Lío por invitadas a orgías de D. Strauss

Lío por invitadas a orgías de D. Strauss

Un nuevo capítulo se abrió esta semana, dentro de la batalla legal que enfrenta el poderoso hombre de las fiestas sexuales, Dominique Strauss-Kahn, ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) y quien, de no ser por los escándalos, estuvo al borde de ser el principal contendor de Nicolás Sarkozy en la disputa por la presidencia de Francia. Esta semana, la defensa de Strauss pidió a la justicia civil estadounidense el archivo del proceso por agresión sexual iniciado por la empleada del hotel Sofitel, Nafissatou Diallo.

01 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Pero unos días antes, en Lille (Francia), había sido acusado formalmente por su presunta conexión con una pandilla de proxenetas, tras el destape de una de sus acostumbras orgías, en las que habrían contratado prostitutas.

Strauss aceptó su participación en estas fiestas, en las que además se practicó el intercambio de parejas, durante un encuentro en el Hotel Carlton.

Lo que niega es haber pagado a prostitutas. Es más, señala que ni siquiera sabía la clase de mujeres con las que compartía. Sus abogados argumentaron que "en esta clase de fiestas uno no está siempre vestido y los desafío a distinguir a una prostituta desnuda de cualquier otra mujer desnuda".

¿Cuál es el lío? .

La presencia de prostitutas en las fiestas privadas, no tendría ningún efecto en el proceso legal de Strauss, de no ser porque los fiscales creen que las reuniones fueron planeadas por una red de proxenetas organizados y pagadas por otros invitados que hicieron mal uso de fondos de compañías.

De un escándalo a otro, los abogados de Strauss-Kahn intentan su defensa, mientras que el acusado nunca niega su estilo de vida promiscuo.

En el proceso que libra, que lleva más de un año, ha admitido haber tenido relaciones íntimas con una mujer que solo duró nueve minutos en su habitación.

De igual manera, en Francia aceptó haber tratado de besar a otra dama que también está en la ya larga lista de sus víctimas de abuso. Sin embargo, lo que Strauss niega enérgicamente es haber usado la violencia en cualquiera de los casos.

Hasta ahora, el ex jefe del FMI ha evitado dos veces la amenaza de un juicio criminal por los casos de escándalo sexual destapados.

Primero fue el de Nueva York (Diallo) y después el de Francia por la escritora Tristane Banon.

Los abogados de Strauss han pedido el abandono de los cargos penales en Nueva York, alegando que hay que tener en cuenta la inmunidad diplomática que, a su entender, disponía en el momento de los hechos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.