De princesita a 'femme fatale'

De princesita a 'femme fatale'

"Una mujer fatal es fuerte, con mucha confianza, y va tras lo que quiere", dice Britney Spears, la cantante que alguna vez defendió su virginidad ante los medios con tono de juiciosa señorita sureña y que luego fue noticia por perderla estrepitosamente.

20 de noviembre 2011 , 12:00 a. m.

Según Jeff Raymond, uno de sus publicistas, ella no acepta entrevistas telefónicas, sino por escrito. Por eso, las respuestas de quien asegura ser ella no tienen la chispa de la viva voz, sino un gusto prefabricado.

Desde Baby One More Time (1999), cuando la colegiala con trenzas vendió 26 millones de discos, hasta sus escándalos, que van de las fotos paparazi de sus partes íntimas a sus tratamientos de desintoxicación, Britney ha sido la metáfora del fin de la inocencia. Hoy, con la bendición de la industria y perseguida por cámaras ávidas de sus 'gorditos', trata de volver al ruedo. Su cruzada por 'reencaucharse' la traerá esta semana a Colombia, por primera vez. La rubia dará un concierto en Bogotá el sábado, en el parque Simón Bolívar. Aunque la venta de boletas ha estado lenta -a diferencia de lo ocurrido en otros países-, los empresarios prometen que dará un gran espectáculo. La ex integrante del Club de Mickey Mouse -al que perteneció cuando era niña, en los 80- promociona en esta gira mundial Femme Fatale, su séptimo álbum en estudio, después de Circus (2008). Sus fanáticos, esencialmente adolescentes de 1999, que hoy están entre los 24 y los 30 años, suelen salir en su defensa, pidiendo que los medios no la persigan más. En respuesta, Britney quiere llegar a esos seguidores a través de este disco, del que dice: "Sentí que el título era inspirador". "Disfruto mantenerme conectada con mis fans en Internet -comenta-. Siento una conexión real con ellos porque la mayoría creció conmigo y muchas ahora son 'mamis', como yo. Todos compartimos los sube y baja de crecer". Britney creció ante las cámaras. Sus matrimonios y divorcios han sido noticia mundial, igual que cuando se rapó la cabeza y protagonizó escándalos (ver recuadro). "No me importa. (Los medios) Son claves cuando tengo algo de qué hablarles a mis fanáticos, pero puedo vivir sin la atención de los medios cuando trato de disfrutar mi tiempo personal con mi familia", asegura. .

Inspiró a otras estrellas .

Hace poco, en una entrega de premios, Lady Gaga, de 25 años, dijo que Britney, de 29 -a quien se le atribuye haber revivido la figura de la estrella pop adolescente-, fue su ídolo y una gran inspiración. "Amo ver a todos esos artistas que han aparecido en estos años... Hay un montón de grandes músicos ahí afuera, haciendo cosas geniales. Eso me empuja y le pone retos a mi propia música", responde ella. Sobre la excéntrica Lady Gaga, que le ha arrebatado la atención mediática, Britney opina: "La respeto, no solo como intérprete, sino como persona. ¡Es una adoración!" Y acerca de los videos de Baby One More Time y Ooops! I Did it Again -de la que 'Weird' al Yankovic hizo la parodia Ooops! I'm Pregnant Again-, su comentario es que le ponen "una sonrisa en la cara" y le recuerdan "lo maravilloso de ese momento en mi vida". Este 26 de noviembre se verá si los adolescentes colombianos de finales de los 90 siguen siendo fieles a la 'Princesita del pop'.

Así es la gira.

Más de 30.000 personas llenaron el Izod Center de Nueva Jersey, en agosto, para ver a la 'Princesita del pop'. Cuando finalizó la cuenta regresiva proyectada en las pantallas, las luces se apagaron y saltaron llamaradas. Un ruido de puertas y cadenas dio paso a un video con la cara de Britney. El escenario se llenó de humo y 'Bri-Bri' cantó 'Hold it against me'. Salió con 'shorts' y una sexy chaqueta abierta. El 'show', compuesto por 20 canciones, usa varias escenografías. Por ejemplo, en 'Baby One More Time' la cantante sale en una moto.

El 'show' cuesta un millón de dólares.

Según Ocesa, la firma mexicana de conciertos que lo organiza, el costo de este espectáculo alcanza el millón de dólares. Se espera que a Britney la acompañen juegos pirotécnicos, cámaras y pantallas de alta resolución y cientos de luces LED, así como bailarines y músicos.

Sus escándalos más sonados .

El video de 'Baby One More Time' causó conmoción, pues Britney tenía apenas 17 años y el contenido era indiscutiblemente erótico, pese a su imagen de colegial.

Durante su presentación en los Premios MTV del 2000, Britney rompió la trusa que vestía y, accidentalmente o a propósito, resultó una imagen muy reveladora.

Su rompimiento con el cantante Justin Timberlake, tras un noviazgo de tres años. Ambos 'se sacaron el clavo' con videos en los que se recriminaban de manera indirecta.

El beso con Madonna. En el 2003, las dos divas del pop se dieron un apasionado beso en los labios (foto arriba), en medio de los premios MTV.

En el 2005, un paparazi fotografió a Britney conduciendo su automóvil con una sola mano y sosteniendo a su bebé con la otra.

En el 2004, la cantante se casó con Jason Alexander, un amigo de la infancia, en una pequeña iglesia de Las Vegas. Dos días después, se separaron.

En el 2007 circuló un video casero en el que al parecer tenía sexo con un hombre distinto a su esposo, Kevin Federline. Nunca se confirmó.

En una noche de juerga con Paris Hilton, Britney fue fotografiada sin ropa interior, descendiendo de un carro.

En febrero de ese mismo año, tuvo un impulso repentino: raparse la cabeza (foto arriba). Poco después, atacó a unos fotógrafos con una sombrilla y luego argumentó que se trataba de la preparación para una película, algo que nadie creyó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.