Superhéroes del islam se acercan a Occidente

Superhéroes del islam se acercan a Occidente

"¿Dónde está el doctor Mutawa?", preguntó Barack Obama. El doctor Naif Al- Mutawa tímidamente levantó la mano y el auditorio estalló en aplausos.

20 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Entonces, el Presidente estadounidense siguió: "estas historietas han capturado la imaginación de mucha gente joven con superhéroes que encarnan las enseñanzas de la tolerancia del islam". Los aplausos continuaron y el doctor Mutawa, con una sonrisa, solo atinó a levantar su brazo y estirar su pulgar aprobando lo que decía el mandatario. Algo había visto Obama en este proyecto para señalarlo por encima de muchos otros, a pesar de ser un tema que en aquellas tierras debía cogerse con pinzas. Mutawa, kuwaití de 40 años, formado como psicólogo clínico en la Universidad de Long Island (EE. UU.), había creado en el 2006, a manera de cómic, el primer grupo de superhéroes nacidos del arquetipo islámico que bautizó Los 99. Se inventó una historia secular inspirada en el mundo musulmán y el nombre derivaba de las 99 virtudes que promueve el islam y se le atribuyen a Alá: generosidad, fuerza, sabiduría, compasión...

Fue tal el éxito de su historia que se vendieron licencias para la versión impresa de Los 99 en India, Indonesia, Turquía y Francia. Hoy se publica en 12 países árabes del Medio Oriente y también hay una versión para móviles en China. Asimismo, ya están disponibles como aplicación en iTunes, y en Estados Unidos los superhéroes aparecieron en DC Comics, junto a Superman, Batman y el resto de los superhéroes de la Liga de la Justicia Americana. El ataque a las Torres Gemelas aún estaba fresco y el doctor Mutawa ya estaba pensando cómo llevar a cabo esta idea casi absurda. Sin embargo, tuvieron que pasar tres años más y surgir muchas voces de rechazo antes de conseguir apoyo y ver el primer ejemplar de Los 99 impreso. "Cuando secuestraron los aviones y se cometió un crimen en nombre de mi religión, me pusieron una mancha que solo Dios puede borrar. Pero no solo secuestraron los aviones, secuestraron lo que el islam significa", asegura.

Un largo camino .

El proyecto arrancó con 7 millones de dólares de 54 inversionistas de diversas partes del mundo y se lanzó justo en el mes del Ramadán. Pero cuando todo era un éxito, apareció el primer tropiezo: Arabia Saudí censuró la publicación. El Ministro de Información encontró en la historieta un lenguaje subversivo y decidió prohibirla.

Hoy, cinco años después, las cosas son distintas. El Gobierno de ese país decidió levantar el veto y la adaptación para televisión de la serie de superhéroes está próxima a salir y estará disponible en más de 12 idiomas. Aunque no en todos los países se corrió con la misma suerte. Llegar a la tierra del cómic, EE. UU., no fue nada fácil. Justamente, esta nueva cara del islam para Occidente le permitió al proyecto estar en lugares donde jamás se pensó siquiera poner un dedo. El logro de que DC Cómics uniera a Superman y sus amigos con los superhéroes de Los 99 era como entrar al paraíso. Hasta aquí, el gran sueño de cambiar la cara del islam en el mundo occidental funcionaba como un reloj: el doctor Mutawa puso a circular las imágenes de la tira cómica en toda clase de productos, logró que se creara un parque temático en Kuwait e hizo que la serie animada de Los 99 fuera producida por Endemol (la misma casa creadora del Gran hermano). .

TV: la resistencia .

La serie, en sí misma, se convirtió en un asunto mayor: guiones escritos en Hollywood que han sido transmitidos en India y Gran Bretaña. De hecho, en el último año, el canal Hub, que reemplazó a Discovery Kids, anunciaba el lanzamiento en Estados Unidos de la serie con una audiencia potencial de 60 millones de hogares. Todo estaba funcionando a la perfección hasta que la periodista Andrea Peyser escribió para el New York Post un artículo en el que se preguntaba: "¿Cómo puede una nación secular aprobar un programa infantil con la finalidad de promover una religión?".

