Secciones
Síguenos en:
REPARACIÓN DE LOS BIENES COMUNES

REPARACIÓN DE LOS BIENES COMUNES

El propietario de una casa del conjunto Los Andes de Chía pregunta si puede hacer una reparación de la zona de parqueo ubicada frente a su casa. Añade que en el reglamento figura como bien común de uso exclusivo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

El daño ocasiona inundación de la zona y el perjuicio sufrido por él, se extiende a los demás habitantes, debido a que se ha visto obligado a usar de manera permanente uno de los parqueos de visitantes.

La situación se presenta en varias casas y el administrador no le ha dado una solución efectiva.

Respuesta Los propietarios de las unidades a las cuales se les asignó el uso exclusivo de estas zonas son los encargados de su cuidado, limpieza y mantenimiento, y responderán por los daños que les ocasionen, salvo que estos no se hayan producido por causas imputables a ellos.

El administrador debe velar para que ninguno de los propietarios, usuarios y no usuarios de las zonas se vean perturbados en la posesión de estas y de los demás bienes comunes como los parqueos de visitantes.

Las reparaciones de los bienes comunes exteriores, por causas no atribuibles a los usuarios, deben ser realizadas por la administración con el fin de garantizar que no se dañe la armonía del conjunto y su costo será asumido en la forma que lo establezca el reglamento de propiedad horizontal.

Esto no impide que el propietario lesionado realice directamente los arreglos.

El Decreto 1365 de 1986 establece que el administrador tiene la función de velar por la conservación, mantenimiento y buen uso de los bienes comunes, así como por la tranquilidad, salubridad y seguridad de los usuarios y propender por su armónica convivencia.

La norma agrega que para ello deberá tomar las medidas necesarias y efectuar o contratar todas aquellas obras y reparaciones cuya no realización inmediata pueda causar perjuicios a la edificación o conjunto de edificios, a los bienes y servicios de uso común... .

Por tanto, si ya son varios los inmuebles perjudicados por este daño, el administrador debe presentar a la asamblea un estudio y un presupuesto para la adecuación de las zonas exteriores, como previsión para la conservación de los bienes comunes.

La doctrina señala que nadie, ni siquiera la asamblea, puede privar a ningún propietario de su derecho de uso y goce de sus derechos comunes, máxime cuando le fueron asignados de manera exclusiva y en consecuencia el administrador y la asamblea deberán dar una solución inmediata al problema que finalmente afecta a todo el conjunto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.