Pruebas Saber, campanazo de alerta en el Magdalena

Pruebas Saber, campanazo de alerta en el Magdalena

El 30 de mayo de 2007, Gabriel García Márquez regresó en tren a Aracataca, su tierra natal, después de 25 años de ausencia. Ese día, llegó al colegio que lleva su nombre, y almorzó sierra en salsa a la marinera, arroz con coco y mote de guineo verde, remató con dulce de corozo en hojas de limón.

27 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

El momento está inmortalizado en una fotografía pegada en la pared de la secretaría del Colegio Gabriel García Márquez, institución que se enorgullece de llamarse como el Nobel de Literatura, pero que paradójicamente se encuentra entre las más deficientes del Magdalena, según los recientes resultados de las pruebas Saber 11, conocidas antes como examen del Icfes. Estar ubicado en el último lugar del ranking Departamental y entre los 20 últimos del país, ha sido un duro golpe para la imagen de este colegio, que comenzó a funcionar en 1960 y desde hace siete años adoptó el nombre del personaje más ilustre de Aracataca (antes se llamaba Colegio Mixto Nacionalizado de Bachillerato). "Es cierto que ocupamos el último puesto a nivel departamental pero nos hace mucho daño que se generalice", dice el rector José Ramón Pedriquez y explica que estos resultados obedecen a las pruebas presentadas por los alumnos de la jornada nocturna, en su mayoría amas de casa y campesinos que tienen años sin estudiar, cuyo sistema educativo es por ciclos, es decir, que hacen dos cursos en un año.

En la jornada diurna, por el contrario, están por encima de muchos colegios del Departamento, incluso de Santa Marta. "Nosotros siempre hemos tenido un liderazgo en resultados Icfes a nivel local, en Aracataca hay cinco colegios de bachillerato y nosotros estamos por encima de ellos", asegura Pedriquez. Sin embargo, no se puede desconocer que estos resultados son un indicador de la calidad de la educación en los colegios del Magdalena, que después del Chocó es el Departamento con los promedios más bajos en las ocho áreas evaluadas en el país.

Aunque el Gabriel García Márquez cuenta con 54 docentes, en su mayoría profesionales y especialistas, que según Pedriquez son su principal fortaleza, carece de las herramientas para impartir una educación de calidad. Los laboratorios de física y química son obsoletos, el aula de informática solo cuenta con 30 computadores, una cantidad insuficiente teniendo en cuenta que el colegio tiene 1.597 estudiantes en las dos jornadas, y la dotación de la biblioteca solo llegó hace unos meses. "Los maestros estamos trabajando con las uñas, con la palabra y el tablero. Es una educación tradicional que no tiene grandes avances", se queja Rafael Bolívar, profesor de Filosofía y Economía. En la jornada nocturna, que es la que registra los resultados más bajos, no hay docentes de planta sino por horas extras y tampoco tiene coordinador académico. "Los profesores a veces no dan clases porque no les pagan oportunamente", advierte Bolívar. Por su parte, Ulises Niño, coordinador académico de la diurna, dice que otro factor que incide en la mala calidad de la educación es la desigualdad entre los colegios oficiales y privados debido a la falta de apoyo del Gobierno.

Problema que ha sido recurrente La directora de calidad de la Secretaría de Educación Departamental, Nelly Barros Cerchar, afirma que el Magdalena históricamente ha obtenido malos resultados en las pruebas Icfes, únicamente en 2005 pudo superar la media nacional en el área de ciencias naturales. Esto obedece, según ella, a factores como la distribución inequitativa de la planta docente y el déficit de profesores de matemáticas, física e inglés, materias que son asignadas a docentes de otras áreas en detrimento de los procesos de aprendizaje. "Algunos de estos muchachos se enfrentaron a estas pruebas sin haber visto clases de estas materias", señala Barros Cerchar.

También, admite, que ha faltado acompañamiento y seguimiento permanente a los colegios por parte de la Secretaría de Educación y "mientras no acompañemos al docente en el aula no va a cambiar nada"

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.