SAN JUANITO, CENTRO DE OPERACIONES

SAN JUANITO, CENTRO DE OPERACIONES

Los pobladores de San Juanito Meta, un pueblo tradicionalmente pacífico del Meta, se levantaron ayer en medio de una lluvia de balas y bombas. (VER GRAFICO)

05 de febrero 1997 , 12:00 a.m.

Por las detonaciones y el ametrallamiento desde aeronaves militares los 1.300 habitantes y 300 desplazados, que han llegado a este casco urbano procedentes de varias veredas, creen que la guerra continuará.

Ayer, como viene ocurriendo desde el pasado domingo, dos aviones Kafir y dos Mirage iniciaron desde las 7 de la mañana el bombardeo de una franja de 50 kilómetros cuadrados de la Cordillera Oriental, territorio de la vereda El Tablón, situada en frente del pueblo.

Allí están localizados cerca 250 hombres de los frentes 51, 53 y 54 de las Farc, que el pasado sábado atacaron una patrulla de la Brigada Móvil Número Uno. Hasta el momento solo se ha confirmado oficialmente la muerte de 16 militares y de 21 rescatados, entre heridos e ilesos.

Mientras tanto, a una hora de San Juanito, en la inspección San José, un avión OV10, conocido como el avión fantasma , de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) disparó ráfagas de ametralladora contra supuestos subversivos que estaban replegados en la zona.

Igualmente, a las 7:10 de la mañana, fueron arrojadas las primeras tres bombas sobre el pico del cerro El Tablón. Media hora después fue bombardeada el área, en nueve ocasiones.

Hacía las 8:30, en la pista de San Juanito, aterrizaron cuatro helicópteros Black Hawk de las Fuerzas Militares que en dos viajes cada uno se encargaron de desembarcar en las montañas a más de 200 hombres de contraguerrilla de las brigadas Móvil Número Uno, Decimotercera y Decimoséptima.

El desplazamiento de los helicópteros entre Villavicencio y San Juanito se demora cerca de treinta minutos.

En ese instante, el cielo de San Juanito parecía de guerra. Los cuatro helicópteros eran custodiados por el avión fantasma , un helicóptero ruso MI17 y un helicóptero artillado UH1H, conocido como el mosquito .

Como respuesta de la guerrilla se escuchaba esporádicamente en el pueblo el eco de ráfagas de ametralladoras.

Fue entonces cuando comenzaron las maniobras de rescate de los soldados muertos y la búsqueda de los desaparecidos.

A las 10 de la mañana, el alcalde de San Juanito, Ramiro Jiménez Segura, convocó a la comunidad y le informó sobre la difícil situación de orden público que se registraba en la zona rural.

A la vez, los campesinos solicitaron más detalles sobre las acciones militares, por cuanto deseaban saber el grado de peligro que representaba para ellos y sus familias el retorno a sus parcelas.

Ante el ambiente de guerra que se vive en la región, los campesinos optaron por permanecer en el casco urbano de San Juanito.

Precisamente, funcionarios de la Cruz Roja Internacional se desplazarán hoy al área con el propósito de llevar frazadas, comida y otros elementos para ayudar a las familias que se encuentran concentras en la plaza principal.

Aunque el comandante de la Brigada Móvil Número Uno, general Eduardo Santos, fue invitado a la reunión con los campesinos, no pudo asistir por cuanto se informó que el oficial había tenido que viajar urgentemente a Villavicencio.

Fuentes militares aseguraron en Bogotá que por lo menos 1.000 hombres del Ejército se encontraban en la zona participando en las operaciones, que se han concentrado en el cañón del río Verde, hasta donde han penetrado 250 militares.

Según los militares, esa es una de las zonas más estratégicas para las Farc, pues desde allí pueden ejercer control sobre la carretera al Llano, las poblaciones de Fómeque, Cáqueza y la vía a Ubalá.

Destacaron que en esa área, considerada como base de las Farc, el grupo subversivo cuenta con campos minados, refugios, caletas y corredores viales hacia la capital del país.

Precisamente estas circunstancias han dificultado el acceso de las tropas que deben primero explorar el terreno para evitar las minas.

La zona es fundamental para la seguridad del centro del país, por cuanto los alzados en armas pueden sobrepasar fácilmente el páramo de Sumapaz y llegar a las goteras de Bogotá , dijo un alto oficial del Ejército.

Se habrían suicidado Un soldado, compañero de uno de los militares sobrevivientes en San Juanito y que pidió reserva de su identidad, dijo a EL TIEMPO que algunos soldados muertos se habrían suicidado antes de preferir caer en manos de la guerrilla.

Se les acabo la munición y quedaron indefensos. Entonces tomaron la determinación de matarse. La guerrilla les gritaba que se entregaran y ellos respondían que ni por el putas. Accionaron una granada y se mataron .

Así relató el soldado lo que le transmitió su compañero después de salir de la zona de combate. El soldado que presenció la muerte de sus compañeros se entregó a la guerrilla y el lunes pasado fue entregado a la Cruz Roja en la escuela de El Tablazo, en donde las Farc dejaron a los soldados heridos, tras una comunicación por radio entre el Mono Jojoy y delegados de ese organismos de socorro internacional.

Eso fue verdad, porque uno con la cosa de que lo van a matar, uno mismo se mata, sabiendo uno que ya la tiene perdida , dijo el uniformado.

Campesinos huyeron a San Juanito Hasta el casco urbano de San Juanito, en límites de los departamentos de Meta y Cundinamarca, que tiene 1.800 habitantes, llegaron 300 personas damnificadas huyendo de los violentos combates entre el Ejército y miembros de tres frentes de las Farc.

De las veredas El Tablón y San Luis de Toledo, a cinco kilómetros de San Juanito, llegaron los campesinos afectados por los enfrentamientos, que ayer completaron cuatro días.

La falta de caminos hace más difícil el desplazamiento de los campesinos debido a que estas poblaciones están distantes de San Juanito, entre dos y tres horas, a lomo de mula.

Los campesinos de la región han abandonado sus casas y sus parcelas por los combates.

Algunos se han quedado y otros se han desplazado a Villavicencio y a otros municipios vecinos.

El alcalde de San Juanito, Ramiro Jiménez Segura, dijo que el pueblo se encuentra prácticamente en emergencia porque hay escasez de víveres.

Alcaldes vecinos de San Juanito empezaron a apoyar con alimentos a las familias damnificadas.

Así mismo, desde el pasado lunes socorristas de la Cruz Roja Internacional han llegado a la zona con el fin de auxiliar a los soldados muertos y heridos, y desde ayer en la tarde, preparaban frazadas y alimentos para atender a la población civil que huye de los combates.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.