El número uno es una papa caliente

El número uno es una papa caliente

Desde que Tiger Woods, víctima de las lesiones y de los problemas personales que le acarreó su infidelidad, cayó del primer lugar de la clasificación mundial, el bastón de mando del golf ha cambiado varias veces de mano, pero no ha tenido un dominador. El Masters, primer major del año, que se completa este fin de semana, es ahora la manera de medir si este deporte aún espera un reemplazo para Tiger o si alguno de los aspirantes está listo para convertirse en el punto de referencia.

08 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Fue tan grande la ventaja que tomó Woods en su momento, que pasaron 11 meses entre el anuncio del retiro del Tigre por tiempo indefinido (11 de diciembre del 2009) y su caída de la cima, después de 281 semanas consecutivas y 623 acumuladas (31 de octubre del 2010). El primer lugar lo heredó el inglés Lee Westwood, quien se mueve más en el tour europeo, donde ha ganado 33 torneos, que en el PGA Tour, donde apenas tiene dos victorias. Nunca ha ganado un major. Westwood alcanzó a durar 17 semanas antes de entregarle el trono al alemán Martin Kaymer, quien le sacó provecho a su gran temporada 2010, en la que ganó el PGA Championship y tres torneos en el tour europeo para treparse a la cima.

Su reinado solo duró ocho semanas, entre el 27 de febrero y el 24 de abril. Westwood asumió por cinco semanas antes de que llegara un nuevo número uno, el inglés Luke Donald, otro jugador que nunca ha ganado un torneo de grand slam: tiene cinco victorias en el PGA Tour, tres de ellas en el último año y medio, y otras cinco en el circuito de Europa. Duró 40 semanas al frente, hasta que apareció un joven que, para muchos, es el verdadero aspirante al trono, el norirlandés Rory McIlroy, de 23 años, quien ya mostró lo que tiene al ganar el US Open el año pasado. Woods no se rinde: con su victoria en el Arnold Palmer Invitational está de nuevo entre los diez primeros. ¿Volverá a ser el de antes?.

Colombia, de capa caída en la Copa Davis.

El equipo colombiano de dobles, conformado por Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, fue blanco fácil para la pareja brasileña compuesta por Marcelo Melo y Bruno Soares, ayer, en el tercer juego de la final del Grupo I de la zona americana de la Copa Davis que se disputa en Harmonia Tenis Club, de Sao José de Río Preto (Brasil).

La serie, que favorece ahora a los locales 2-1 -gana el que logre primero tres de cinco juegos-, gracias al cómodo triunfo 6-3, 6-4, 6-2, se decidirá hoy, con la tercera jornada, la segunda de sencillos, en donde se medirán a primera hora, las raquetas uno de cada país, Thomaz Bellucci vs. Santiago Giraldo y a seguir, y de ser necesario, Joao Souza vs. Alejandro Falla. El vencedor de la serie disputará en septiembre el repechaje para el Grupo Mundial.

La jornada de hoy comenzará a las 2:00 p.m., con transmisión por Señal Colombia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.