El 'superministro' con la misión de vencer a la pobreza

El 'superministro' con la misión de vencer a la pobreza

20 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Álvaro Lesmes Redacción Justicia Para aceptar el viceministerio de Hacienda, Bruce Mac Master tuvo que renunciar a 15 fundaciones entre las que están Batuta, Fulbriht y Pies Descalzos. Hoy, tras pasar 14 meses alejado del sector que, dice, "con lástima había tenido que dejar", este economista cartagenero vuelve a su fuerte: lo social.

Es la apuesta del presidente Juan Manuel Santos para cumplir una de sus principales promesas de campaña: lograr que Colombia erradique la pobreza extrema y traer la prosperidad a los sectores vulnerables del país. Mac Master está a cargo del recién creado Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, un 'superministerio' con 11.000 funcionarios y un presupuesto de 7 billones de pesos, el segundo más grande del país, solo superado por el del Ministerio de Defensa.

¿Por qué se crea el Departamento Administrativo? Colombia siempre ha tenido una gran cantidad de programas sociales que, históricamente, han sido programas de un presidente o de algún ministro. Estos se han venido convirtiendo en derechos sociales, siendo la Ley de Víctimas el caso más representativo. Así, en un país que comienza a generar desarrollo pero también a registrar un incremento en la desigualdad, la responsabilidad es jalar a los pobres y eso se hace solo con una política de Estado.

¿Los gobiernos anteriores tenían políticas erradas? El Estado colombiano ha venido modificándose y desarrollándose. En realidad lo que hay aquí es una necesidad de reconocer que hay una serie de elementos que pueden ser mejor administrados para generar más beneficios a los colombianos.

¿Qué tarea se impone? Saber qué es lo que están recibiendo cada uno de los colombianos que reciben cosas. Alguien puede ser beneficiario por ser madre cabeza de familia, pero también ser desplazado y por tanto víctima de la violencia, y al mismo tiempo puede estar por debajo de la línea de pobreza. Es necesario que el Estado sepa qué le está otorgando a cada uno y que lo haga de manera ordenada. Ese es un tema administrativo, político y de estrategia. Es un tema de Estado. Este es el ministerio de los pobres y de las víctimas. ¿Cómo se va a blindar de los caciques electorales? El hecho de que se haya constituido una institucionalidad para darle continuidad a estos programas nos permite asegurar que no van a depender de quién es o no es el próximo mandatario. Eso lo que hace es blindarlos de la contienda electoral. ¿Era necesario cambiar una marca posicionada como era Acción Social para dar paso a otra marca personal? No es un tema de cambio de nombre, es un tema de cambio de estructura. El Presidente decidió darle la jerarquía y darle el nivel de Ministerio a la política social. Imagínese si lo amerita o no, una sociedad como la nuestra que tiene semejantes retos.

En la zona rural la gente tiene Sisbén, pero no tiene cómo ir al médico. ¿Cómo facilitar el acceso a los servicios? Tenemos presencia en 32 departamentos y en tres unidades especiales que básicamente se dedican a facilitar el acceso de los servicios a la gente, pero no le voy a negar que en Colombia existe una complejidad. Eso hace parte de la realidad contra la cual estamos luchando.

Con 7 billones de presupuesto, ¿no corren peligro de burocratizarse? No se están creando más cargos que los que las entidades que hacen parte de la consolidación ya tenían individualmente. Cuando se habla de 11.000 personas se habla de quienes ya estaban trabajando con la antigua Acción Social y con el Icbf. Lo mismo pasa con el presupuesto, es el que tenía individualmente cada uno de los programas.

¿Es posible acabar con la pobreza extrema? El Presidente nos pidió luchar contra la pobreza extrema. Es quizás el problema más grande que tiene nuestro país, porque, además, es la génesis de otros problemas. Estamos empeñados en luchar contra ella, pero requerimos de una gran protección de nuestros funcionarios; conciencia del sector privado, como generadores de empleo, y del soporte del resto de instituciones, incluyendo el Congreso, para darle un presupuesto adecuado. ¿Este departamento va a ser el legado del presidente Santos? Literalmente. El Presidente, el día que me ofreció este cargo, me dijo: trabaje conmigo para que podamos dejar el legado del gobierno Santos: disminuir la pobreza y buscar la prosperidad de todos los colombianos.

alvles@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.