Secciones
Síguenos en:
RECORTAN GASTOS POR $ 220.500 MILLONES

RECORTAN GASTOS POR $ 220.500 MILLONES

Colombia se impuso una meta singular, extraordinaria en su historia contemporánea: recortar los gastos de funcionamiento del Estado en 220.500 millones de pesos durante cuatro años. Para iniciar, los pagos se reducirán en 58.000 millones de pesos en el curso de los cuatro meses que restan del presente año. El proyecto de presupuesto para 1991, hecho por el Gobierno pasado, también será aminorado en erogaciones.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Se congelarán todas las nóminas de la administración central y de los establecimientos e institutos descentralizados del orden nacional. Se eliminará todo gasto que no sea absolutamente indispensable para la operación básica de la administración.

Al anunciar ayer en el Congreso la aplicación de esta disciplina militar en el manejo de los recursos oficiales, el ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, denunció grandes y graves desgreños en diversas entidades del Estado y lanzó una prioridad: eficiencia en el gasto.

Practicar esta política conducirá al Gobierno a presentar un proyecto de ley al Congreso para que le permita intervenir las empresas y establecimientos públicos ineficientes y/o mal manejados y castigar, con sanciones ejemplares, a sus responsables.

De paso, el ministro denunció que hay empresas que roban energía. Reveló que el Gobierno estudia soluciones de fondo para las electrificadoras deficitarias y que, a partir de nuevas reprogramaciones de deudas contraídas por ellas con el Gobierno central, se harán responsables de un manejo transparente hacia el futuro. En su defecto, procederán las sanciones.

El propósito de fondo consiste en que halla buen uso de los dineros de los contribuyentes, en que se practique una economía sana por medio de la cual se puedan lograr altas cifras de crecimiento y mayores ingresos fiscales para darle mayor contenido social a la inversión pública, sin despilfarros.

No hay ninguna política económica de mayor corte social que la reducción de la inflación , dijo el ministro. De ahí que los recortes actuales y los planes para 1991 busquen que la carestía no suba más de 20 por ciento durante el próximo año.

La limitación de los giros en 1990 hará que el déficit fiscal se reduzca del 2.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a 1.9 por ciento. Es una de las primeras metas de la administración que dirige el presidente César Gaviria Trujillo.

Hay comisiones especializadas del Ministerio de Hacienda y de Planeación Nacional identificando, entidad por entidad, departamento por departamento, establecimiento por establecimiento, para precisar en dónde se aplicarán los recortes.

Es previsible que el primer renglón afectado sea el de la inversión. Por eso Hommes y el equipo económico buscarán compensar este fenómeno en el curso del resto del Gobierno, cargándole la mano del recorte a los gastos de funcionamiento.

Muchos dirán que somos gentes sin corazón, pero no es así. La inflación golpea más severamente a los estratos de bajos y medios ingresos. La austeridad es impopular, pero tenemos que asumir nuestra responsabilidad , observó el ministro.

Hommes intervino en una dilatada sesión de las comisiones cuartas del Senado y Cámara (más de cuatro horas) para dar explicaciones sobre el tipo de manejo que la nueva gestión imprimirá al presupuesto y sobre las características centrales de su política económica.

Era su estreno en el Congreso. Habló en términos cordiales, pero firme. Escuchó múltiples quejas, reclamos y solicitudes, hasta de minucias sobre los auxilios parlamentarios, aunque el tema sustantivo aludía al papel fundamental del presupuesto nacional en la economía global.

Hommes insistió en que el recorte del gasto de funcionamiento es un cambio de fondo , que seguramente enfrentará muchas resistencias, en particular, cuando de reducir las nóminas se trate, pero está en nuestras posibilidades lograrlo .

Es compatible, en su criterio, aminorar el gasto público y conquietar altas tasas de crecimiento económico. Lamentó el ministro que en Colombia se pague el 40 o 50 por ciento de los impuestos que en otros países de similar desarrollo se cancela, pero aclaró que el Gobierno no está pensando, por ahora, en mayores o nuevos tributos.

Al lado de la política anti-inflacionaria, la gestión de Gaviria pretende garantizar la salud y la educación de la gente más pobre . A la vez, que quiere darle solución de vivienda a estos mismos estratos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.