la embajada de EE. UU. en nuestro país, diciendo que la rechazaban totalmente. La reacción fue muy rápida. Ellos quisieron que el tema no creciera. Sin embargo, el tema cobró vuelo y recibimos respuestas positivas de otros países.

Por el peso que Washington tiene en Latinoamérica parece que la despenalización no prosperará hasta que EE. UU. la apruebe. ¿Su propuesta es entonces más bien simbólica? No. Considero que esto es un debate mundial. Por supuesto que es importante el peso de EE. UU., que -creo- ha dado pasos importantes al respecto.

Acusó a EE. UU. de 'boicotear' la cumbre de países de Centroamérica que usted convocó para hablar de drogas, y a la que solo asistieron Panamá y Costa Rica...

Sí, lo dije públicamente. Creo que la reunión fue positiva, pusimos el tema sobre la mesa. Sabemos que es difícil hablar de la despenalización, ha sido como un tabú para los presidentes en ejercicio. Nosotros estamos rompiendo con ese tabú, lo hicimos públicamente y, sí, dije también que hubo presiones de EE. UU. para que algunos de los Presidentes no vinieran.

EE. UU. es el mayor consumidor, pero también están los países productores, principalmente Perú y Colombia. ¿Cree que podrían hacer más para solucionar el problema? Sí, creo que se puede hacer mucho más, pero tendríamos que hacerlo conjuntamente, porque no es solo Guatemala o los países de acá, que son países de bodega, de tránsito. Tenemos que adoptar políticas que sean fruto de un acuerdo entre los productores, los países de tránsito y los países de consumo.

¿Qué opina de las críticas que le han hecho por utilizar a los militares en la lucha contra la droga? Cada país tiene la soberanía para decidir cómo enfrentar estos problemas. En Guatemala la población está pidiendo que el Ejército participe en la seguridad. Nosotros estamos en un proceso en donde las fuerzas de seguridad civiles tienen mucho por recorrer. Estamos implementando una reforma policial, queremos crecer en 10.000 agentes más en los próximos cuatro años. Entonces, creo que es válido emplear una herramienta que tenemos, que es pagada con los impuestos de los guatemaltecos, para beneficio de los guatemaltecos. Habrá algunas críticas, pero en Guatemala la medida es respaldada por la gente.

Durante su campaña propuso mejorar la inteligencia y utilizar a la élite militar en el combate del narcotráfico...

Estamos en ese avance; vamos poco a poco. En tres meses capturamos a uno de los dirigentes más importantes que tenía vinculación directa con el cartel mexicano de 'Los Zetas'; hubo otras dos detenciones, en el Petén (norte) y en el centro del país; destruimos una plantación de amapolas... En tres meses la respuesta ha sido rápida y efectiva, y vamos a seguir en esta lucha.

Pérez Molina reconoce que la despenalización de la droga ha sido un tema tabú para los presidentes en ejercicio. AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.