Secciones
Síguenos en:
IDEA CONTRA ROBOS A CAJEROS

IDEA CONTRA ROBOS A CAJEROS

A Isabel, el cajero automático se le tragó la tarjeta un domingo por la noche mientras intentaba retirar 60 mil pesos. Preocupada por lo que estaba pasando, decidió seguir las instrucciones de un papel que estaba pegado en el tablero del cajero. (VER INFOGRAFIA: REQUISITOS DE SEGURIDAD PARA ENTIDADES FINANCIERAS)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Allí le explicaban que debía digitar la tecla cancelar y luego su clave personal para que el cajero le regresara la tarjeta. A pesar de que siguió las instrucciones, el cajero no reaccionó y en esos momentos se le acercó un hombre que le dijo que a él le había pasado lo mismo y ella debía insistir; lo hizo pero nada funcionó y después de media hora decidió irse.

El hombre era el ladrón que no solo había pegado el papel con las falsas instrucciones, sino que había insertado en el cajero una cinta para retener la tarjeta y se había dado cuenta de la clave que ella había digitado. Cuando Isabel se fue, él la sacó y retiró 250 mil pesos de la cuenta.

Mientras el dolor de cabeza de las entidades financieras es el atraco a mano armada, el que acaba con la paciencia de los usuarios es el robo en los cajeros automáticos que incluye toda clase de trampas.

Para acabar con este tipo de hurtos, el ex alcalde local de Santa Fe Ricardo Cifuentes le hizo una propuesta a la Asobancaria a finales de 1994 y en los primeros días de 1995.

La propuesta consiste en instalarles dispositivos especiales a todos los cajeros automáticos y darles a los usuarios claves especiales para pedir auxilio en caso de un robo.

Así, si el delincuente está presionando a la persona para que saque la plata del cajero, ella digita la clave de cuatro dígitos como si fuera la normal, el dinero sale, pero simultáneamente el cajero da la voz de alarma a la Policía y al personal de la sucursal bancaria para que acudan a auxiliarla o al menos a tomar algunas pistas.

La clave debe tener el mismo número de dígitos que tiene la clave normal y le debe entregar el dinero de forma normal al cliente para no alertar al delincuente de que hay algo sospechoso. La alarma se activará de manera secreta y el ladrón no atacará físicamente a la víctima , explicó Cifuentes.

Cuando él planteo su idea ante la Asobancaria, le dijeron que la analizarían para determinar si técnicamente era viable. Actualmente, Carlos Mario Serna, vicepresidente de Asobancaria, dijo que él no tenía conocimiento de esa propuesta porque no estaba en la entidad en aquella época.

Agregó que estaba muy interesado en estudiarla para ver si se puede incluir en el proyecto de seguridad que está llevando a cabo actualmente la entidad y le pidió a EL TIEMPO hacerle un contacto con Cifuentes para tratar el asunto.

Este diario no pudo localizar en los últimos días al ex alcalde, pero una vez se concerte la cita y se tomen decisiones entre las partes, esta sección publicará los resultados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.