Secciones
Síguenos en:
QUIÉN TIENE LA SARTÉN POR EL MANGO

QUIÉN TIENE LA SARTÉN POR EL MANGO

Que el Banco de la República compre dólares? , Que el Gobierno deje de reintegrar créditos a manos llenas?, Qué los importadores reactiven la demanda y vuelvan a girar divisas?, Qué los exportadores sufran y se aguanten la revaluación?, Que los petroleros dejen sus divisas afuera?. Para los operadores cambiarios estas son, desde hace varias semanas, las preguntas del millón .

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

El país sigue esperando que alguien le ponga freno a la caída de la tasa de cambio, cuya devaluación nominal cerró ayer en el cinco por ciento para lo corrido del año y en el 6,38 por ciento para los últimos 12 meses, cuando la proyección del Emisor era cerrar 1996 en el 13,65 por ciento.

Aquí, algunas opciones de respuesta, según expertos consultados.

Para la primera, los especialistas consideran que el Banco de la República tiene amplio margen y capacidad de salir a demandar dólares, porque tiene los recursos para hacerlo. Además, no hay otro agente económico que pueda absorber la cantidad de divisas que circula en el mercado y la que falta por llegar.

Sin embargo, otra cosa piensa el Emisor. Fuentes cercanas a la entidad, señalan que no es idea de la Junta intervenir en un mercado que a pesar de moverse en una banda es libre. Algunos considera que la revaluación es coyuntural, y que no deben precipitarse porque podría estar cerca un cambio de rumbo en la situación del país .

Otra buena fórmula estaría en manos del Gobierno. pero frenar el reintegro de sus créditos parqueados en el exterior no parece hacer muy feliz a quienes necesitan que el gasto siga su rumbo. Además, ya se prepara otra emisión de bonos, esta vez por 300 millones de dólares, que deberían ingresar a finales de octubre próximo.

La posibilidad de que los importadores traigan más mercancía y necesiten divisas para pagarla, además de no pasar de ser una tentación aprovechando las bajas tasas, no puede ser realidad porque ellos ya tienen los inventarios suficientes para atender la demanda que cada día está más frenada por la situación económica.

Que las empresas petroleras, e incluso los exportadores de café (que entre otras cosas están pidiendo una tasa diferencial para sus dólares) decidan dejar las divisas afuera, es algo aún más remoto que las intenciones del Gobierno de no endeudarse más en el exterior, porque se trata del cumplimiento de sus ciclos de inversión y de producción a los que no pueden sustraerse, aunque eso les cause menores ingresos por la presión de su propia oferta de dólares sobre la tasa de cambio.

Qué los exportadores sufran y se aguanten la revaluación?. Parece ser, más que una respuesta, la realidad. Por lo menos así lo sienten ellos y lo harán saber dentro de pocas semanas cuando se reúnan en su Congreso, que ya no realizarán en la Heroica , sino en Bogotá, cerca de quienes a su juicio tienen la sartén por el mango .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.