Secciones
Síguenos en:
MAZDA Y MITSUBISHI VUELVEN A DAR PELEA

MAZDA Y MITSUBISHI VUELVEN A DAR PELEA

Al colombiano promedio le gusta especular acerca de las posibles causas del éxito o del fracaso de los demás.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Y en el caso de la Compañía Colombiana Automotriz (C.C.A.), la situación describe idéntico comportamiento.

Según José Fernando Isaza, presidente de la C.C.A., después de ser la primera fábrica de automotores en el país (en ventas del segmento de automóviles), un fenómeno macroeconómico imposible de controlar encareció al ejercicio industrial, lo cual los obligó a reducir la producción y, en consecuencia, se les bajaron las ventas.

Sin embargo, el colombiano elucubró razones de toda índole, como problemas de calidad, para justificar el decrecimiento de la ensambladora.

No obstante, si se miran las cifras, la línea 323 (desde el Coupé hasta la Station Wagon), en lo que va corrido del año, ocupa el primer lugar en ventas.

Lo anterior es de especial importancia, si se tiene en cuenta que dichos automóviles no son los más baratos del mercado.

Luego, cuál es el secreto para que lideren el segmento? Producto de calidad Cuando a mediados de los 80 se inició la operación Mazda en Colombia, los estándares de calidad de los productos nacionales no eran los mejores.

Pero al establecerse la rigurosa metodología japonesa, el consumidor conoció automóviles con habitáculos confortables y maquinaria de gran fortaleza.

Asimismo, el trabajador de la ensambladora readecuó su forma de laborar, toda vez que se impuso un estricto programa de capacitación y rediseño de los tiempos y movimientos de operación.

En cuanto a la capacitación, durante este año se han impartido 1.520 horas hombre a 620 asistentes, distribuidas en 66 cursos.

Teniendo como base los anteriores elementos (además de la supervisión japonesa), y los 13 años de experiencia en el país, la C.C.A. se empeña en satisfacer los deseos del cliente colombiano y de los países vecinos.

Tanto es así que ostentan el primer lugar de exportación de vehículos y una fidelidad de sus clientes cercana al 85 por ciento.

Confianza en el respaldo Los clientes de los vehículos ensamblados por la C.C.A. (Mazda y Mitsubishi) cuentan con toda una red de concesionarios y talleres autorizados a su servicio.

En el país hay 109 puntos de atención técnica (cerca de 200 mil metros cuadrados), con presencia en las principales ciudades del país y más de 1.300 técnicos.

Tales establecimientos de servicio son de carácter nacional, es decir, están habilitados para prestar mantenimiento a todos los automotores de la marca que ruedan por el país.

En caso de que, por ejemplo, uno de los talleres de Barranquilla no cuente con un repuesto en su inventario, se comunica por módem con el centro de repuestos en Bogotá y, en menos de ocho horas hábiles, la autoparte se envía por el conducto que el concesionario lo pida y la recibe en sus instalaciones lista para instalar.

En la bodega de repuestos de Bogotá, que tiene cerca de 10.000 metros cuadrados, se encuentran más de 35.000 referencias avaluadas en 13.000 millones de pesos.

De nuevo la pelea Ahora que la revaluación del yen ha cedido, la C.C.A. ha vuelto a describir un repunte en el mercado.

Por tal motivo, ofrece al mercado el plan 70/30 en el que, por pagar 70 por ciento de cualquier vehículo Mazda, se dan 12 meses de plazo para cancelar el 30 por ciento restante, sin intereses.

Por otra parte, para el próximo año se tiene programado el lanzamiento de la nueva cara de los modelos 323, el sistema de inyección de combustible para todos los modelos y la actualización tecnológica (close-loop) para los modelos que ya tienen dicho sistema.

Isaza es bastante optimista sobre el futuro de la fábrica aunque le quiere decir al Gobierno nacional que la industria automotriz no es la culpable de la falta de infraestructura vial.

En consecuencia, en vez de aumentar los impuestos sobre los vehículos, las autoridades deberían invertir un mayor porcentaje de los gravámenes en mejorar las carreteras.

Por otra parte, continuó Isaza, y con el fin de mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de los colombianos, el Gobierno debería establecer una política de renovación del parque automotor más eficaz y no populista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.