Secciones
Síguenos en:
YELTSIN ENFRENTA OPOSICIÓN EXTREMISTA

YELTSIN ENFRENTA OPOSICIÓN EXTREMISTA

Los comunistas y los nacionalistas de Rusia se congregaron ayer en una gran manifestación antigubernamental, en la que se pudo oír tanto críticas al gobierno como himnos patrióticos de la Segunda Guerra Mundial. La única coincidencia entre los manifestantes que esgrimieron las banderas soviéticas junto con las del imperio ruso zarista consistía en las denuncias al gobierno actual del presidente Boris Yeltsin, tachado en algunas pancartas de quintacolumnista de Estados Unidos.

Asimismo, en otras pancartas se acusaba a Yeltsin y sus seguidores de ser los enemigos de la gente obrera , en evidente rechazo a la política de rápida transición al mercado libre que pretende el gobierno presidido por el primer ministro, Victor Chernomirdin.

Abajo con el gobierno de ocupación de Yeltsin! , decía otra de las pancartas en las que tampoco faltaron consignas xenófobas, en particular antisemitas y antiimperialistas.

La manifestación que conmemoraba el Día del Ejército Soviético, ahora convertido en el Día de los Defensores de la Patria, unió a unas treinta mil personas que se concentraron en la Plaza de la Revolución, ahora denominada, como en los tiempos anteriores a la revolución bolchevique, Manezh , Picadero.

El 75 aniversario de la creación del Ejército Rojo por el entonces ministro de Defensa, León Trotski, coincidió con una gran crisis de moral entre los oficiales de las FFAA rusas, un grupo de los cuales pidió en nombre de una Asamblea de Oficiales de Rusia la dimisión del actual titular de Defensa, el general Pavel Grachov.

Si brillaron por su ausencia las personalidades oficiales, no faltaron un par de integrantes de la junta golpista de agosto de 1991, recién puestos en libertad condicional, el ex jefe de los servicios secretos KGB, Vladimir Kriuchkov, y el ex primer ministro de la ex URSS Valentin Pavlov. Todos en la marcha También participó en la marcha el líder ultranacionalista Vladomir Zhirinovski, que promete restaurar el imperio ruso, con Alaska incluida, y quien después de fracasar en su intento de hacerse con la presidencia de Rusia frente a Yeltsin, en los comicios de 1991, se presenta ahora a la Alcaldía de Moscú en las elecciones convocadas, en principio, para el domingo próximo.

A diferencia de la manifestación del año pasado, cuando las fuerzas de seguridad cargaron contra los que participaron en la marcha hacia la Manezh, en la que varias personas fueron heridas, el acto de este año transcurrió pacíficamente, pese a los discursos violentos.

Asimismo, fueron frecuentes las alabanzas al Ejército soviético , pese a que esta fuerza ya se ha visto repartida entre los 15 países surgidos de la ex Unión Soviética.

Pese a que fue prohibido por Yeltsin hace cuatro meses, pocos días después de su fundación, el Frente de Salvación Nacional, opositor que agrupa a comunistas y nacionalistas, protagonizó el acto y su líder, el diputado Iliá Konstantinov, exigió a los reunidos iniciar una campaña de desobediencia civil.

De otro lado, el líder del movimiento patriótico Rusia Trabajadora, Victor Ampilov, pidió a las mujeres que protagonicen una marcha de cacerolas vacías el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en alusión a las manifestaciones que ayudaron a acabar en 1973 con el gobierno de centro-izquierda del presidente chileno Salvador Allende.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.