Secciones
Síguenos en:
AMÉRICA LATINA DEBE DOBLAR SU CRECIMIENTO

AMÉRICA LATINA DEBE DOBLAR SU CRECIMIENTO

Los expertos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional le apuntan a un crecimiento de la economía latinoamericana de un 3 por ciento para este año y de un cuatro para 1997.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Sin duda son pronósticos alentadores, después del decaimiento registrado en 1995 y como consecuencia de la crisis mexicana.

En las tradicionales proyecciones sobre la economía en el mundo con ocasión de la asamblea conjunta del BM y el FMI, los analistas destacan la recuperación de los países en desarrollo y la consolidación de los planes de estabilización en la mayoría de ellos.

Sin embargo, es necesario que Latinoamérica duplique su producto interno bruto en los próximos años para consolidar su recuperación definitiva.

Con miras a este objetivo, los expertos de los organismos señalan la urgencia de que aumente el ahorro interno y de que se continúe con las reformas en el ámbito financiero, de forma especial en el sector bancario en países como México, Argentina, Brasil y Venezuela.

Para el jefe de los economistas del BM para Latinoamérica y el Caribe, Guillermo Perry, América Latina se encuentra en una etapa de realismo en la que debe reconocer el trabajo hecho en el ámbito de la estabilización, que debe consolidarse , e impulsar un mayor crecimiento económico.

Perry destaca que se ha superado la fragilidad que siguió a la crisis mexicana de finales de 1994, y que ahora retornan los flujos de capital a la región, aunque insistió en la necesidad de reforzar los sistemas bancarios que mostraron su debilidad con el denominado efecto tequila generado por la crisis mexicana.

El ex ministro de Hacienda colombiano señaló al presentar sus pronósticos que es necesario reducir los niveles de pobreza existentes en Latinoamérica y mejorar los sistemas de salud y educación.

El informe Perspectivas Económicas Mundiales, señala además que las tres regiones del mundo en desarrollo seguirán siendo en el futuro previsible, la locomotora del crecimiento global, más que duplicando el ritmo de las naciones industriales.

Según el estudio los países en desarrollo de Asia moderarán un tanto su velocidad, a un 7,5 por ciento de crecimiento promedio en 1997, después de 9,1, 8,6 y 8,0 por ciento de los tres últimos años.

En el resto del mundo en desarrollo las tendencias son prometedoras según los expertos del Fondo Monetario. Africa tiene espacio para reformas estructurales que pueden acelerar más su crecimiento y bajar la inflación, que se situará en un promedio de 21,3 por ciento este año contra 32,1 por ciento en 1995.

Inversión extranjera México, Brasil, Chile y Argentina, concentran la mayor inversión directa extranjera en Latinoamérica y en el Caribe. En toda la región la inversión aumentó un 5 por ciento en 1995, elevándose a 27.000 millones de dólares.

Mientras que el 65 por ciento de la inversión directa extranjera tuvo lugar en Asia, aproximadamente un 27 por ciento se dirigió a América Latina, del cual los dos tercios se realizaron en sólo esos cuatro países, indica un informe sobre la Inversión Mundial.

México atrajo 7.000 millones, y Brasil, Argentina y Chile atrajeron aproximadamente 4.9000 millones, 3.900 millones y 3.000 millones de dólares, respectivamente en 1995, precisa el documento.

Un informe subraya que las grandes privatizaciones en América Latina pueden llevar a tendencias de inversiones irregulares de año en año. Se estima que estas tendencias continuarán en Latinoamérica y las privatizaciones en la región pueden tener un impacto significativo en las tendencias globales de la región en los próximos años.

México De acuerdo con las proyecciones del FMI sobre crecimiento económico México finalizará el año con un 3.6 por ciento de crecimiento económico global, después de una contracción de casi siete por ciento en 1995.

De acuerdo con los organismos, el flujo de capital que registra este país es un síntoma de que la crisis como tal ha finalizado y que el comportamiento de los inversionistas extranjeros en el conjunto de Latinoamérica es positivo .

La economía mexicana es ahora más sólida y está menos expuesta a las eventualidades políticas que hace dos años. La recuperación económica de México ha estado basada hasta ahora en un auge de las exportaciones.

