LA POESÍA:

21 de junio 1995 , 12:00 a. m.

En alguna ocasión Marcel Proust se preguntó si podía llamar poesía a un libro, porque éste no había sido hecho, había sido cosechado . Explicaba que aquel es quizá menos y mucho más, la esencia misma de mi vida recogida sin poner en ella nada ajeno, en esas horas desperdigadas en que transcurre . Estas palabras de Proust fueron retomadas por José Ramón Mercado como prefacio de su poemario Agua de Alondra, cuyo título fue derivado de un verso de Federico García Lorca. En esta nueva entrega, José Ramón desnuda su alma desarrollando una lírica que inmaterializa la cotidianidad y construye un ámbito donde los espíritus habitan en la esencia de cada verso. Y, como Proust, cosecha poemas que han sido vivencias. El poema Ausencia: Brindo este vino encendido del cuerpo/ La soledad que agrieta tu imagen/ Esa imagen zurcida en el espejo roto/ La orgía de la tarde del viernes/ El tiempo que se desprende de la vida/ La vida que se calcina en tu ausencia.

Agua de Alondra José Ramón Mercado Ediciones Caballo de Mar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.