EXIGEN LIBERAR A HIJA DE MARTÍNEZ ZULETA

EXIGEN LIBERAR A HIJA DE MARTÍNEZ ZULETA

Seis meses su familia dice que son 14 millones de minutos cumple hoy la ex parlamentaria María Cleofe Martínez de Meza de estar en poder del ELN. Fue secuestrada en su apartamento ubicado en el barrio Novalito, al norte de Valledupar, el 22 de agosto de 1992 y desde entonces, sin éxito, se han producido llamados para que sea puesta en libertad de sus familiares y amigos, lo mismo que del gremio de periodistas del Cesar y de los directorios políticos. Con ese mismo mensaje, hoy se realizará una nueva jornada cívica de protesta.

22 de febrero 1993 , 12:00 a.m.

Según el ex presidente Alfonso López Michelsen, la ex parlamentaria, que es además abogada y periodista, es una de las mujeres con mejores cualidades oratorias del país.

Perdimos a nuestros tres hijos varones y a la Coco (María Cleofe) le tocó asumir ese papel de varón. Eso la indujo a su vocación política liberal , manifiesta sombríamente su padre Aníbal Martínez Zuleta.

Martínez y su esposa Ana Julia han tenido que soportar la muerte repentina de sus hijos Aníbal Raúl, Aníbal José y Gabriel, hechos que fueron aceptados como circunstancias en las leyes de la naturaleza.

La situación que les ha sobrevenido con el secuestro de la Coco lo consideran más dolorosa, pues sienten que les está minando su existencia lentamente.

La madre de la dirigente dice que no hay palabras para describir el drama que están viviendo. Los recuerdos le agobian, como el pasado 16 de febrero, día en que cumplió 16 años su nieto Ciro Raúl, hijo de María Cleofe, fecha que siempre ha sido de alegría.

El secuestro ha sido repudiado por la sociedad vallenata, que ha invocado a través de los medios de comunicación el derecho de gentes para que sea liberada.

El 21 de octubre de 1992 la Gobernación del Cesar promovió una marcha de protesta en Valledupar que finalizó en la tarima Francisco El Hombre de la plaza Alfonso López.

Allí, con versos improvisados y al ritmo de cajas, guacharacas y acordeones, Diomedes Díaz, Poncho Zuleta, Jorge Oñate e Iván Villazón clamaron por la liberación de la Coco.

Por su parte, los medios de comunicación decidieron no retransmitir mensajes de la subversión pero hubo que desistir por presiones que recibieron los Martínez.

Las amenazas de los secuestradores estuvieron dirigidas especialmente hacia La Voz del Cañahuate, emisora de los Martínez, que gerenciaba María Cleofe Martínez, y desde la cual continuamente se transmiten mensajes de solidaridad con ella y se exige su libertad.

Según Martínez Zuleta, la incertidumbre y la angustia de ellos se acrecentó con las medidas adoptadas recientemente para combatir el secuestro, que califica de alambrada de limitaciones .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.