VALLEDUPAR PERDONÓ A DIOMEDES

VALLEDUPAR PERDONÓ A DIOMEDES

Con versos, agradecimientos, muchos besos, lágrimas y ante más de 15 mil personas que desde tempranas horas colmaron la plaza Alfonso López, Diomedes Díaz cumplió la cita con sus seguidores vallenatos.

10 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Atrás quedaron los resentimientos y los malos entendidos con el Cacique de la Junta. Todo quedó perdonado en el instante en que hizo su aparición en la Tarima Francisco El Hombre y la primera nota del acordeón de Iván Zuleta, su nuevo compañero, le dio el compás para cantar Me regaló Juancho Rois la Virgen, me regaló la Virgen del Carmen ....

Era la medianoche y los diomedistas no cabían de la felicidad, por supuesto no faltaron los incrédulos que pensaron que no vienes Díaz de nuevo los iba a dejar metidos . Sería el colmo. Eso no me lo puede hacer , comentó Isabel Cuesta, una jovencita que logró burlar el cordón de seguridad y se instaló en primera fila, al lado de los invitados especiales de Sony Music para el lanzamiento del disco Un canto celestial.

Lo que siguió fue indescriptible, Diomedes Díaz se entregó totalmente a sus seguidores, que gritaban, chillaban, lloraban, mientras que él mostrando su mejor sonrisa y haciendo venias, fue poco a poco llevando el espectáculo musical a un máximo de goce, al punto que cuando se refería a su compadre Juancho Rois, los aplausos eran más intensos, mientras le decían estás perdonado y si no llegaste al Festival no importa, eres el ídolo, lo decimos nosotros, los vallenatos, los que si sabemos y entendemos la música de Diomedes .

El éxito de este lanzamiento oficial del álbum número 21 del Monstruo del vallenato , igualmente lo presentó el debut ante sus seguidores de su joven acordeonero Iván Zuleta, quien a punta de versos y piques les mostró su dinastía, mientras que el público con mucha seguridad le gritaban ahí está el nuevo rey .

Y para ganar aún más indulgencia con su público, Diomedes luego de interpretar algunos de los temas de su nuevo trabajo discográfico, como Manguito biche y No tiene ná, además de otros éxitos anteriores como Por qué razón, presentó a Tito Castilla, el cajero que se salvó en el accidente en que perdió la vida Juancho Rois. El, apoyado en muletas fue recibido con emoción por la multitud que abrazaba la plaza, y sin pensarlo dos veces tomó la caja y acompañó a Diomedes e Iván en la guerra de versos improvisados que fue la puntilla final para el perdón total al Cacique.

En medio de los aplausos y los coros improvisados del público, Sony Music aprovechó para hacer entrega del quíntuple Disco de Platino a Diomedes e Iván, quienes esta noche se presentan en Barranquilla en espectáculo organizado por Carnaval S.A, donde alternarán con Moisés Angulo y Willie Calderón.

Luego de más de horas de cantos y versos llegó la hora de la despedida del ídolo de la canción vallenata, todo el mundo lucía su mejor sonrisa, habían visto a su estrella y eso era grande para ellos, el asombro de los periodistas del interior que fueron invitados era palpable y un solo rumor quedó en la plaza, Valledupar perdonó a Diomedes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.