Secciones
Síguenos en:
OSTEOPOROSIS EN LOS HOMBRES

OSTEOPOROSIS EN LOS HOMBRES

Tal vez esté justificado, aunque sin razón, que los hombres se crean inmunes a la osteoporosis.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Esta enfermedad, que erosiona los huesos y avanza lenta y silenciosamente, se ha clasificado como enfermedad de las mujeres , porque estas son mucho más vulnerables a ella y a las fracturas que ocasiona.

Pero también a los hombres les da osteoporosis. Una simple caída que en la infancia tendría como consecuencia un raspón en un codo o una rodilla puede significar una fractura de muñeca o de cadera para un hombre mayor.

Las fracturas de cadera son graves: la tercera parte de los hombres que la sufren mueren en el curso de un año a causa de complicaciones de la fractura o de su tratamiento.

Y debido a que los hombres mayores raras veces controlan su peso o estatura, muchos de ellos no están conscientes de los centímetros que van perdiendo con la edad, a consecuencia de las fracturas vertebrales causadas por la osteoporosis.

A veces esas fracturas de la espina dorsal son demasiado evidentes, y provocan serios dolores de espalda y una postura incorrecta. Aún entonces, muchos hombres esperan a que la incomodidad desaparezca y pasan por alto la deformidad de su columna vertebral.

Pero, la osteoporosis en hombres y mujeres puede prevenirse casi siempre.

Si el problema se detecta oportunamente, el tratamiento puede evitar una pérdida importante de huesos, así como fracturas.

Quiénes corren riesgo? El factor de riesgo más común es la edad. Los huesos en hombres y mujeres siguen haciéndose más densos hasta cerca de los 30 años, y luego gradualmente se van adelgazando.

Aunque el hueso puede parecer sólido e inmutable, es un tejido con variaciones constantes. El calcio y otros minerales continuamente se separan del hueso y son sustituidos por minerales en la sangre que son absorbidos a través de los intestinos a partir de los alimentos.

Si la cantidad de minerales restauradores no alcanza a cubrir la pérdida, o si las hormonas que influyen en la densidad del hueso están escasas, los huesos poco a poco se debilitan.

En las mujeres, especialmente en quienes no se someten a la terapia sustitutiva de estrógeno, la pérdida de huesos se acelera dramáticamente en aproximadamente los cinco primeros años de la aparición de la menopausia.

Los hombres no experimentan una declinación repentina y dramática de la masa ósea, pero sus pérdidas más graduales se van sumando. Mientras más edad tienen, más grande es la probabilidad de sufrir pérdidas de huesos.

Un nivel bajo de la hormona masculina testosterona, que es común en los hombres mayores, fomenta la pérdida ósea. La testosterona se convierte en estrógeno en el organismo y, como en las mujeres, el estrógeno es crucial para la integridad de los huesos en los hombres.

Los hombres que corren un riesgo especialmente alto son los que tienen niveles de testosterona lo suficientemente bajos como para provocarles impotencia y carencia de erecciones nocturnas.

Las enfermedades crónicas que afectan a los riñones, pulmones, al estómago o los intestinos o las que alteran los niveles de testosterona también incrementan considerablemente el riesgo de que un hombre padezca de osteoporosis.

Probablemente, los tratamientos que requieren ese tipo de males separan los minerales del hueso o interfieren con la absorción de los minerales o su incorporación a ellos.

Por ejemplo, puede producirse una importante pérdida de huesos por una exposición prolongada a los esteroides, por la medicación a base de anticonvulsivos y antiácidos que contengan aluminio, así como medicamentos anticancerígenos.

Pero los factores de riesgo más comunes tienen que ver con los hábitos de fumar y tomar bebidas alcohólicas en los hombres y sus patrones de ejercicio y de dieta.

Investigadores han podido establecer una tendencia que indicaba que la actividad física vigorosa disminuye la tasa de pérdida ósea. Además, ejercitar los músculos de los brazos, piernas y torso puede realmente permitir la formación de huesos nuevos, aunque sea en edad avanzada.

En cuanto a la dieta, tanto hombres como mujeres normalmente consumen cantidades inadecuadas de calcio y de vitamina D, que el organismo necesita para absorber y usar el calcio.

Como sucede con las mujeres, la herencia tiene que ver con la susceptibilidad de los hombres a la osteoporosis.

The New York Times News Service Prevención y tratamiento Aunque no hay nada que pueda hacer un hombre en relación con tres factores de riesgo comunes de osteoporosis: la edad, la herencia y la condición de ser caucásico (de raza blanca), los hábitos que promueven la pérdida de los huesos ciertamente pueden modificarse.

Eso significa dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol a uno o dos copas al día, que es la cantidad que se presume protege al corazón.

El ejercicio regular para mantener la buena condición física y la fuerza, mediante aeróbicos y levantamiento de pesas o con aparatos de resistencia, también es importante para evitar la enfermedad.

Pero para mantenerse fuertes, los huesos necesitan los ingredientes adecuados, principalmente calcio y vitamina D: un gramo diario de calcio antes de los 65 años y 1,5 gramos después de los 65, así como 400 Unidades Internacionales diarias de vitamina D.

Las mejores fuentes de estos nutrientes, y las que más se absorben, son los productos lácteos bajos en grasas o sin ellas, en el equivalente diario a cuatro vasos de 225 gramos de leche descremada o con uno por ciento de grasas.

Otras buenas fuentes son: sardinas y salmón enlatados (asegúrese de comerse las espinas) y algunos vegetales de hojas verde oscuro. Quienes no puedan mejorar adecuadamente su dieta deberán tomar algún complemento a base de calcio o consumir jugo de naranja o leche adicionados con calcio.

Una vez que se presenta la osteoporosis, existen varios tratamientos, pero ninguno de ellos ha sido aprobado superficialmente para los hombres.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.