La otra lista de la infamia

La otra lista de la infamia

A finales de los 90, en el momento de su mayor poderío militar, las Farc llegaron a contar a cerca de 600 militares y policías secuestrados en su lista de 'canjeables', los últimos de los cuales regresaron a la libertad apenas esta semana.

08 de abril 2012 , 12:00 a.m.

A una cifra similar -entre 400 y 700- asciende el número de civiles secuestrados por esa guerrilla y sobre los que no se tiene noticia alguna, incluso hace más de una década. En estos momentos, las autoridades antisecuestro y la Fundación País Libre trabajan en la depuración de una lista de cautivos cuya suerte es incierta y que tiene casos de 1996.

El ganadero Alfonso Paredes Montoya aparece como el más antiguo de los de esa lista. Su secuestro se produjo el 25 de mayo de 1996, cuando un frente de las Farc se lo llevó de Montería y en este momento no se sabe nada de él. La lista tiene otros 588 nombres de secuestrados; algunos son casos de delincuentes comunes que terminaron vendiendo sus víctimas a la guerrilla.

Esta semana, tras las liberaciones, el presidente Juan Manuel Santos les exigió a las Farc que digan la verdad sobre el destino de esos centenares de colombianos que nunca volvieron del cautiverio. La exsenadora Piedad Córdoba, que logró traer de regreso a los últimos policías y militares secuestrados, aseguró que la guerrilla está haciendo un barrido con sus frentes para tener esa información.

Mientras el país está pendiente de que se cumpla esa promesa, los hijos de Hernán Bustos Díaz siguen buscando el cuerpo de su padre en un amplio sector de la vereda El Escritorio, de Guaduas. Allí probablemente fue enterrado este comerciante, secuestrado el 3 de marzo del 2000 por alias 'Hugo', el que fue jefe del frente 22 de las Farc, hoy preso y condenado.

Bustos tenía 71 años cuando se lo llevaron. 'Hugo' -que no ha querido reconocer ese secuestro- decidió canjearlo por su hermano, que padecía una afección renal y requería diálisis. El guerrillero exigió 2.000 millones de pesos de rescate a la familia.

Pero el comerciante intentó escapar y 20 días después fue asesinado, les han dicho a sus hijos varios desmovilizados, que se han acogido a la ley de justicia y paz. Los exguerrilleros también aseguran que 'Hugo' dio la orden de seguir cobrando el rescate como si estuviera vivo. Su familia alcanzó a pagar más de 200 millones de pesos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.