Un Santos para Cuba

Un Santos para Cuba

09 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Con un Cristo de ropas púrpuras a la espalda, Hugo Chávez rogaba a Cristo en la homilía de Semana Santa: "¡Dame vida, que aún tengo cosas por hacer! (...) No me lleves todavía, dame tu cruz que yo estoy dispuesto a llevarla, pero con vida (...)". El ruego, sin duda, confirma el delicado estado de salud por el que atraviesa y la inminencia de un cambio trascendental en la geopolítica de la región.

A través del Alba, fundada en el 2004, Chávez creó un bloque efectivo con agenda de integración política, social y económica, que consolidó los votos necesarios en instancias internacionales para crear una oposición a los intereses norteamericanos en la región muy visible, y que en algún momento llegó a ser considerada como una amenaza continental. Todo ello gracias a Petrocaribe, la plataforma más importante del Alba, que permite la venta subsidiada de petróleo a los 18 países miembros, con intereses muy bajos y pagos a largo plazo. Se da por sentado que la salida de Chávez del poder representaría el fin del Alba.

Los más afectados por la eventual transición han empezado a implementar políticas para amortiguar los efectos de los cambios por venir. Bolivia y Nicaragua reasumieron relaciones con los Estados Unidos y en febrero pasado rehabilitaron proyectos de cooperación. Pero el mayor damnificado es Cuba, que en la actualidad recibe 110.000 barriles de petróleo diarios a un precio de 105 dólares, que paga la mitad a 90 días y el resto, a 25 años, con periodo de gracia de dos años y un interés del 1 por ciento, que de otro modo le costarían en el mercado internacional unos 3.000 millones de dólares al año. Uno de los mecanismos de pago de esta deuda es a cambio de los servicios prestados por la misión médica. El personal cubano de salud que se ha desplegado en toda Venezuela y que reúne a unos 29.300 operadores recibe tan solo una fracción de lo que el gobierno cubano obtiene por estos servicios.

Desde que Chávez asumió el poder en 1999, Cuba ha recibido asistencia y subsidios por más de 28.500 millones de dólares.

Es por eso por lo que, aun ausente, Cuba será protagonista en esta cumbre que se aproxima. La transición es inevitable, con la complacencia de los Castro o sin ella, y el desafío continental será garantizar que esa transición sea pacífica y que las organizaciones regionales puedan desplegar y poner en marcha mecanismos de observación efectivos, que eviten graves violaciones de los DD. HH. Es allí donde los liderazgos serán definitivos.

Pero este es un pésimo momento para que el presidente Obama asuma un muy esperado liderazgo sobre este asunto en la región. Enfrenta una situación económica compleja, su legado político (el sistema de salud) está en manos de una Corte Suprema ultraconservadora y es incapaz, de cara a las elecciones de noviembre, de pronunciarse sobre Cuba bajo el apremio de mantener el voto latino en el marco de un debate doméstico empobrecido, en el que lo más exquisito de su oposición, el partido y de las ideas republicanas, se ha visto desplazado por candidatos que más parecen los competidores de un reality para remplazar a Rush Limbaugh. No hay margen para un pacto partisano en este tema.

La iglesia católica tampoco asumirá ese costo, como quedó perfectamente claro después de la visita del papa Benedicto XVI.

En esta configuración, el presidente Santos, que viene cañando desde hace dos años con las posibilidades de hacer la paz sin tener con qué, podría encontrar la coyuntura para convertirse en el líder continental que facilite esa transición. Solo dos países están en capacidad de desplegar una misión en Cuba: Colombia y Brasil. Colombia tiene la prioridad por la barrera del idioma. A cambio, con el apoyo de Chávez y de los Castro, podría encontrar el escenario para conversar desde una posición de absoluta ventaja. @nataliaspringer

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.