Consejo de Estado tumbó licitación del tercer canal

Consejo de Estado tumbó licitación del tercer canal

Por 17 votos contra 6, la Sala Plena del Consejo de Estado tumbó ayer la licitación del tercer canal privado de televisión. (VER INFOGRAFÍA: UN LARGO Y POLÉMICO PROCESO)

15 de febrero 2012 , 12:00 a. m.

La decisión final se tomó tras un año y siete meses de espera desde que ese tribunal admitió una demanda contra la subasta pública, el mecanismo seleccionado por la Comisión Nacional de Televisión (CNTV) para adjudicar el canal. Los magistrados ordenaron inicialmente suspender todo el proceso de adjudicación, que había arrancado en abril del 2008, mientras lograban un fallo de fondo. Este martes, finalmente, hubo humo blanco. Según la mayoría, la subasta no garantiza que la Nación reciba la mayor cantidad de dinero por el canal, pues, al final del proceso, solo quedó vigente una oferta, la del Consorcio Canal Tres Televisión de Colombia S. A., integrada por Editorial Planeta, la Casa Editorial EL TIEMPO y RTI. La licitación arrancó con tres oferentes, dos de los cuales decidieron después retirarse del proceso de adjudicación, que tuvo una dura oposición de los dos canales privados, que desde hace más de una década manejan la oferta televisiva: RCN y Caracol.

El Consejo de Estado decidió que el tercer canal privado "no se puede adjudicar por subasta a un oferente único". Según determinó, con un solo interesado en el proceso, el bien objeto de la licitación "estaría sometido a una valoración subjetiva, que no corresponde a la realidad del mercado". Los magistrados consideraron que en el proceso hubo una violación del artículo 72 de la Ley 1041, o estatuto de las telecomunicaciones, que establece la pluralidad en las licitaciones referentes al espacio electromagnético.

El presidente del Consejo de Estado, Gustavo Gómez, dijo que "específicamente, la razón de una subasta es conseguir el mejor precio para el Estado". Y agregó que "era un absurdo jurídico y una contradicción que un solo oferente determine el precio a pagar en una licitación". El valor base había sido fijado por la Comisión de Televisión en 103.409 millones de pesos, más un 10 por ciento de este valor para asegurar que no hubiera detrimento para la Nación. Según el magistrado, el examen buscó brindar seguridad jurídica a los inversionistas y establecer reglas claras de juego. "No se prohíbe un tercer canal, pero debe hacerse (la licitación) conforme a la ley", señaló. Ayer, la CNTV anunció que acogía la determinación del Consejo de Estado y reiteró su posición de que el país "debe contar con una mayor oferta televisiva". Como la Comisión desapareció del mapa jurídico colombiano, el nuevo proceso lo asumirá la nueva Autoridad Nacional de Televisión.

Jaime Andrés Estrada, director de la CNTV, aseguró que, si bien esta decisión retrasa la entrada de una nueva oferta televisiva, la entidad emprenderá acciones "que le permitan garantizar al país más pluralismo informativo, más alternativas de entretenimiento para los televidentes y mayor competitividad de la industria audiovisual de Colombia".

Estrada aseguró que una vez se notifique oficialmente el fallo se dará inicio a la elaboración de los nuevos estudios de estructuración económica, financiera y jurídica de la licitación. "El aumento de la penetración de la televisión por suscripción, la entrada de nuevas tecnologías y el paso de la televisión analógica a la digital configuran un nuevo escenario competitivo que debe reflejarse en la fijación del valor base", agregó. .

Tribunal y Procuraduría apoyaban licitación El Grupo Planeta le había pedido al Consejo de Estado que tomara una decisión que desempantanara el proceso.

"Hemos cumplido todo a rajatabla, cumplimos con todo lo que había en los pliegos de licitación y pensamos que tendrían que por lo menos decirnos que sí podemos", dijo en diciembre Francisco Solé, presidente del Grupo Planeta para América Latina.

Su punto es que la licitación sí es válida, dado que sí hubo pluralidad de proponentes en licitación pública y en igualdad de condiciones, y que el hecho de que al final permaneciera un solo interesado no viciaba el proceso. Esa posición tuvo respaldo del Tribunal Superior de Cundinamarca y de la Procuraduría.

ENTREVISTA Presidente del Consejo de Estado, Gustavo Gómez 'Puede haber hasta 5 canales' ¿Cuál es la esencia del fallo? Solo se anuló un numeral del pliego de condiciones elaborado por la Comisión de Televisión: el 4-11-11, que establecía la modalidad de la subasta para adjudicar el espacio electromagnético. La decisión determinó que ese punto era violatorio del Estatuto de las Telecomunicaciones, que es una norma superior.

¿Qué es lo ilegal de ese numeral? Una subasta supone varias personas interesadas, y bajo esa modalidad se busca el mejor valor del bien. En este caso había un solo oferente que no iba a dar un precio que favoreciera los intereses de la Nación. El valor del espacio electromagnético es muy alto. ¿Qué pasa si son los oferentes los que se retiran a última hora? Es un fenómeno que pudo alterar la finalidad del acto, pero eso no se analizó.

La obligación del juez, precisamente, es la de aclarar las normas para que no se den estas estrategias o manipulaciones y establecer mecanismos que den seguridad jurídica para la inversión extranjera. ¿Y si en un futuro vuelve a ocurrir una situación similar? Se tendría que acudir a otra modalidad de adjudicación diferente de la subasta.

¿El fallo estanca el proceso de adjudicación? Esto no es un retroceso para el país. Tampoco se está prohibiendo un tercer canal. Por el contrario, la franja electromagnética es amplia y puede haber cinco o más canales, pero sobre normas claras. ¿Qué argumentaron los seis magistrados que salvaron su voto? Que la forma como se manejó el precio en la subasta para establecer el valor del contrato no violaba ninguna norma. Eso conectado con elementos muy complejos que tienen que ver con el derecho de los consumidores, de la competencia, de las franjas publicitarias que hay en el mercado de la televisión. Además, que en el ordenamiento jurídico era factible encontrar otras disposiciones que podían habilitar la tesis del único oferente. .

Proceso, desde cero Si bien el proceso de adjudicación fue declarado improcedente, el Gobierno ha reconocido en repetidas oportunidades que Colombia debe contar con una mayor oferta televisiva. El hecho es que la adjudicación debe arrancar de cero. Los interesados tendrán que comenzar por inscribirse en el Registro Único de Oferentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.