Alerta por más deslizamientos en paso por el alto de La Línea

Alerta por más deslizamientos en paso por el alto de La Línea

Un nuevo derrumbe bloqueó ayer por unas horas el paso en el alto de La Línea.La emergencia ocurrió a las 6:45 de la mañana en el sector de Cansaperros, en el kilómetro 24, en jurisdicción de Quindío. (VER CUADRO: CIFRAS DE LA TRAGEDIA DEL PRIMERO DE SEPTIEMBRE AL 24 DE NOVIEMBRE)

25 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Al mediodía el paso fue reabierto, con paso restringido a un carril. El patrullero de la Policía Yhonny Alexánder Ocampo, quien se encontraba en la zona, explicó que el paso está siendo controlado, ante la posibilidad de nuevos derrumbes.

Según el informe de las autoridades, el alud de ayer afectó dos tractomulas que se encontraban estacionadas. Los operarios de Invías manifestaron que la maquinaria trabajaba en la zona despejando la tierra, cuando cayó el otro derrumbe y la tapó. El operario que trabajaba en la remoción de tierra fue rescatado sin que sufriera heridas.

Este deslizamiento ocurrió en el mismo sector donde el 17 de noviembre un alud empujó un bus afiliado a la empresa Velotax hacia un abismo. En este accidente desapareció la señora Cecilia Gómez y otras personas fueron rescatadas con vida.

Además, en La Línea todavía persiste el paso restringido en el sitio Los Chorros, entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío), por pérdida de la bancada.

Piden control de las CAR Precisamente, el ministro de Transporte, Germán Cardona, reconoció ayer desde el sector de Sabinas, uno de los puntos más críticos de la carretera Manizales- Bogotá, que a la vez es la vía alterna a La Línea, que esta carretera tiene serias dificultades por el estado de las laderas. Atribuyó esto al sobrepastoreo (uso intensivo del terreno para ganado).

El Ministro, quien recalcó que estos problemas no se presentaban hace 10 años en esta vía, llamó llamó la atención de las corporaciones autónomas regionales (CAR), que según él, no han controlado debidamente a los usuarios de los terrenos aledaños a las vías. "No siempre lo que fallan son las vías", agregó.

Cardona reclamó una acción fuerte de las CAR contra las personas que están utilizando mal las laderas. Finalmente, anunció que para la carretera Bogotá- Manizales hay apropiados 300.000 millones de pesos, de los cuales 14.000 millones se están invirtiendo ya en obras de mitigación.

Santanderes, los otros con líos Bucaramanga. En Santander, las lluvias tienen inundadas más de 23.000 hectáreas, vías bloqueadas y otras con paso restringido. El alcalde de Sabana de Torres, Uriel Velandia, dice que allí el panorama es crítico porque los cultivos están acabados, hay 1.200 familias afectadas y las vías están deterioradas. Constantino Tamí, secretario del Interior de Santander, precisó que para evitar las inundaciones en esa región se requieren cerca de 50.000 millones de pesos. El Gobierno, a través de Colombia Humanitaria, aprobó dos proyectos por 12.000 millones de pesos. Por otro lado, la vía Bucaramanga- Barrancabermeja tiene hundimientos en el kilómetro 39, donde ayer los pasajeros tuvieron que hacer transbordos.

Por ahora, las tractomulas deberán desviarse por la vía a la Costa Caribe para llegar a San Alberto (Cesar) y empalmar con La Lizama. Y por deslizamientos, la carretera a Cúcuta presenta paso a un carril en varios puntos. En las vías a Matanza, Málaga y Zapatoca hay pasos restringidos por caída de rocas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.