Secciones
Síguenos en:
BOYACÁ DE RUMBA

BOYACÁ DE RUMBA

Durante el pasado fin de semana los boyacenses rumbearon hasta el cansancio. En Tunja, Duitama y Sogamoso, la fiesta fue a punta de merengue y vallenato hasta la madrugada. Kinito Méndez y los grupos vallenatos como Diomedito, Los Diablitos, el Binomio de Oro, y la orquesta La Rebelión, hicieron de las suyas el fin de semana en las principales ciudades del Departamento.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

En Tunja, el pasado viernes 13, más de dos mil quinientas personas se reunieron en el coliseo cubierto para disfrutar del excepcional show del dominicano kinito Méndez, durante dos horas. Kinito y sus espectaculares coristas dejaron precedente en Tunja sobre la forma como se baila y se canta el merengue dominicano. Para ellos la calidad musical se logra con disciplina, simpatía y entrega total al público.

La música colombiana me atrae mucho y es por eso que en la próxima producción discográfica incluiré el tema Ese muchacho uno de los éxitos vallenatos de Diomedes Díaz, Ese Muchacho . Advirtió que a pesar del éxito que le trajeron, no grabará más trabalenguas como La Cachamba .

Kinito estuvo acompañado del mariachi Fernando Rey de la capital Boyacense quien interpretó varios de los temas de su primer trabajo discográfico.

En Sogamoso, el sábado 14 cerca de 3500 personas bailaron La Grúa, la Cachamba y el Asilo, en una presentación que era para no perderse.

Parranda vallenata El sábado 14 se confirmó que definitivamente los boyacenses son amantes desaforados del vallenato y del folclor de la Costa Caribe. Desde las seis de la tarde de ese día, hasta las cinco de la mañana del domingo 15, Duitama fue epicentro de una de las mejores parrandas vallenatas de los últimos años.

El lleno en el Club de Empleados de Bavaria lo dice todo, pues aproximadamente diez mil personas cantaron, bailaron y corearon los temas de Dio medito, Los Diablitos y El Binomio de Oro, junto con la orquesta Boyacense La Rebelión. Los asistentes, no podían pedir más, pues a medida que pasaba el tiempo más se entusiasmaban con esta clase de música.

Diomedito en un corto set mostró todo su talento como figura nacional y prendió el encuentro vallenato, pese a que el público pidió muchas más canciones de Diomedes Díaz.

Omar Geles, acordeonero de Los Diablitos, dijo que no esperaba semejante recibimiento, menos en Boyacá a donde llegaba por primera vez. El como sus demás compañeros se dio al público, de tal manera que compartió la historia de su vida como cantante. Dijo que desde muy niño trabajaba vendiendo en la calle, comentó su pobreza, el sufrimiento de su familia y el abandono de su padre. Todo esto lo llevó a la música y gracias a las canciones que compuso a sus padres en el 94 Los Caminos de la Vida e Historia, se consagró junto con su grupo, como uno de los artistas de mayor popularidad en el país.

El escollo del espectáculo lo protagonizó el público ya que una demora en la presentación de Los Diablitos ocasionó un pésimo comportamiento de muchos de los asistentes. Para presionar a la organización y a los artistas emprendieron una verdadera batalla a punta de latas de cerveza y botellas de aguardiente contra el escenario. Al final del impase llegó la calma y la buena animación de los grupos hizo que el público disfrutara totalmente el evento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.