PENTECOSTÉS

Cincuenta días después de la Pascua se hallaban reunidos en el Cenáculo los apóstoles, junto con un puñado de discípulos. Allí estaba con ellos la Madre de Jesús.

03 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Esperaban orando la promesa del Padre, el don del Espíritu, la fuerza de lo alto , que los haría testigos de Cristo en todo el mundo. De pronto, se sintió un viento huracanado y como lenguas de fuego se posaron sobre cada uno y quedaron llenos del Espíritu Santo . Comenzaron a proclamar las maravillas de Dios , de tal manera, que todos entendían, a pesar de que habían acudido personas que hablaban diferentes idiomas.

Este suceso se llama Pentecostés y marca el punto de partida de la Iglesia que, bajo el impulso del Espíritu, inicia su misión. Efectivamente, Pedro, el mismo que había negado al Señor, ese mismo día, se levanta, les recuerda a los presentes las profecías, afirma su cumplimiento, anuncia a Cristo resucitado, invita a la conversión para el perdón de los pecados y bautiza a los que quieren pertenecer a la recién nacida comunidad.

En este final de siglo, cuando la Iglesia entera hace la vigilia del año 2000, pisando el umbral de la esperanza , este cuadro de Pentecostés muestra el perfil de la Iglesia del Tercer Milenio, de la Iglesia de siempre, de la Iglesia de Jesucristo. Quiero advertir antes de describir las líneas claves de esta Iglesia que hemos venido y queremos seguir construyendo, que se trata del acontecer de la Iglesia, de su dimensión operativa, de la Iglesia en acción. Todo esto supone su ser , objeto de nuestra fe, base y principio de su Misión . Por eso, se habla generalmente de modelo de Iglesia , o sea, de la Iglesia que se da a conocer actuando. Es aquello que afirma el evangelio: por sus frutos los conocerán .

Concretemos el perfil de este modelo de Iglesia que podemos llamar la Iglesia del Canáculo , porque en ese lugar esperaron la promesa del Espíritu y recibieron su cumplimiento. O sencillamente, la Iglesia de Pentecostés , haciendo relación al hecho mismo de la donación del Espíritu Santo. A continuación, enumero sus características: -Una Iglesia viva por el poder del Espíritu que la hace santa, le enseña y le recuerda todo lo que Jesús dijo, la conduce por los caminos del amor y la unidad, la impulsa con sus carismas y ministerios a un nuevo anuncio de Jesús, el ungido, -Una Iglesia de convertidos y testigos que, mediante el bautismo, forman la comunidad cristiana, -Una Iglesia servidora de la persona humana, a favor de su promoción integral, especialmente de los más pobres, -Una Iglesia que dialoga con la cultura actual y le ofrece la verdad del Evangelio, -Una Iglesia que persevera unida mediante la enseñanza de los apóstoles y sus sucesores (el Papa y los Obispos), -Una Iglesia que también se hace comunidad en la oración y alabanza al Padre, particularmente en la Eucaristía, -Una Iglesia que tiene a María como tipo , modelo e intercesora.

Nuestro reto es visualizar ese modelo de Iglesia en comunidades concretas. Esto lo lograremos haciendo que nuestra familia costeña sea verdadera Iglesia doméstica , que nuestras parroquias sean comunidad de comunidades y movimientos y que nuestras diócesis sean ámbitos de comunión y participación en donde se canalice todo en función del nuevo anuncio de Jesucristo, de la promoción humana integral y de la transformación de la cultura costeña.

Que el Espíritu divino se derrame en abundancia, en el Pentecostés de este año, sobre la Iglesia, presente en la Costa Caribe colombiana y que con su unción impulse a pastores y fieles a comprometerse en la construcción de este modelo de Iglesia .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.