SANTA FE APENAS LE GANÓ 3-0 AL TÁCHIRA

SANTA FE APENAS LE GANÓ 3-0 AL TÁCHIRA

Santa Fe apenas le ganó 3-0 al Unión Deportivo Táchira y logró su paso a la siguiente ronda del Torneo de la Conmebol. Y fue apenas 3-0 porque el marcador fácilmente pudo pasar de la media docena. Anoche, en El Campín, solo hubo un equipo...

20 de septiembre 1996 , 12:00 a.m.

El onceno de Pablo Centrone, este equipo de pelados que ajustó 10 lances sin perder, tuvo la pelota, manejó el ritmo del juego, se hizo dueño de los espacios y creó las opciones de gol.

Cómo sería el dominio cardenal que los venezolanos solo efectuaron un remate directo al pórtico de Agustín Julio: una chilena que improvisó Orlando Rojas a los 26 minutos del segundo tiempo. Y ese fue el único impacto con dirección de gol incluyendo un penalti que desperdició el propio Rojas cuando concluía el primer tiempo.

Táchira, como jugó ayer, bien puede pasarse tres meses en un campo de fútbol sin anotar.

La superioridad cardenal fue indiscutida. Desde el comienzo del juego se apoderó del esférico y Zea, Whittingam, Vidales, Díaz y Flórez firmaron la tarjeta de propiedad del balón y del terreno.

Y empezó el festival del desperdicio. En la libreta de apuntes, antes del minuto 30 del primer período, los locales ya habían desaprovechado cuatro oportunidades de abrir la cuenta. Y esa imprecisión se debió, en parte, a la velocidad que le imprimió a las acciones el conjunto rojo, que hizo que los atacantes y volantes no fueran certeros y cayeran reiteradamente en fuera de lugar.

El problema era hacer el primer tanto. Desde la tribuna se veía que tan pronto el Santa Fe marcara un gol, la cosa sería para goleada. Y así fue...

A los 31 minutos de juego, a la salida de un tiro de esquina, y luego de una rápida seguidilla de tres rebotes en el área de 5,50, el defensor central y capitán cardenal, Grigory Méndez metió un cabezazo que se coló por la maraña de piernas visitantes que estaban paradas sobre la línea. 1-0 y Santa Fe ya estaba en la segunda ronda.

Sobre el final de la primera fase, Orlando Garcés fue a despejar, en solitario, un balón cruzado en las 18, la pelota le rebotó mal, le pegó en una mano y el árbitro ecuatoriano, Byron Moreno, a medio metro de la jugada, sancionó penalti. Cobró Rojas y tiró la pelota por fuera...

Para el segundo tiempo la situación no cambió. Si Táchira trató de atacar no se notó. En cambio, Santa Fe, apelando a su condición física, continuó a la ofensiva. A los 24 minutos del complemento el premio al esfuerzo bogotano llegó. Nuevo tiro de esquina y Garcés ganó el salto al primer palo y de fuerte remate de cabeza conquistó el 2-0.

Con ese marcador ya Táchira quedaba enterrado. Pero los rojos no aflojaron y continuaron al ataque. El 3-0 lo convirtió Whittingam, a los 28 minutos, al aprovechar un mal rechazo de Rojas, que le dejó la pelota servida en pleno corazón de las 18. El delantero, sin dudar, metió un zurdazo que quemó el pasto y se liquidó el juego.

Después se perdieron, por lo menos, tres goles que ya coreaban los casi 9.000 espectadores que asistieron al estadio capitalino.

Santa fe apenas ganó 3-0 y se enfrentará en la siguiente fase de la Conmebol al vencedor del duelo de brasileños entre el Palmeiras y el Bragantino.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.