Secciones
Síguenos en:
TRES EJES EN EL PLAN DE BUCARAM

TRES EJES EN EL PLAN DE BUCARAM

El crecimiento económico de Ecuador estará sustentado durante los cuatro próximos años en el impulso al proceso productivo, en la construcción de vivienda como principal generador de empleo y en el fomento del sector turístico como receptor de la inversión extranjera.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Esos serán los tres pilares del plan económico que anunciará en los próximos días el presidente ecuatoriano Abdalá Bucaram Ortíz, con el fin de lograr tasas de crecimiento mayores al 6 por ciento desde 1997 y reducir la inflación a un dígito.

Para que este plan funcione debe existir, además de las condiciones económicas necesarias, una total confianza tanto en el gobierno como en las políticas que podría tomar el presidente. Y la verdad es que existen muchos problemas en los dos terrenos.

En el primer caso el último informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) señala que la economía ecuatoriana perdió dinamismo en el primer semestre de 1996 situación que coincidió con la incertidumbre que reinó por el proceso electoral en el que resultó ganador Bucaram.

En el primer semestre del 96 los hechos más preocupantes son el deterioro de las finanzas públicas, las elevadas tasas de interés, los asedios a la banda de fluctuación cambiaria y, además, la incertidumbre provocada por un gobierno populista que durante la campaña le declaró la guerra a los grandes grupos económicos.

La tendencia declinante de la inflación se revirtió y el crecimiento del producto interno bruto (PIB) se enfrió, estimándose que este año se ubicará por debajo del 2 al 3 por ciento , dice el estudio de la Cepal.

El anterior gobierno se había propuesto como metas para el 96 un crecimiento del PIB del 3 por ciento y una inflación del 19 por ciento, así como un equilibro en las cuentas del sector público, pero los ingresos fiscales fueron erosionados por la desaceleración de la actividad económica, las altas importaciones y el excesivo aumento en el gasto público.

La Cepal considera improbable la meta del 19 por ciento de inflación para este año, especialmente teniendo en cuenta que el aumento de doce meses acumulado hasta agosto pasado fue del 25 por ciento.

Racionamientos El otro hecho que podría aplazar las decisiones de los empresarios nacionales y extranjeros de invertir en Ecuador es el fantasma del racionamiento que en dos meses volverá a sufrir este país de 12 millones de habitantes.

Hasta comienzos de este año Ecuador padeció ocho horas diarias de racionamientos con pérdidas incuantificables en el aparato productivo. Ya tanto el ministro de Minas como el presidente Bucaram dijeron que los nuevos racionamientos -probablemente de una hora- serán responsabilidad del gobierno pasado.

Pese a las consecuencias que pueda acarrear el racionamiento, Bucaram indicó que el gobierno va a buscar un proceso de crecimiento económico que duplique la tasa del crecimiento. El gobierno va a buscar el aumento del PIB y para el crecimiento sólo hay algunas salidas: primero un gran proceso de producción, segundo la construcción que va a ser el mecanismo más adecuado para poder generar empleo y poder reciclar la economía, y tercero se alentará la inversión en el sector turístico.

El plan económico de Bucaram también incluirá duras medidas de impacto social. Por ejemplo, se intentará desterrar la política evasora porque Ecuador es uno de los países del mundo donde sus ciudadanos menos pagan impuestos. La evasión tributaria y el contrabando generan pérdidas estimadas en unos 900 millones de dólares al año.

Bucaram consideró que durante su gobierno el rol de la banca deberá ser cambiar su papel para actuar como agente promotor de la producción. La banca tiene que entender que su criterio no es monopolizador... El plan conllevará a que la banca dirija su dinero a la producción .

El presidente está optimista con su plan económico -diseñado y analizado conjuntamente con el ex ministro argentino de economía Domingo Cavallo-. Vamos a conducir al Ecuador hacia un estado de inversión total de una política abierta , añadió Bucaram.

Apertura a inversión De otro lado Bucaram, abogado de 44 años, dijo que aspira a una gran revolución educativa y social a través de una política de capitalización y apertura total a la inversión.

Sin llegar a utilizar el término privatización considera que la capitalización de las empresas fundamentales y la apertura total a la inversión privada nacional e internacional, no puede considerarse como una política neoliberal. Se capitalizarán el sector energético y la explotación de las áreas petroleras.

Sobre el tema de las privatizaciones este carismático Presidente indica que no va a copiar ningún modelo puesto en práctica por los países latinoamericanos pues en todos hay cosas buenas. A Bucaram le gusta mucho la política de seguridad social en Chile, la capitalización de la telefonía en Bolivia, el proceso de privatización de Argentina y la capacidad de supervivencia de Cuba.

Sostiene que Ecuador debe vivir su realidad y circunstancias y que cada país tiene que tener el suficiente asesoramiento y conocimiento de las diferentes alternativas que hay para que sean aplicadas en cada caso.

Plan social El gobierno de Bucaram hará mucho énfasis en la parte social y de ella estará encargada la vicepresidenta Rosalía Arteaga.

Para los programas sociales se destinará un presupuesto de 250 millones de dólares.

Como políticas se incluye la construcción de 200.000 viviendas. Precisamente hace unos días Bucaram lanzó el plan un solo toque con el cual en una primera etapa se edificarán 63.000 soluciones habitacionales financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo. Tendrán un valor entre 4.000 y 13.000 dólares (4 y 13 millones de pesos colombianos).

Ya se iniciaron los programas de corte social: la mochila escolar y el desayuno escolar, el vaso de leche gratis que optó por llamar Bucaram , y planes de tipo académico que la vicepresidenta puso en práctica cuando fue ministra de Educación.

Simultáneamente Bucaram ha tomado medidas que han producido un total rechazo popular. Suprimió el subsidio que se daba en el gas y que le representaba unos 160 millones de dólares al Estado. El cilindro de gas pasó de uno a cinco dólares.

No obstante el mandatario anunció mecanismos de compensación para los sectores más pobres. Entregará un bono navideño a 800.000 personas a quienes demuestren, factura en mano, que pagan un máximo de tres dólares mensuales por consumo de luz eléctrica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.