A LORENZO MORALES NUNCA LE HA CAÍDO LA GOTA FRÍA

A LORENZO MORALES NUNCA LE HA CAÍDO LA GOTA FRÍA

A mí nunca me cayó la gota fría , ni creo que me caiga a estas alturas de la vida , cuenta Lorenzo Miguel Morales Herrera, más conocido como Moralito , gracias al popular vallenato.

28 de abril 1997 , 12:00 a.m.

A sus 82 años, esta gloria viviente del vallenato clásico que luce según él mismo como nuevecito , desborda esa alegría que lo caracterizó entre sus amigos de parrandas.

En su casa del barrio Primero de Mayo vive feliz al lado de su familia, que siempre recuerda la supuesta rivalidad que dio paso a que Emiliano Zuleta Baquero le compusiera a Moralito La gota fría, sin saber que sería una melodía que marcaría la vida de ambos al convertirse en uno de los más importantes clásicos del folclor vallenato.

Por eso, siente orgullo de él mismo y de Emilianito. Además, agradece los comentarios de los amigos de parrandas que se encargaron de llenarlos de chismes sobre lo que decía uno del otro.

En la canción de Zuleta dice que a Moralito le cayó la gota fría (es decir, sabía lo que le venía) cuando ambos se iban a encontrar en un duelo de versos, y que por eso no asistió.

Muchos pensaron que nos íbamos a pelear. La muestra es que con los años que tenemos, si hubiéramos tratado de hacerle presión a la relación y a esa supuesta enemistad que decía la gente, no hubiéramos llegado hasta aquí. Somos pioneros de esta música, somos, como se dice: los padres de este folclor, y La gota fría no dañó ni va a dañar nuestra amistad , dice el maestro.

Escenificaron, como en sus años mozos, una parranda vallenata muy parecida aquella de Urumita, donde se conocieron.

Somos compadres, nos estimamos mucho, andamos juntos, nos han invitado a varias partes y hemos tenido andanzas que han sido buenas tanto para el público como para nosotros, porque hemos dejado un ejemplo a la juventud , cuenta Lorenzo Morales mientras se acomoda en un viejo taburete.

Recostado en el palo de mango del patio de su casa, se queja del folclor actual. Dice que ahora los compositores quieren volverse ricos con ese arte, pero si todos naciéramos para ser ricos, entonces no habría quien tocara acordeón ni nada de eso y habría que buscar unos ángeles del cielo para que vinieran en coro a tocar a la tierra para los ricos .

Así habla Moralito , y aclara que el diminutivo es por su estatura, que no supera los 1,60 metros.

El folclor necesita humildad, no nació en la plaza, nació en el campo y esos han sido los casos costumbristas que nosotros tomamos para hacer composiciones: a la mujer, al río, al pueblo y hasta a las rivalidades, por eso a Emilianito se le ocurrió hacer La gota fría. Eso es lo que queremos que recuerden los jóvenes .

Todo maestro fue principiante Lorenzo Morales dice que comenzó a interesarse en el acordeón desde los 12 años de manera innata, pues nadie le enseñó. Aunque considera que no lo sabe tocar todavía.

De muchacho, como su familia era muy pobre, tuvo que trabajar en la zona bananera.

A los 18 años salió de Guachoque, su pueblo. Después, su familia se estableció en Valledupar y él también se quedó allí definitivamente, donde entre parranda y parranda comenzó a componer.

En ese entonces contaba con el apoyo de los Nieves y los Galindo, unos amigos que le regalaron un acordeón que por su belleza lo bautizó Blanca Noguera, el mismo nombre de madre de Consuelo Arujonoguera, La Cacica, porque era la mujer más linda de Valledupar.

A ella le escribió el siguiente verso: Como todo queda escrito pa que el recuerdo no muera tuve un acordeón bonito y lo puse Blanca Noguera.

Lo escribí con tinta china y hoy no se puede borra ella era la mujer más linda que tenía Valledupar.

Moralito ha escrito más de cien canciones, entre ellas El secreto, La mala situación, La primavera florecida, Rumores, La cosa y El errante, que han sido grabadas por conocidos artistas.

Dice que se siente frustrado por no haber dejado algo grabado con su agrupación, pero cada vez que estaba planeado hacerlo, algo pasaba , pero está feliz porque sabe que la La gota fría solo le cayó de manera metafórica y que ya no se dicen cosas solamente pa ofender .

La contesta a Emiliano Zuleta Después de mucho tiempo de andanza, cuenta Lorenzo Morales, decidí hacerle la contesta a La gota fría de Emiliano Zuleta.

Fue cuando compuse un paseo que complació a todos los que siempre buscaron ese acercamiento entre nosotros y por eso dice: Para Emilianito tengo muchos paseos.

Como lo recuerdo siempre lo vivo pensando.

Yo quiero que oiga páginas de Moralito Pa que Emilianito siempre la pase escuchando.

No conozco el pique que tiene Emilianito.

Y yo siempre le he dicho que no se meta conmigo Anda criticando que yo soy negro y de chumeca.

Pero el no se fija que es blanco descolorido.

Llegan los rumores de Morales a Emilianito Y si está en la Sierra, despierta si está dormido.

Toman los rumores de todos los que van.

Se pone nervioso y no quiere verse conmigo.

Yo no se lo que le pasa a Emiliano yo no se lo que le pasa a Zuleta y eso miedo que me tiene de mandarme la respuesta.

Qué le pasará a Emiliano, qué le pasará a Zuleta? Es blanco descolorido, no puede con la maleta .

(Maleta era el nombre que recibían unos acordeones que tenían dos teclados).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.