DIAGNÓSTICOS SATELITALES AL ALCANCE DE TODA AMÉRICA

DIAGNÓSTICOS SATELITALES AL ALCANCE DE TODA AMÉRICA

Los avances en los sistemas computarizados van más allá de las fronteras y ya hoy en día es posible que un paciente sea atendido en un país, mientras en otro un especialista alternativamente puede conocer el caso y dar su concepto sobre el caso.

07 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Este sistema ya está funcionando en Estados Unidos con cubrimiento en toda América y es considerada en estos momentos como una de las alternativas más futuristas de la medicina.

En Haití se dio el primer paso, fuera de Estados Unidos, los resultados fueron exitosos: Jeanine Jean-Baptiste, una mujer haitiana, llegó al centro de telemedicina estadounidense con un deseo sencillo: vivir para cumplir los 49 años.

El centro, que está equipado con sofisticados equipos de televisión y comunicación, le permitió ver su sueño hecho realidad.

Aunque su enfermedad no era fatal, el médico Rick Randolph la envió al centro para investigar las causas de los misteriosos ataques de epilepsia que la habían dejado ciega de un ojo, y que le causaban fuertes dolores de cabeza y miedo.

Randolph estableció un vínculo televisivo de doble vía y alta resolución construido con tecnología espacial norteamericana desarrollada por especialistas militares para tratar a soldados en lugares remotos.

La tecnología también es usada en la América rural y en países subdesarrollados como Haití.

Si la telemedicina tuviera un sistema de satélites, no habrá lugar en la tierra al que no llegaremos , dijo uno de los médicos del centro.

En los últimos años ha mejorado el potencial de la telemedicina, el uso de comunicaciones de doble vía.

Las nuevas técnicas permiten la transmisión de imágenes de alta calidad digital procedentes de microscópicas diapositivas y escáneres del cuerpo.

En el centro de telemedicina de Puerto Príncipe los médicos examinan al paciente y en Washington se realiza un examen neurológico del enfermo.

La cámara de televisión examina el ojo y en Washington los médicos pueden ver y analizar las imágenes.

Sin duda este es uno de los avances más extraordinarios que el hombre ha puesto nuevamente al servicio de la ciencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.