Para hacerse sostenible en el tiempo, deberá anclarse en una recuperación del consumo interno, que se precipitó tras la fuerte devaluación del peso mexicano a fines de 1994.

Venezuela Las previsiones sitúan el crecimiento económico de Venezuela en 1996 en -1.1 por ciento, aunque se espera una reactivación para 1997 que puede llegar a un crecimiento del 4,5.

Los analistas creen que Venezuela experimentará una recuperación en 1997, después del decrecimiento de más de un uno por ciento este año, dijo Michael Musa, economista principal del FMI.

El buen comportamiento de los precios del petróleo contribuirá a la recuperación de la economía venezolanas que desde abril puso en marcha un programa de ajuste convenido con el Fondo Monetario.

Brasil En Brasil las perspectivas apuntan a un 2,5 por ciento este año y un 4,2 por ciento el próximo. Destacan los analistas que este país comenzó a domesticar la inflación con el Plan Real, reduciendo el índice de precios al consumidor de más de dos mil por ciento en 1994 a 12,3 por ciento en 1996.

Parte del precio que Brasil tuvo que pagar por el ajuste fue una reducción de su ritmo de crecimiento, que debe cifrarse en 2,5 este año en contraste con 4,2 por ciento de 1995 y 5,7 por ciento en 1994.

Chile El país latinoamericano que, según los cálculos del BM y el FMI registra un mayor crecimiento económico es Chile, al que auguran para este año y para 1997 un PIB de alrededor del 7.4 por ciento.

Este país seguirá siendo la estrella refulgente de América Latina, con un ritmo de crecimiento equivalente al de los tigres asiáticos, superior al siete por ciento en 1996 y una inflación controlada del orden del 7,6 ciento.

Argentina Argentina también ha vuelto a crecer y debería terminar 1996 con un PIB positivo de 2,5 por ciento y una inflación de 0,3 por ciento, la más baja en 15 años, después de su retroceso de -4,4 por ciento en 1995.

El FMI dice que Argentina debe apegarse a la convertibilidad del peso. Este sistema que obliga al banco central argentino a mantener un respaldo para cada peso en circulación con dólares, oro o títulos públicos, permitió derrotar la inflación y devolvió la solidez a la moneda.

Sin embargo, presionados por las dificultades económicas tras la recesión de 1995 y por elevados niveles de desempleo, incluso algunos viejos defensores del sistema están comenzando a señalar sus puntos débiles.

Colombia Según los expertos del BM y el FMI Colombia siempre ha estado bien y al igual que Venezuela se beneficiará del reciente fortalecimiento en los precios del petróleo.

El FMI proyecta que el PIB colombiano crecerá un 3,2 por ciento en 1996, en comparación con 5,2 por ciento en 1995, y la inflación se mantendrá en el orden del 20 por ciento.

El Fondo espera que Colombia repita en años venideros el buen desempeño económico que la diferenció en el pasado de la mayoría de los países latinoamericanos. La economía colombiana ha enfrentado este año algunas dificultades que se deben a la incertidumbre causada de su situación política , dijo hoy Graham Hacche, jefe de la división de estudios económicos mundiales del FMI.

Colombia fue uno de los pocos países latinoamericanos que no padeció la llamada década perdida de los ochenta. Durante ese período siguió cumpliendo con sus obligaciones financieras internacionales y creció a tasas modestas pero constantes.

Ecuador y Perú.

Las economías de estos dos países crecerán alrededor de un 3 por ciento en 1996, ambos en baja. En el caso del Perú la desaceleración es importante, después de un 13 por ciento en 1994 y 7 por ciento en 1995.

Tras un mes del gobierno de Abdalá Bucaram los mercados financieros ecuatorianos son aparentemente estables . El sucre ha logrado sobrevivir al ajuste del ocho por ciento realizado a mediados de agosto, los tipos de interés han descendido bruscamente. Los actores del mercado han ganado confianza en la dirección económica que ha adquirido el país tras la llegada de Bucaram al poder.

República Dominicana En los pronósticos se destaca el caso de República Dominicana que está experimentando un ciclo de crecimiento importante que escalará en 1996 a 5 por ciento, su tercer año consecutivo con más de 4 por ciento acompañado por progresos continuados en materia de control de la inflación, reducida al 5 por ciento este año, según el FMI.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.