EL BÉISBOL VOLVIÓ A SANTA MARTA

EL BÉISBOL VOLVIÓ A SANTA MARTA

El ayuno beisbolero que por más de 14 años guardó la afición samaria, valió la pena. Lo vivido el pasado viernes por la noche en el diamantino Rafael Hernández Pardo fue una verdadera fiesta de la pelota caliente.

19 de enero 1997 , 12:00 a.m.

No importó que para la ocasión los equipos fueron importados de Barranquilla y Sincelejo. Lo destacable fue que la afición con el espíritu vivo, ávido de buenos espectáculos, respondió a ese llamado de directivos y equipos en contienda y en forma masiva llenó las gradas.

Desde 1983 cuando Cervecería Aguila y Café Universal protagonizaron el último encuentro profesional en tierra de Bastidas, la afición estaba esperando esta oportunidad y gracias a la gestión desarrollada por el Instituto Departamental de Deportes en cabeza de Carlos Calvano, nuevamente el béisbol se convertirá en motivo de trasnocho, si es preciso, pero trasnocho del bueno.

Caravanas multicolores de aficionados de los distintos barrios de la ciudad se hicieron presente para apoyar al equipo de su preferencia. Había de Pescadito, Los Almendros, Bastidas, Manzanares, Ciénaga y en reducido número de Barranquilla.

A las 7:50 de la noche los equipos Rancheros por Sincelejo, que oficiaban como visitantes y Los Caimanes por Barranquilla, como locales, uno por uno a medida que el anunciador oficial los iba nombrando saltaron al terreno de juego. Eso fue el frenesí de la afición, que con palmas y pañuelos de todos los colores presagiaba que iba a ser un cotejo de toma y dame .

El saque de honor estuvo a cargo del gobernador encargado Alvaro Ordóñez Vives. La recepción del público ha sido buena, yo creo que espectáculos como estos son los que hay que seguir trayendo a esta ciudad , dijo Ordóñez.

El juego en cifras En un cotejo de singulares trámites la novena Los Caimanes de Barranquilla derrotaron 12 carreras por 8 a Rancheros de Sincelejo, destacándose el bateo de Ramón Cedeño, jardinero central de Los Caimanes, que conectó cuatro imparables en cinco turnos, al igual que su compañero Frank Valdés, tercera base, que además conectó el único cuadrangular de la noche, impulsando tres carreras.

Por Rancheros 41 hombres pasaron por el plato, 10 hits, 7 quedaron en base, 8 carreras, 6 base por bola y 4 se poncharon.

Los Caimanes: 46 hombres pasaron por el plato, 18 hits, 8 carreras, 7 quedaron en base, 6 ponchados, 5 bases por bolas, 4 errores (tres fueron de Kevin Tajan primera base).

El lanzador ganador fue Alexander Oviedo. Perdedor: Andi High.

El primer juego de la semifinal se inicia el martes con el juego Vaqueros-Los Caimanes, en Santa Marta y el miércoles repiten en Ciénaga.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.