NO HAY EXPLICACIÓN TÉCNICA PARA LA CAÍDA DEL AVIÓN DE AEROPERÚ

NO HAY EXPLICACIÓN TÉCNICA PARA LA CAÍDA DEL AVIÓN DE AEROPERÚ

Mientras continuaban estancadas las labores de rescate de las víctimas del avión de Aeroperú accidentado en la madrugada del jueves, a la espera de ayuda de E.U. para poder llegar al fuselaje, en el lecho del Océano Pacífico, ayer se conoció un primer análisis sobre las verdaderas causas del desastre.

05 de octubre 1996 , 12:00 a.m.

Una fuente confiable del servicio técnico de Aeroperú aseguró que luego de realizar una minuciosa búsqueda de los antecedentes técnicos del Boeing 757-200 no se había encontrado ningún indicio de fallas estructurales ni del motor.

La fuente, que pidió no revelar su identidad, dijo que los técnicos, mecánicos y pilotos experimentados de Aeroperú encontraban inexplicable el trágico suceso teniendo en cuenta que dicha nave era nueva. El Boeing 757 salió de fábrica en 1992, lo que para un avión construido para una duración de 20 años significa mantener el estatus de nuevo.

Los técnicos se preguntan qué fue lo que originó la falla en el sistema computarizado a tal punto de dar informaciones erróneas, primero, y luego perder toda la información. Sin embargo, la gran incógnita es por qué no respondieron los motores, si el piloto indicó a la torre que había reducido la potencia al mínimo para, probablemente, poder elevarse.

Los aviones pueden quedarse totalmente sin energía, pero aún así existe una fuente de energía de emergencia que le da a la nave un margen de 30 a 40 minutos más de autonomía.

De otro lado, ayer Aeroperú contrató una firma estadounidense para recuperar el fuselaje del vuelo 603 que se encuentra a 180 metros de profundidad en el Pacífico y todo indica con 55 cuerpos de los 70 ocupantes.

Vuelo 603 El comandante de la nave, el capitán Erich Schreiber, cumplió en 1985 una de sus misiones más importantes, llevar por el cielo a un pasajero de lujo: el Papa Juan Pablo II. Schreiber tuvo el honor de transportar al Pontífice dentro del país, a las distintas ciudades que visitó, en ese peregrinaje especial.

Gema Bruzzone, una de las azafatas que falleció en el vuelo de Aeroperú, ya se había salvado de un accidente aéreo. En setiembre de 1992 su avión, un Fokker de la línea Expreso Aéreo, al aterrizar en Bellavista, en San Martín, dio varias vueltas de campana y se partió en tres. El piloto murió pero la tripulación y los pasajeros, 43 en total, se salvaron. Bruzzone salió por una ventana luego de estar segura de que nadie quedaba dentro.

La zona donde se estrelló el Boeing 757-200 de Aeroperú la madrugada del miércoles presenta escasa visibilidad, en especial durante esta época del año, declaró el representante de la Asociación de Pilotos de la citada compañía, César Betalleluz Terarrosa.

LA MINISTRA de Transportes de Perú, Elsa Carrera, indicó que se dará prioridad a la recuperación de la caja negra del avión siniestrado, para conocer la causa precisa de la tragedia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.