LABORATORIOS CLÍNICOS CUENTAN CON EQUIPOS DEL SIGLO XXI

LABORATORIOS CLÍNICOS CUENTAN CON EQUIPOS DEL SIGLO XXI

En la Costa Atlántica, al igual que en el resto del país se ha incrementado en los últimos meses el número de usuarios de servicios médicos y laboratorios clínicos, no solo por la entrada en vigencia de la Ley de Seguridad Social (Ley 100), sino por el surgimiento de las compañías de medicina prepagada. Paralelamente a esto, cuando un médico recibe cualquier consulta por lo general, lo primero que hace es pedir al paciente exámenes clínicos para determinar el origen de su mal y proceder a corregirlo.

20 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Los laboratorios clínicos han sido preparados desde ya, tanto en estructura física y tecnológica como en su equipo humano, para cubrir las necesidades de el número cada vez mayor de pacientes que llegan a dejar sus muestras para hematología, química sanguínea, inmunología, urianálisis, hormonales, microbiológicos y otros, esperando atención, efectividad, y proyección hacia el próximo siglo.

Este acelerado crecimiento del mercado ha conducido a los laboratorios a ubicar soluciones cada vez más efectivas como la sistematización y automatización de equipos, o ampliación de sedes, en lugares que cubran los diferentes estratos sociales.

Según el Bacteriólogo Humberto Abello Lascano, en Barranquilla se encuentran los laboratorios clínicos más modernos del país, que cuentan con amplias salas de espera, recepcionistas con terminales computarizadas, y más de 10 cómodos cubículos para toma de muestras en cada sede, entre otras comodidades.

Luego que el usuario entrega su muestra, según el tipo de examen, esta puede ser conducida a equipos totalmente automáticos, como el Technicon RA-1000, para análisis de química sanguínea (colesterol, glucosa, triglicéridos, ácido úrico), con capacidad de 240 muestras por hora. Al ser programado, este mezcla cíclicamente los reactivos necesarios en proporciones adecuadas con cada muestra, durante el tiempo necesario, los clasifica y entrega sus resultados impresos en una tira de papel, en la que aparece identificada, por códigos, la persona a la que pertenece cada muestra.

Además de los anteriores, un sistema Abbott VP Supersystem, realiza trabajos por lotes, con una capacidad de 360 pruebas por hora.

Cuando el examen requerido es de hematología, por ejemplo, quien realiza la labor es el Coulter, que posee una capacidad de trabajo de 140 hemogramas por hora.

En las pruebas de virologías para determinar presencia de virus como el de la hepatitis, o el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirido SIDA, con el VIH, se utiliza el Microplate MR600, o el Quantum de Abbott, con el más alto grado de precisión alcanzado en la actualidad.

De otra parte, para el diagnóstico computarizado de imágenes, se posee un complejo programa computarizado proveniente de Estados Unidos como la mayoría de equipos. Con este, se graban las imágenes aparecidas en un microscopio, para manipularlas luego electrónicamente. Esto es de gran utilidad en los mapas cromosómicos.

Y lo más avanzado en tecnología de diagnóstico, se utiliza un sofisticado equipo de biología molecular, que con una diminuta muestra de sangre, tejido, o hueso, se puede manejar o identificar el ADN, y hacer el diagnóstico general de enfermedades infecciosas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.