NO JUEGO CON ESE TÉCNICO , DIJO REDONDO

NO JUEGO CON ESE TÉCNICO , DIJO REDONDO

El mediocampista del Real Madrid Fernando Redondo renunció ayer una vez más a integrar el seleccionado argentino de fútbol que se prepara ahora para conseguir un billete para Francia-98, a raíz de su mala relación con el entrenador Daniel Passarella, circunstancia que el jugador calificó de obstáculo insalvable .

23 de enero 1997 , 12:00 a.m.

El rubio pelilargo informó su decisión mediante una nota que le remitió al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona.

En conferencia de prensa que brindó ayer en Madrid, retransmitida en Argentina por el canal de televisión por cable TN, el jugador señaló que conversó el tema telefónicamente con Passarella.

Para mí no ha sido fácil. La Selección Argentina es muy importante, pero a mí el cuerpo técnico actual me trató públicamente de mentiroso , se lamentó Redondo. El jugador precisó que en ningún caso renunciaba a trabajar con la Selección, pero sí con el cuerpo técnico actual. Para mí es muy grave. Esto se lo he comunicado telefónicamente a Passarella. El se mantuvo en su postura y la verdad es que la conversación no fue en buenos términos , explicó.

Se extendió luego sobre la importancia de la honestidad y criticó la postura de Passarella por tratar de imponer la creencia de que no pasó nada . Aseguró que él no puede confiar en el técnico por más que sea el seleccionado lo que está de por medio, y recordó al público argentino.

Es una decisión muy personal , precisó, para agregar que, lógicamente, a mí me interesa el público simpatizante argentino, que quería que yo estuviera. No les pido que me comprendan, pero yo no puedo cambiar. Y, además, estoy muy tranquilo .

Por su lado, Grondona lamentó la excusa presentada por el volante del Real Madrid para no integrar la Selección en el partido del 12 de febrero frente a Colombia por las eliminatorias suramericanas al Mundial de Francia-98.

Aclaró, no obstante, en declaraciones radiales, que él, como viejo zorro, ya lo esperaba. Cuando se tarda tanto, uno ya se imagina lo que pueden responder. Me duele que una vez más haya dicho que no .

Se quejó de que, por lo menos había que venir y hablar , y cuestionó que el jugador no lo hubiera contactado por otra vía. Yo quería hablar enfatizó, pero me cansé de discar su número de teléfono y el de un familiar.

Passarella había convocado a Redondo para jugar en Barranquilla (Colombia) en una lista de 20 futbolistas, con la aclaración de que, como en todos los casos, se trataba de una invitación y que siempre sería resorte del jugador aceptarla o desecharla.

Una historia de recortarse el cabello (Redondo) y declaraciones encontradas del jugador y de Passarella hicieron finalmente irreconciliable la postura entre ambos protagonistas.

Desde la primera convocatoria de Passarella, la semana pasada, se había producido un silencio de parte de Redondo y una increíble falta de comunicación telefónica entre el técnico y el jugador, en un virtual juego de escondidas durante el cual ambos se buscaban, pero nunca se encontraban, pese a que la era Internet está en su apogeo.

En los últimos días, en Argentina se había planteado el asunto, no como un debate futbolístico, sino un mal culebrón que solo recibió sarcásticos comentarios.

Ya en 1995 los dos protagonistas habían tenido un primer capítulo, que terminó con el jugador fuera del equipo porque Redondo no aceptaba jugar como volante volcado sobre la izquierda y solo quería hacerlo como central, versión Passarella, apodado El Kaiser por sus gestos autoritarios.

En cambio, el jugador sostuvo entonces que el adiestrador le exigió cortarse el pelo como condición previa, pero que él prefería quedar fuera del equipo antes que hacerlo.

Previo al rotundo no de Redondo ayer, Passarella había afirmado el martes que debemos olvidar rencillas, si es que las hubo. Hay cosas que son del pasado y que no quiero volver a tocar . Para cerrar, entonces, dio plazo a Redondo para que respondiera antes del próximo martes 28.

Previo al Mundial de México-86, Redondo se había negado a una convocatoria de Carlos Bilardo. Entonces jugador del club Argentinos Juniors, adujo que debía concluir sus estudios universitarios. Pero no cumplió su promesa y fue transferido al Tenerife español.

La prensa argentina había definido ayer a los dos protagonistas del culebrón como dos personas obcecadas, orgullosas, que arrastran un conflicto no resuelto desde 1995.

POR TERCERA VEZ, el volante Fernando Redondo, del registro del Real Madrid español, le dijo no a la Selección Argentina. Todo, a raíz de su polémica con el técnico Daniel Passarella.

Archivo / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.