Secciones
Síguenos en:
TUTELA CONTRA DOGMA DE TESTIGOS DE JEHOVÁ

TUTELA CONTRA DOGMA DE TESTIGOS DE JEHOVÁ

Una verdadera guerra santa definirá esta semana la Corte Constitucional: un padre de familia contra el líder de una congregación de testigos de Jehová.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de septiembre 1996 , 12:00 a. m.

Humberto Cáceres Villamizar no acepta que el orientador de la secta, a la cual pertenece su hijo Alfonso desde hace dos años, se oponga a la transfusión de sangre del menor, internado en una clínica de Bucaramanga y sometido a un tratamiento contra el cáncer.

El líder dice que al joven, testigo de Jehová, no le pueden tocar su sangre porque hay pasajes bíblicos que lo prohiben. Toda persona que comiere sangre, será exterminada de su pueblo , dice, por ejemplo, el libro Levítico que consagra lo que Dios le dijo a Moisés, Capítulo VII, versículos 26 y 27.

El libro de los Hechos de los Apóstoles, Capítulo XV, escrito por el apóstol San Lucas, dice en los versículos 28 y 29: (...) Y es que ha parecido al Espíritu Santo, y a nosotros, inspirados por él, no imponeros otra carga, fuera de estas que son precisas, a saber: que os abstengáis... de sangre, y de animal sofocado...Dios os guarde .

Cáceres, de 41 años, estudiante de Derecho y empleado en una oficina de abogados, no está de acuerdo y está dispuesto a dar la batalla jurídica. Por eso confía en que la Corte Constitucional le dé la razón al revisar su tutela. La ponencia la proyectará el jurista Fabio Morón Díaz (ver recuadro).

Lo que está en juego, dice Cáceres a EL TIEMPO, es la vida de mi hijo y no voy a permitir que nadie interfiera en su recuperación .

La carta El vía crusis de Cáceres, que vive en el barrio San Martín de Bucaramanga, comenzó en la primera quincena de abril de 1996.

Una mañana llegó a visitar a su hijo, de 17 años, en una clínica del Instituto de los Seguros Sociales (ISS).

No era la primera vez que el menor estaba hospitalizado. El 27 de diciembre de 1995, médicos de la Clínica los Comuneros le amputaron su pierna derecha en un intento por salvar su vida ante el peligro generado por un tumor en su rodilla.

Recuerdo dice el padre que llegué temprano a visitar a mi hijo que había sido internado porque necesitaba un tratamiento de quimioterapia y ser sometido a eventuales transfusiones de sangre .

Al llegar hablé con mi muchacho y cogí su historia clínica, que estaba cerca a la cama .

Encontré relata una carta en la que decía que a mi hijo no le podían hacer ninguna transfusión de sangre porque era testigo de Jehová. El papel estaba firmado por el líder de esa congregación y también tenía la firma de mi muchacho .

Los derechos Le pregunté a un médico por el origen de la carta .

El doctor me dijo, Humberto, lo siento, no puedo proceder ante esa carta. Esto se me sale de las manos porque tengo que respetar una decisión .

En ese momento me dio mucha rabia porque sentí que violaban los derechos a la intimidad de mi familia y a la vida de mi hijo .

En un principio no sabía qué hacer. Salió de la clínica y se dirigió hacia su casa. Cuando llegué pensé en una tutela. Me senté en la sala y comencé a redactarla .

Yo fui evangélico y conozco y leo la Biblia, pero lo que me molesta es que se fundamenten en algo que no tiene relación con la vida y el ser humano para impedir una transfusión de sangre .

El asunto le originó el reclamo de su esposa. Ella relata me dijo que por qué procedía de esa forma. Le contesté que todo no se puede dejar a sus anchas y que no podía permitir que se degradara a un enfermo. Ella es católica y dice que no se opone ni se niega a cualquier cosa frente a este episodio .

A los 10 días de presentada la tutela, un juez de Bucaramanga ordenó al Instituto de los Seguros Sociales continuar el tratamiento. Menos mal dieron esa orden porque pensé que la salud de mi hijo podía verse comprometida. Lo han seguido tratando, pero es vital el fallo de la Corte para que no haya ningún obstáculo en su recuperación .

Su hijo, Alfonso, está internado hoy en día en la habitación 304 de la clínica Carlos Ardila Lulle de Bucaramanga. Padre e hijo han hablado sobre el tema: Lo único que le digo a mi hijo es que hago todo esto por ayudar a salvar su vida y porque no quiero que mi familia sufra. El no me contesta, pero sé que comparte la decisión .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.