El sueño de penetrar en la audiencia estadounidense automáticamente se aplazó.

Y no era para menos. La periodista iniciaba su artículo diciendo: "Esconde tu cara y protege a los niños. Pronto llegarán a la televisión, al cuarto de tus hijos, los superhéroes musulmanes. Incluyendo uno que lucha contra el crimen escondiéndose de pies a cabeza tras una burka". El efecto fue inmediato y la serie se postergó, al menos, hasta enero del 2012. Sin embargo, el kuwaití creador de Los 99 no se quedó callado: "Si yo tuviera un superpoder, sería la habilidad de exponer a los intolerantes". A la fecha, el proyecto para televisión en Estados Unidos sigue en espera.

Pero durante el pasado Festival de Cine de Nueva York se presentó Wham! Bam! Islam!, de Isaac Solotaroff, que muestra el tremendo logro del doctor Mutawa para ver a los superhéroes islámicos en manos de los aficionados a las tiras cómicas.

Quién es el creador.

Naif al-mutawa.

Este kuwaití fue incluido en la lista de los 500 musulmanes más influyentes del mundo por el Centro Real de Estudios Estratégicos Islámicos, y la revista 'Forbes' calificó el proyecto 'Los 99' como uno de los 20 más importantes del mundo. Tiene gran experiencia clínica trabajando con ex prisioneros de la Guerra del Golfo Pérsico y conoce los vejámenes de las torturas por creencias religiosas y políticas, lo que lo llevó a escribir el cuento para niños 'Rebotar o no rebotar', que ganó un premio de la Unesco.

Jabbar .

El poderoso: Era un adolescente de Arabia Saudí. Su historia comenzó cuando al pisar una mina, la explosión destrozó un tesoro escondido y fragmentos de piedra se incrustaron en su piel, lo que provocó su sorpren- dente transformación. El joven comenzó a crecer de forma descontrolada y se convirtió en un gigante de más de 2 metros y 200 kilogramos de peso.

Fue el primero de los superhéroes y los límites de sus poderes aún no se han explorado del todo.

Quiénes hacen parte de 'Los 99' .

Los superhéroes de esta historia animada suman 99 personajes que representan las enseñanzas del Alá, pregonadas por el islam. Todas son virtudes que buscan romper los prejuicios.

.

Batina La invisible: La fuerza de su 'burka' hace que Occidente tenga la mirada fija en ella. Su poder es la invisibilidad. "Tenemos uno de los personajes, Batina, cuyo atributo es 'la invisible', y estará cubierta de arriba abajo. Hay más de 30 personajes femeninos que sí muestran su pelo, por lo que algunos quieren hacerle creer a la gente que solo hay una forma de interpretar la ley y no es así", dice Mutawa.

Rughal El antagonista. Su nombre pasó de generación en generación y con cada una, su ambición de poder creció. Las joyas, el comercio, la tecnología y el control de los intereses políticos de todo el mundo son sus obsesiones. Fue miembro original de los Huras Al-Hikma y sobrevivió a un experimento absorbiendo el poder de las piedras Noor.

Doctor Ramzi Razem Psicólogo, historiador, miembro de la Unesco y conferencista en muchos campos del conocimiento, desde civilizaciones antiguas hasta medicina alternativa. Es el líder y descendiente de los Huras Al-Hikma ('Los guardianes de la sabiduría'). Su misión es encontrar la totalidad de los 99 superhéroes y unirlos para cambiar el curso de la civilización.

Widad El Amor: Se unió a Los 99 después de haber trabajado como socorrista en las Filipinas. Al igual que muchos de ellos, su piedra preciosa es una herencia transmitida de generación en generación, y, en su caso, le permite hacer que la gente se sienta feliz y por lo tanto susceptible a sus argumentos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.