LOS VENEZOLANOS NO TIENEN DISCULPA

LOS VENEZOLANOS NO TIENEN DISCULPA

Que Venezuela pierda no es raro. Que Venezuela sea superada por Brasil, no es, para nada, extraño. Pero que el fútbol Venezolano no dé ninguna muestra de evolución o de simple mejoría ya es preocupante.

18 de enero 1997 , 12:00 a.m.

En la jornada inaugural del Juventud de América, en Iquique, por el Grupo A, Venezuela fue aplastada por Brasil por 10 a 2. Sí, leyó bien, por 10 a 2.

Decir que los auriverdes fueron infinitamente superiores, que ejercieron un dominio casi que absoluto durante el juego suena a perogrullada.

Este equipo juvenil de Venezuela, por su primera presentación, ya tiene la soga al cuello. Perder con los actuales soberanos de la categoría no los saca de carrera. Pero el empezar la disputa con Ecuador o Perú (sus rivales por el tercer cupo al hexagonal final) con una desventaja de 8 tantos en la casilla de gol diferencia es casi que una boleta de defunción.

Adailton, el de la camiseta 10 de Brasil, fue el alma de los 10 goles. Antes de que el reloj marcara el minuto 29 del primer tiempo ya había producido las 3 primeras celebraciones del torneo, mientras se lamentaban los supremamente ingenuos y frágiles defensores rivales.

Cada vez que Adailton tomó el balón creó peligro, ya fuese porque habilitaba a sus compañeros o porque caía a posición de remate. En el primer partido de este XVIII Suramericano Sub-20 Adailton Anotó de cabeza, de pierna derecha y de pierna izquierda. Aprobó todos los exámenes.

Los goles 4, 5, 6, 7, 8 y 9 de los brasileños fueron marcados por Alex De Souza (2), Adilson, Marco Aurelio (2) y Clever. El décimo, fue, de nuevo, de Adailton.

Por Venezuela descontó Noriega, en ambas oportunidades.

De esta manera Brasil comenzó su viaje en busca del quinto título suramericano de la categoría de manera consecutiva y el octavo en toda su historia.

En cambio, Venezuela, en la otra orilla, no muestra señales de evolución alguna...

Chile ganó, pero...

Por su parte, el seleccionado local logró un reconfortante triunfo 3-1 sobre Perú, que levantó el ánimo de la afición futbolera de este país.

Para los medios locales la Roja chica vengó la derrota sufrida por el equipo de mayores en la más reciente jornada por las eliminatorias a Francia-98, el pasado domingo en Lima.

Estos chicos se cobraron una deliciosa revancha , tituló, en páginas interiores el periódico El Día, que se imprime en La Serena.

Fue una alegría y de esas que dejan sensación única. A menos de cuatro días de que la selección adulta por las eliminatorias al Mundial de mayores perdiera, los chicos de la Sub-20 nacional comenzaron con un triunfo en el torneo de la categoría cobrándose, de paso, una rica venganza de esa derrota , comentó el matutino.

Y aunque Chile hizo los méritos para ganar, la actuación del árbitro central fue discutida.

Sancionó dos penaltis (para el primero y el tercer gol). En la primera acción el defensor peruano parece que saca primero la pelota del botín del atacante Manuel Neira. La acción es discutida y como para repetir en cámara lenta. Eso disculpa al juez argentino Daniel Giménez.

En la jugada previa al tercer gol, el atacante local, Reinaldo Navia, ni siquiera recibió contacto de su marcador, a pesar de que cayó contra la grama.

Los goles de Chile los anotaron Neira, Francisco Arrúe y Navia.

Por Perú descontó Abel Lobatón, que ingresó para el segundo tiempo, cuando el marcador ya estaba 3-0.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.